Seis personas han sido detenidas en Melilla en un operación de la Guardia Civil contra el terrorismo yihadista, informaron a Efe fuentes de la investigación.

La operación se inició esta madrugada y la Guardia Civil está practicando registros en viviendas de varios puntos de la ciudad autónoma, concretamente en barrios periféricos de mayoría musulmana. La red está acusada de captar yihadistas para enviarlos a Siria. 

La actuación policial, que continua abierta, está siendo desarrollada por agentes de los GRS (Grupos de Reserva y Seguridad) de la Guardia Civil, según las citadas fuentes.

Entre los detenidos se encontraría el primer yihadista español retornado del conflicto de Mali tras pasar por los campamentos de entrenamiento que tiene allí el Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO). Según ha informado Interior en un comunicado, la red desmantelada captaba y enviaba yihadistas a organizaciones terroristas en Mali y Libia.

La operación, que comenzó a las 4.00 horas de este viernes, ha incluido un total de ocho registros y sigue abierta. La operación, a cargo de agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía y del Servicio de Información de la Guardia Civil, está dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 4 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Según ha informado el Ministerio del Interior, entre los 26 yihadistas que la red había enviado -partiendo de Marruecos y de España- a zonas de conflicto se encontrarían dos individuos de nacionalidad española: Zakaria Said Mohamed y Benaissa Laghmouchi Baghdadi, uno de los detenidos.

Los investigadores han verificado que los yihadistas enviados se habrían unido a las facciones de Al Qaeda en la zona del Sahel, concretamente en la organización terrorista Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO), en la que estos “combatientes”, o bien se habrían integrado plenamente como dirigentes y activos partícipes en atentados y ejecuciones públicas, o habrían fallecido en el transcurso de operaciones terroristas.

Sería el caso del yihadista español Zakaria Said Mohamed. Este ex militar profesional se encontraría actualmente en Mali, donde estaría realizando labores de adiestramiento operativo, en concreto sobre explosivos y manejo de armas, además de ser especialista en la colocación de artefactos explosivos. Con el fin de proceder a su detención, se están efectuando las gestiones oportunas para su localización.

El otro español, Benaissa Laghmouchi Baghdadi, regresó a nuestro país tras ser formado en un campo de entrenamiento del grupo terrorista MUJAO en el desierto del norte de Mali. Es el primer yihadista español retornado de dicha zona en conflicto, y su misión era la de captar nuevos combatientes.

La red desmantelada  había establecido una importante vía de apoyo en Melilla y Nador (Marruecos), donde un grupo de personas realizaba tareas de captación, adoctrinamiento, financiación, además de facilitar los medios necesarios para el traslado de los yihadistas a los destinos concertados. Este grupo de apoyo fue parcialmente desarticulado en Marruecos a finales del 2012, con la detención de veintinueve de sus miembros.

El pasado mes de marzo las policías española y marroquí asestaron un duro golpe a la célula yihadista más activa de España, encargada de reclutar voluntarios para la "guerra santa" e integrarse en grupos terroristas de la órbita de Al Qaeda, especialmente radicados en países en conflicto como Mali y Siria.

En aquella operación fueron detenidas siete personas, tres de ellas en Melilla, el cabecilla de la red entre ellas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba