El presidente quiere que todos los focos se centren en el partido

Rajoy se carga los personalismos: no habrá candidatos en la Convención del PP

No habrá candidatos del PP antes de la Convención. Rajoy no quiere personalismos ni luchas de egos. Cada cosa en su momento, según el estilo de la casa. Primero, ahormar el partido, movilizar a la militancia y luego, los candidatos. Las siglas son lo único importante.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy EFE

El PP acude este fin de semana a su cita anual más importante sin conocer aún los nombres de quienes formarán las listas para las autonómicas y municipales. Rajoy lo había deslizado antes de Navidad, y casi se daba por hecho, pero ahora ha zanjado la disputa claramente en una entrevista con la agencia Efe. Los candidatos se conocerán después de la Convención que reunirá este fin de semana en Madrid al grueso de la dirigencia del partido.

No quiere el presidente que las personas eclipsen al grupo. Detesta los personalismos y considera que cada cosa a su tiempo. Los codazos y tensiones para figurar en las listas han terminado por fatigarle. El cónclave de los populares servirá como gran plataforma de lanzamiento de los logros, resultados y aspiraciones de la formación conservadora de cara al año crucial que acaba de arrancar. Hay al menos tres citas electorales pendientes. Municipales, catalanas y generales. Quizás una cuarta, si Susana Díaz decide adelantar las andaluzas, algo que está en el ambiente aunque se trata de una posibilidad que se desvanece con el paso del tiempo.

Movilizar a la militancia

La decisión del presidente del PP no admite dudas ni interpretaciones. Se trata de potenciar al partido y de recuperar los tres millones de votos de ahora mismo se muestran renuentes a prestarle su tradicional respaldo. Las encuestas siguen arrojando una victoria del PP, aunque escueta y ajustada. Sobre este punto, Rajoy no tiene dudas y así se lo transmitió a sus Comité Ejecutivo en la última reunión. Se pueden ganar las generales y hasta obtener una triunfo honorable en las autonómicas. Una afirmación muy optimista, para algunos dirigentes del PP, que ven en serio riesgo su continuidad al frente de determinados territorios.

Nadie duda de que el debatido caso de la alcaldía de Madrid, tan mediático, ya está despejado

No habrá candidatos, por más que desde algunas regiones se haya presionado con insistencia a la dirección del partido. En especial, algunos barones que han de hacer frente a una batalla electoral con escasas garantías de triunfo. Pretende formar cuanto antes sus equipos y estrategias, pera llegar con holgura a la cita de las urnas. Pero Rajoy no quiere que el baile de nombres eclipse el objetivo primordial de la magna reunión de su partido.

Hay además algunas plazas en las que los nombres no están aún demasiado claros, como Canarias, Valencia y Castilla y León, con Soria, Fabra y Herrera pendientes de dar un paso al frente. Nadie duda de que el debatido caso de la alcaldía de Madrid, tan mediático, ya está despejado.

La estrella invitada

La única novedad será la reaparición de José María Aznar, quien ha aceptado la invitación cursada por el propio presidente para tomar parte en este encuentro. Se zanja así el malentendido de las europeas, cuando el expresidente de los populares declaró que nadie le había invitado a tomar parte en la campaña y al final tan sólo se sumó a la presentación de un acto muy sectorial protagonizado por Arias Cañete, el cabeza de lista del PP. Aznar, además, se ha comprometido asimismo a participar en algunos mítines de campaña, algo que también se considera de enorme importancia para la dirección de partido, donde se subraya que hacen falta mensajes ideológicos que complemente las buenas noticias económicas.

Rajoy quiere transmitir confianza y seguridad a sus huestes, seriamente preocupadas por la situación que atraviesa el país. Y lo hace con unas alforjas llenas de buenas noticias, especialmente en el terreno económico, con la creación de empleo, el crecimiento del PIB, la rebaja de impuestos, el respeto internacional a su gestión. Un asunto de mucho mayor alcance que las disputas sobre nombres y listas. Ya tocará la hora de los personalismos. De momento, lo único importante es el partido. A la Convención, pues, se llega sin candidatos. Las siglas son lo único que cuenta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba