El presidente refuerza a Cospedal y pedirá unidad a su partido

Rajoy se reserva "pequeños ajustes" en el PP para después del 24-M

Rajoy está contento con la unidad del PP, donde todo son turbulencias y tensiones. Acolchado en unas positivas cifras del paro, descarta hacer cambios. Como mucho, 'pequeños ajustes'. Cospedal no se mueve de su silla al menos hasta las generales, dicen en Génova. No son tiempos de mudanzas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy Efe

Relajado tras su reposo en Doñana y satisfecho con las cifras del paro, el mejor marzo en 13 años, Rajoy se ha mostrado muy "contento" con la marcha de las cosas en su partido. Las tensiones, escaramuzas y hasta ataques que se han vivido en el seno del PP en los últimos días son, para el presidente, asuntos que no merecen comentarios. Al menos en antena, donde ha mostrado su pleno apoyo a Dolores Cospedal al señalar que "se está trabajando bien" y ha descartado cambios y relevos, como se empeñan en anunciar algunos medios. "Estoy satisfecho de cómo están funcionando las cosas, tanto en el Gobierno como en el partido". Nada de cambios es el mensaje. Quizás algunos "pequeños retoques" para después de las municipales. Algún refuerzo en el área de Carlos Floriano, que ya incorporó al hiperactivo Pablo Casado. "Comunicación y empatía", dicen en el partido. Y mientras tanto, a seguir sin cambiar nada para que todo siga más o menos igual. Al fin y al cabo, según la teoría Arriola, el PP sigue apareciendo a la cabeza de todos los sondeos, después de tres años de duro desgaste en la gestión del gobierno.

Preocupación por Ciudadanos

El presidente del PP reúne a su Junta Directiva Nacional este martes. No lo hacía  desde hace dos años, pese a que lo normal sería hacerlo cada tres meses. No hará grandes anuncios, ni adoptará medidas drásticas, pese a lo que exigen algunos barones, preocupados con la marcha de su formación. Muchos altos cargos, tras el batacazo andaluz, tienen pánico a lo que arrojan las encuestas. Y un temor cerval al crecimiento de Ciudadanos, que puede arrebatarle poder territorial en casi media España. Un miedo que ha escalado hasta la cúpula, donde han llovido invectivas de todos contra todos, más o menos camufladas.Moncloa contra Génova, Cospedal contra Arenas y algunos barones zascandileando. Hasta el prudente Feijóo ha salido hoy, voceros mediante, a desmentir que vaya a ser el nuevo secretario general.

Hay que hablar, casi en forma exclusiva, de la evolución de las cifras del empleo, de la bajada de impuestos, del crecimiento, la recuperación

La coincidencia en Génova es general: hay Cospedal para rato. Es decir, hasta después de las generales. "Este partido siempre ha estado unido", señala Rajoy, quien le recordará a los 500 dirigentes que mañana se reúnen en Madrid, la importancia de "hablar de lo que le interesa en verdad a los españoles" y dejarse de peleas y trifulcas. Conminación a la unidad, a apretar las filas y a pensar sólo en recuperar a sus electores más cabreados.

Las cifras económicas le sonríen

Hay que hablar, casi en forma exclusiva, de la evolución de las cifras del empleo, de la bajada de impuestos, del crecimiento, la recuperación. El libreto de Rajoy es muy claro. Lo único importante es mantener el discurso de la mejoría económica y saber transmitirlo a la gente. La demoscopia asegura que este trabajo no se está haciendo bien. Ya dijo el presidente que "habrá que mejorar en algunas cosas".

Mucho votante el PP desconfía de su partido y parece decidido a apoyar a Ciudadanos. Así se apunta ya plazas simbólicas del partido, como Madrid, Valencia, quizás Murcia y Baleares. Demasiadas incertidumbres que no encuentran respuesta en un partido motivado y cohesionado. "Ahora sólo es el momento de preparar las elecciones", sentenció Rajoy. Nada de pulsos intestinos ni de navajeos en familia.

El presidente ha hecho saber a alguno de los protagonistas de estas refriegas intramuros que se acabó la broma, que hay que dejarse de menudencias, y que hay que ponerse las pilas. Leves reproches antes de presentarse ante la Junta Directiva, que espera instrucciones claras y mensajes de ánimo. "Es muy difícil hacer campaña en tu provincia cuando en Madrid andan a bofetadas", comentaba ayer a Vozpópuli un destacado mando de la vieja Castilla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba