El PP pretende recuperar los nichos de votantes que ha perdido

La batería de medidas sociales y electorales que prepara Génova siembran la alarma en Hacienda

El paquete de medidas de contenido social que prepara el equipo de Génova para la campaña electoral ha desatado la alarma en Hacienda. El objetivo de cumplir con el déficit es sagrado, se escucha en el departamento que dirige Montoro. La rebaja del IRPF, anunciada por Rajoy, es el primer paso de una larga cascada de iniciativas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro EFE

El equipo de Génova, que dirige Jorge Moragas, se ha puesto a trabajar con un objetivo fundamental, el de conseguir que la recuperación económica llegue a la sociedad. Uno de los sociólogos de cabecera del PP, Narciso Michavila, lo advertía esta semana: el Gobierno ha rescatado de la quiebra a la economía española pero ha quebrado a la sociedad española. Los datos son muy positivos y reflejan que la recuperación está en marcha. Pero la sociedad española no lo percibe, como el propio Rajoy reconoció al anunciar la profunda remodelación del equipo directivo de Génova. Hay mucha gente que sigue sufriendo y que no ve síntomas de que su futuro vaya a cambiar, dijo el presidente en su reciente intervención.

Colectivos afectados

Un denso rosario de iniciativas, que afectan en forma muy directa al bolsillo de los españoles, se ultiman estos días para incorporarlas, bien a la ley presupuestaria que estará lista en septiembre o bien al programa electoral, cuyas líneas maestras se anunciarán en la conferencia política del PP el fin de semana próximo. Se trata de gestos muy concretos destinados a amplios colectivos, como los pensionistas, funcionarios, autónomos, familias, jóvenes, tradicionalmente en simpatía con las siglas del PP. Algunos dosieres están ya muy avanzados, como la devolución de la paga extra a los trabajadores públicos. Otros todavía no han superado la fase de borrador. La propia vicepresidenta ha asegurado en la rueda de prensa del Consejo de Ministros que la rebaja del IRPF no tiene por qué afectar a otras decisionesque están en estudio y que se irán dando a conocer en las próximas fechas.

"Hay que ganar y hay que hacerlo de forma clara", es el mensaje de Rajoy a su nuevo equipo electoral

Las cifras se van alineando en la mesa de trabajo de Jorge Moragas, coordinador de la campaña electoral, quien reúne el material que le llega desde los distintos departamentos. Hay colectivos clave a los que es preciso recuperar en las urnas, y en ello se está, en coordinación con el departamento de Hacienda, que intenta evitar que este aluvión de iniciativas no afecte en forma negativa a la necesaria contención del gasto. La máxima de Rajoy, repetida este viernes por Sáenz de Santamaría, es que se aplicarán medidas siempre que económicamente sea posible. En esta misma línea se ha manifestado el titular de Economía, quien insiste en que España cumpirá el objetivo de déficit público anunciado a Bruselas, fijado para este año en un 4,2 por ciento del PIB.

No hay señales de que no vaya a ocurrir así, aunque el sindicato de técnicos de Hacienda ya dejó caer algunas dudas sobre este particular. Nada sorprendente esta actitud, por otra parte. En cualquier caso, en Hacienda se sigue con atención, no exenta de inquietud, según fuentes del Ejecutivo, esta marcha hacia adelante del equipo electoral del PP, que pretende montarle a Rajoy un paquete ganador, lejos de las actitudes excesivamente prudentes del departamento encargado de la recaudación. Hay que ganar y hay que hacerlo de forma clara, fue el mensaje del presidente a su nuevo equipo electoral. Y para lograrlo, hay que recurrir a medidas y estrategias que hasta ahora ni se habían intentado.

Clases medias y bajas

Se menciona en Génova, por ejemplo, cómo se ha incrementado la recaudación por el IVA, así como otros parámetros que pueden permitir alguna 'alegría' en esta dirección. La buena marcha en los ingresos fiscales y los indicadores y previsiones económicas abren las puertas a plantearse este tramo preelectoral con una actitud bien diferente, con atenciones destinadas a las clases medias y bajas, tal y como reconoció la propia vicepresidenta. "Crear empleo y compensar los esfuerzos exigidos a los ciudadanos al principio de la legislatura", dijo Sáenz de Santamaría.

Desde Moncloa, por ejemplo, se recordaba esta semana, a raíz de la publicación de los datos de empleo, que desde el jueves se puede decir ya que en España hay menos parados y menos presión en el IRPF que cuando el PP llegó al Gobierno. Se insiste en este tipo de mensajes para trasladar a la sociedad al menos unas dosis de optimismo, moneda muy poco frecuente entre un amplio sector de la población.

La máxima de Rajoy es que se aplicarán medidas siempre que económicamente sea posible

El Gobierno ha pisado el acelerador de la elaboración de los presupuestos para cumplir con el calendario establecido por Rajoy, es decir, tenerlos listos el 30 de septiembre para que haya tiempo de tramitarlos en las Cortes y, finalmente, haberlos aprobado antes de las elecciones generales, que se celebrarán posiblemente el 29 de noviembe o el 13 de diciembre, según a quien se escuche. La rebaja del IRPF se bendecirá en el próximo Consejo de Ministros, y también ese viernes se presentará el cuadro macro, el techo de gasto y los objetivos de estabilidad presupuestaria. La semana próxima también está convocada en Hacienda la Comisión de Política Fiscal y Financiera con los representantes de los gobiernos autonómicos, para discutir el presupuesto del curso entrante. Es decir, momento en el que Montoro tendrá que aflojar caudales públicos para cumplir con lo oficialmente establecido. Unos diez mil millones para las autonomías.

Montoro ha puesto sordina a su presencia pública en las últimas semanas, en especial desde el turbio episodio de la detención de Rodrigo Rato y la filtración de datos confidenciales sobre la declaración de la Renta de Esperanza Aguirre. Hasta ayer no se conoció, precisamente, el informe encargado en su momento para desvelar de dónde había partido este episodio. La Agencia Tributaria, como se sospechaba, se ha lavado las manos. No está el titular del Fisco en su mejor momento pero no por ello va a mirar hacia otro lado si alguien osa saltarse las líneas básicas del cumplimiento con lo establecido. Aunque, esta vez, posiblemente pierda alguna baza en la partida.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba