POLÉMICA CONDECORACIÓN

Interior enreda en la Audiencia Nacional para salvar la medalla policial a la Virgen

La representante legal del Ministerio consigue que tres magistrados retrasen una vez más su fallo sobre la legalidad o no de la condecoración a Nuestra Señora Santísima María del Amor. El caso lleva ya seis meses en los tribunales. 

Jorge Fernández Díaz, el jueves en el Congreso durante la defensa de su polémica Ley de Seguridad Ciudadana.
Jorge Fernández Díaz, el jueves en el Congreso durante la defensa de su polémica Ley de Seguridad Ciudadana. EFE

El fallo judicial sobre la legalidad o no de la medalla al mérito policial a Nuestra Señora Santísima María del Amor tendrá que esperar. Una maniobra de la representante legal del Ministerio del Interior ha conseguido que la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional haya decidido retrasar una vez más su decisión final sobre la polémica condecoración. Los tres magistrados del tribunal habían resuelto el pasado 15 de septiembre que la causa ya estaba "conclusa" y que, por tanto, ya sólo quedaba fijar fecha para reunirse y tomar el fallo. Sin embargo, el pasado 6 de octubre, el tribunal decidió rectificar dicho auto y permitir al departamento de Jorge Fernández Díaz presentar nuevas alegaciones en un caso que lleva ya seis meses en manos de la Justicia.

Interior asegura ahora que el escrito en el que defendía que la medalla a la Virgen daba "prestigio" a la Policía incluía sólo las "alegaciones previas"

El desencadenante de este cambio fue un recurso que la abogada del Estado que defiende a Interior presentó el pasado 30 de septiembre. En él, la letrada argumentaba que su anterior escrito, en el que aseguraba que la medalla a la Virgen del Amor daba "prestigio" a la Policía y que las asociaciones que recurrían su concesión, Europa Laica y el Movimiento Hacia Un Estado Laico (MHUEL), no estaban legitimadas para presentar la demanda, era simplemente un documento de "alegaciones previas" y, por tanto, no el definitivo. Por ello, el equipo jurídico de Jorge Fernández Díaz pedía a la sala que diera marcha atrás y le permitiera presentar un nuevo escrito en defensa de la medalla antes de dictar sentencia. Seis días después, la Sala de lo Contencioso Administrativo aceptaba su petición y reabría el caso, con el consiguiente retraso en el fallo.

No es la primera vez que Interior maniobra en la Audiencia Nacional para ganar tiempo y salvar la polémica condecoración. El pasado mes de mayo, su representante legal ya entregó un escrito en el que se oponía a que la decisión final sobre la misma la tomara la titular del Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo número 7, Ana María Jimena, en cuyas manos había caído la denuncia de los grupos laicos. Para Interior el hecho de que la Virgen del Amor no fuera "funcionaria" obligaba a que la causa fuera tramitada y fallada por una sala de tres magistrados. Ese escrito obligó a la magistrada a suspender la vista, prevista para el 11 de junio, y así poder decidir sobre el "incidente de competencia" que le habían planteado. Finalmente, acordó remitir la causa a sus compañeros de la Sección Quinta, que son los que deberán emitir el fallo.

Remontarse a la Guerra Civil

Además, Interior tardó meses en remitir a la Audiencia Nacional el expediente administrativo de la concesión de la medalla pese a que la magistrada había dado al Ministerio 21 días para que se lo hiciera llegar. Cuando éste, de tres folios de extensión, hizo entrada en el juzgado se supo que el departamento de Jorge Fernández Díaz no había dudado en remontarse a 1938, en plena Guerra Civil, para encontrar argumentos que justificasen la polémica entrega. El expediente, adelantado por Vozpópuli, destacaba también que el objetivo último de dicha condecoración era pedir a la Virgen que "guíe a la Policía en la difícil misión que tiene encomendada". Según las asociaciones laicas que denunciaron la entrega de la distinción, aquel documento revelaba la existencia de al menos dos supuestos defectos de forma que supondrían la nulidad de la decisión del ministro.

No es la primera vez que Interior maniobra para retrasar el fallo. En verano consiguió que la juez que inició la causa lo cediera a tres magistrados

Y mientras la causa sigue atascada en la Audiencia Nacional, varios medios de comunicación extranjeros se han hecho eco ya de la polémica. En abril fue el británico The Guardian. Hace sólo unos días, era The Wall Street Journal el que dedicaba un amplio reportaje en su página web en la que se mofaba de la concesión y destacaba, precisamente, que el caso había acabado en los tribunales. Bajo el título "La Virgen gana una medalla en España... y provoca un pleito", el texto arrancaba con una afilada frase: "La última agraciada con la medalla de Oro al Mérito Policial en España nunca salió a patrullar ni hizo un arresto. De verdad, jamás se estremeció al enfrentarse cara a cara con el peligro. Pero todo ello porque no puede moverse". Ahora, lo que parece también parado es el caso en la Audiencia Nacional.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba