Nacional

La complicidad de Rajoy con Arenas pese al 'caso Bárcenas' inquieta a los críticos del 'mediador'

La cercanía entre ambos en el arranque de curso no pasa inadvertida para quienes sitúan al que fuera enlace entre Génova y el ex tesorero en los primeros puestos de salida de una renovación del partido. Con todo, le auguran un “noble destino” que pasaría por el Parlamento Europeo tras las elecciones previstas para el próximo 25 de mayo.

Rajoy compartió ayer confidencias con Javier Arenas durante el Comité Ejecutivo Nacional de los populares.
Rajoy compartió ayer confidencias con Javier Arenas durante el Comité Ejecutivo Nacional de los populares. EFE

Si el pasado sábado fue el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien en la inauguración del curso político en Soutomaior (Pontevedra) descartó cambios al más corto plazo dentro del Ejecutivo (“Estoy muy orgulloso de todos y cada uno de los miembros de mi Gobierno”), la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, hizo ayer lo propio en relación a la cúpula del partido: "Por ahora no hay nada previsto y no hay nada en la agenda" en este sentido, enfatizó. Sin embargo, la número dos de Génova, que compareció en rueda de prensa al término de la reunión -a puerta de cerrada- del primer Comité Ejecutivo Nacional tras la vuelta de las vacaciones, fue más allá y recalcó que si tales movimientos internos llegan finalmente a producirse "se harán dentro del PP y no porque se hagan especulaciones fuera del PP".

En este contexto, según fuentes populares, el 'caso Bárcenas' no va a traer cambios "inmediatos" que afecten a miembros de la dirección del partido, principalmente porque, de hacerlo, Rajoy les señalaría sobremanera y él mismo saldría perjudicado con ello. Aun así, las mismas fuentes consultadas por Vozpópuli creen que habrá movimientos tanto en el Gobierno como en el partido a medida que se aproximen las elecciones al Parlamento europeo, previstas para el 25 de mayo. “Será inevitable para distanciarse del caso, aunque no haya imputaciones”, apuntan. Es en este escenario, donde sus críticos sitúan al vicesecretario general de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, en los primeros puestos de salida. Él ejerció de mediador entre Génova y el ex gerente, hoy en prisión, e intervino en la negociación del finiquito de Luis Bárcenas. La secretaria popular declaró el pasado de 14 agosto ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que dicha indemnización debió ser acordada en una reunión que Bárcenas mantuvo con Rajoy y Arenas enmarzo de 2010.

Fuentes populares creen que habrá movimientos en el Gobierno y en el partido de cara a las elecciones europeas. “Será inevitable para distanciarse del 'caso Bárcenas', aunque no haya imputaciones”

En la reanudación de la actividad en Génova, tras el parón veraniego y las declaraciones judiciales de Cospedal, Arenas y Francisco Álvarez Cascos, la complicidad que mostró el presidente del PP con quien fuera enlace entre el partido y el ex tesorero inquietó a los críticos de este vicesecretario general, que no esperaban una cercanía como la que evidenciaron ambos, compartiendo incluso confidencias. Así, quienes dan a Arenas por amortizado en la coordinación de Génova con las autonomías y los ayuntamientos (aunque ha trabajado en ello, el mensaje unitario no ha terminado de calar y hay barones, próximos a Cospedal, que van por su cuenta), auguran, más si cabe observando tales gestos de camaradería, que la salida de este vicesecretario general “no está a la vuelta de la esquina”.

Distinto destino que Camps

Con todo, entre las voces más reacias a la continuidad de Arenas en la cúpula de la formación popular hay convencimiento de que terminará siendo relevado para antes de las elecciones europeas de 2014. Afirman que Rajoy no dejará caer en el ostracismo a uno de los dos de los barones que en el Congreso de Valencia de 2008 le auparon a la presidencia del partido frente a la corriente que veía en Esperanza Aguirre a su sucesora tras la derrota electoral en los comicios generales de aquel año. Arenas, entonces líder de los populares andaluces, y Francisco Camps, presidente del PP de la Comunidad Valenciana, jugaron un papel determinante en dos comunidades claves por su alto número de delegados.

Para que no se reedite la defenestración de Camps, hoy diputado en las Cortes Valencianas, fuentes populares creen que Arenas no se quedará como senador, alternando el escaño con el del Parlamento andaluz (la convivencia aquí con el próximo candidato también sería difícil), y lo ven en un "noble destino", ocupando un "puesto preferente" en la lista del PP a la Eurocámara. 

Las mismas fuentes afirman que “no tiene por qué ser el cabeza de lista”, ya que el actual ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, está muy bien posicionado para ese puesto y cuenta con buenas relaciones en Bruselas para convertirse en comisario de la Competencia, cargo que ocupa el socialista Joaquín Almunia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba