Rajoy abordará la elección directa de alcaldes con el vencedor del Congreso socialista

El Gobierno tiene prisa en conseguir acuerdos de Estado con el nuevo líder del PSOE

Mariano Rajoy ha metido el turbo a su organización. La elección directa de los alcaldes es ahora uno de sus objetivos. Buscará para ello un acuerdo urgente con el nuevo líder del PSOE que salga del congreso extraordinario del día 13.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ARCHIVO

No hay tiempo que perder, piensan en el cuartel general de la Moncloa. Mariano Rajoy anunció desde Panamá la apertura de una serie de debates sobre cuestiones políticas de máxima prioridad. La primera y más importante, la elección directa de los alcaldes, es decir, que el candidato ganador en las urnas pueda gobernar por encima de pactos y acuerdos de otros partidos.

Podría el PP sacar esta propuesta adelante con su mayoría absoluta parlamentaria, pero se considera fundamental lograr un acuerdo con la oposición socialista, puesto que se trata de una iniciativa que afecta al mapa político territorial de nuestro país. El proceso de relevo en la cúspide del PSOE dificulta ahora mismo cualquier posibilidad de negociación, pero desde Moncloa se han enviado ya algunos mensajes a los dos candidatos con más posibilidades de resultar ganadores: Pedro Sánchez y Eduardo Madina. Una vez despejada la incógnita del vencedor, se buscaría algún encuentro para empezar a hablar de estos asuntos.

Cerrar el paso a los partidos pequeños

La regulación del voto municipal puede resultar provechoso para las dos principales fuerzas mayoritarias, que cortarían el paso o frenarían las aspiraciones de algunas formaciones minoritarias que vivieron un crecimiento espectacular en los comicios europeos. En caso de que pueda gobernar el partido más votado, tanto PP como PSOE podrían perder algunos municipios que ahora gobiernan, pero este sacrificio de algunas piezas se compensaría con una jugada de mayor calado: cortar de raíz las aspiraciones de determinadas siglas ahora emergentes. Tanto en el PP como en el PSOE se respira un cierto temor a que tanto Podemos como otros partidos minoritarios, bien sea UPyD o Ciudadanos, se conviertan en árbitros del color político de muchos municipios, e incluso a que alcancen importantes cuotas tanto de poder como de financiación.

De ahí las urgencias que se observan en Moncloa, donde consideran crucial la próxima cita con las urnas, unos comicios en los que las formaciones menores pretenden consolidar el gran salto experimentado en las europeas.

Absoluta neutralidad

El PP mantiene una absoluta neutralidad en el proceso de relevo que vive estos días el PSOE, sin que haya manifestado preferencia alguna por uno de los dos principales candidatos en liza. Algunos líderes del partido en el Gobierno confiesan una mayor simpatía por Pedro Sánchez, en quien ven un político más moderado y con mayores posibilidades de alcanzar acuerdos con el Gobierno. Sea cual fuere el ganador, Moncloa da por hecho que deberán negociarse con el PSOE, tanto esta iniciativa, como otras que tiene en cartera, como el recorte en el número de aforados.

"Si el PSOE se radicaliza, es un problema para nosotros, pero también lo será para ellos, porque perderá su posibilidad de convertirse en alternativa de Gobierno", comentaba un alto dirigente popular este fin de semana. Pese a los mensajes más o menos radicales que incluyen en sus apariciones públicas los aspirantes a suceder a Rubalcaba, en Moncloa se da por hecho que, una vez celebrado su Congreso, el líder socialista que emerja del voto de su militancia deberá tomar decisiones sobre importantes aspectos que hacen a la vida política nacional. Entenderse con el PP será una de ellas. La línea marcada por el anterior líder socialista sería una excelente guía de conducta para el entendimiento en 'asuntos de Estado', tal y como ahora ha ocurrido. Rajoy desde Panamá ya dejó claro que quiere abordar todas estas iniciativas con el concurso y el entendimiento de las fuerzas políticas. Y cuando dijo 'todas' es evidente que estaba pensando en el PSOE. El bipartidismo y la estabilidad democrática están en juego, según manifiestan estas fuentes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba