Nacional

Rajoy no borra el zapaterismo: memoria histórica, laicismo y Alianza de Civilizaciones en los PGE

El Gobierno mantiene partidas 'ideológicas' del anterior Ejecutivo en las cuentas de 2014. La fundación Pluralismo y Convivencia, adscrita al ministerio de Gallardón, recibe 1,3 millones. Exteriores gastará 461.000 euros sólo en los actos previstos para que España consiga asiento en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en la inauguración de la nueva sede de la fundación Pluralismo y Convivencia.
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en la inauguración de la nueva sede de la fundación Pluralismo y Convivencia. MIN. JUSTICIA

Los Presupuestos Generales del Estado para 2014, recién presentados por el Gobierno e iniciada su tramitación parlamentaria, esconden huellas de la ingeniería social que cultivó el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero durante ocho años. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte destina dos millones de euros a la reforma y rehabilitación del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca; el departamento de Justicia concede 1,3 millones a la fundación Pluralismo y Convivencia, y Exteriores se propone dar continuidad a la Alianza de Civilizaciones que impulsaron Zapatero y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

De este modo, las denominadas cuentas de la "recuperación", las terceras de la era Rajoy, aún conservan partidas ideológicas contra las que el PP arremetía ferozmente cuando ejercía la oposición. Estas concesiones se realizan, además, en base a leyes estrella del zapaterismo, cuya derogación ni se plantea el Ejecutivo popular a estas alturas de la legislatura.

Una de ellas es la ley 52/2007 de Memoria Histórica, que sustentó la creación ese mismo año, vía real decreto, del Centro Documental de la Memoria Histórica, absorbiendo así al Archivo General de la Guerra Civil de Salamanca, que había sido constituido en 1999. El Gobierno de Zapatero quiso fomentar con este nuevo ente la investigación tanto de la Guerra Civil como del franquismo, el exilio o la "represión política". Ahora, la Administración Rajoy inyecta otros dos millones de euros a esta sede.

Entre los diez vocales designados por el Ministerio de Cultura que integran el Patronato del centro --personalidades relevantes en el ámbito de los archivos y de la investigación histórica-- figura la catedrática Josefina Cuesta, quien reclamó en una entrevista que el Valle de los Caídos se convierta en un "Museo de los Horrores de la Guerra Civil".El mandato de estos vocales, por un periodo de tres años, concluye el próximo noviembre.

La catedrática Josefina Cuesta, integrante del Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica, reclamó en una entrevista que el Valle de los Caídos se convierta en un "Museo de los Horrores de la Guerra Civil"

Bien es cierto que con la llegada del PP a La Moncloa, el Gobierno eliminó la Oficina de Víctimas de la Guerra Civil y el franquismo (sus funciones pasaron a la División de Derechos de Gracia y otros Derechos de la Subsecretaría de Justicia) y suprimió las subvenciones que se destinaban en 2011 a exposiciones, jornadas, homenajes y otras actividades de difusión de esta temática revisionista. En cambio, sí mantuvo en 2012 las ayudas a exhumaciones e incluso las incrementó en 300.000 euros con respecto al ejercicio anterior (2,2 millones de euros). Tanto en las cuentas de 2013 como de 2014 ambas partidas desaparecen.

Gallardón también sigue la estela

No obstante, a la memoria histórica también se ha contribuido desde otros ministerios. Es el caso del departamento de Justicia, al que está adscrita la fundación Pluralismo y Convivencia. Este foro, creado en 2004 cuando los socialistas se hicieron con el poder, ha seguido recibiendo dinero público con Alberto Ruiz-Gallardón como titular de la cartera. De los 1,5 que percibe la fundación este año, apenas se ha reducido a 1.380.000 euros para el próximo.

Pluralismo y Convivencia, emblema del laicismo que propugnó Zapatero, ha firmado convenios de colaboración con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, como, por ejemplo, el que motivó la edición del libro "Los otros mártires. Las religiones minoritarias en España desde la II República a nuestros días". En los últimos años, dicha fundación también ha vehiculizado ayudas para beneficiarios como Europa Laica, que lideró la cruzada contra la presencia de los crucifijos en la vida pública, o la mezquita Al Madina de Alcalá de Henares (Madrid), cuyo imán Abu Omar Hussein llegó a justificar la lapidación de mujeres adúlteras.

Por otro lado, dentro de los planes del Gobierno para la promoción de los intereses de España en el sistema multilateral, potenciando el papel de Naciones Unidas y la defensa de los Derechos Humanos, aún sigue vigente la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones, según consta en los PGE para 2014. De hecho, el Ejecutivo de Rajoy está jugando con esta baza para conseguir el deseado puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU ante Nueva Zelanda y Turquía. De momento y sólo para costear las actividades (reuniones, seminarios y otros eventos) previstas para la promoción de la candidatura española a dicho asiento, el Gobierno ha reservado 461.000 euros del erario público.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba