El presidente gallego busca un Ministerio porque da por perdidas las autonómicas del año que viene

La crisis de Rajoy: Núñez Feijóo pelea por la cartera de Fomento, siempre que lleve aparejada la portavocía del Gobierno

Alberto Núñez Feijóo quiere volar alto, tanto que aspira a convertirse en ministro de Fomento con el regalo añadido de ser el nuevo portavoz del Gobierno en sustitución de Soraya Sáenz de Santamaría. El motivo es sencillo: da por perdidas las elecciones autonómicas en Galicia, previstas para el otoño del año que viene, temor que alimentan los resultados del pasado 24 de mayo en esta comunidad.

La crisis de Rajoy: Núñez Feijóo pelea por la cartera de Fomento, siempre que lleve aparejada la portavocía del Gobierno
La crisis de Rajoy: Núñez Feijóo pelea por la cartera de Fomento, siempre que lleve aparejada la portavocía del Gobierno

Destacados dirigentes del PP dan la razón a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando asegura que solo Mariano Rajoy tiene en su cabeza los cambios que introducirá en el Gobierno en los próximos días. Pero eso no quiere decir que algunos de los barones autonómicos, altos cargos del partido y ministros, estén a verlas venir, sin mover un dedo para influir en la remodelación, grande o pequeña, que se avecina. En medio del nerviosismo, de las especulaciones y de la incertidumbre que se respira en el Gabinete, se ha sabido de las aspiraciones del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, a convertirse en ministro de Fomento asumiendo también la responsabilidad de la portavocía que lleva desempeñando Sáenz de Santamaría desde el inicio de la legislatura. La ministra Ana Pastor, en esta hipótesis, podría ir a Educación para sustituir a José Ignacio Wert.

Núñez Feijóo culpa de la debacle del PP en Galicia a los errores del Gobierno central

Hace unos días, Núñez Feijóo se reunió con un grupo de dirigentes de su partido en Galicia para analizar los resultados electorales del pasado 24 de mayo, pésimos en su circunscripción. El PP perderá numerosos gobiernos locales, entre ellos los de A Coruña, Santiago y Ferrol, a los que se sumarán la Diputación coruñesa y también la de Pontevedra: poder político y económico a raudales en manos de la izquierda como trampolín para las autonómicas del año que viene. El barón gallego responsabilizó de esta debacle a la pereza del Gobierno para reformar la ley Electoral y regular la segunda vuelta en los ayuntamientos, a la forma en que se gestionó la tensión con los preferentistas, a la crisis de los astilleros y el papel desempeñado en ella por Navantia, sin olvidar la falta de cohesión en el equipo económico que Rajoy no ha tocado desde el principio de la legislatura. Algunos miembros de la ejecutiva del PP gallego salieron de la reunión con la sensación de que Núñez Feijóo había cargado sobre el Gobierno central, no sobre el suyo, todos los males.

Salto a Madrid antes de verse arrollado por las urnas

Con este panorama, fuentes del PP ven lógico que el barón gallego quiera dar el salto a Madrid antes de verse arrollado en su tierra por las urnas. Rajoy conoce desde hace tiempo sus aspiraciones y las tuvo muy en cuenta el pasado septiembre, cuando Alberto Ruiz Gallardón tiró la toalla en el Ministerio de Justicia. El presidente le ofreció el puesto, pero Núñez Feijóo lo condicionó al salto a la portavocía del Gobierno cuando el papel ejercido en ella por Soraya Sáenz de Santamaría ya empezaba a ser cuestionado por ministros como José Manuel García-Margallo, José Manuel Soria o Ana Pastor. Una segunda oportunidad le llegó recientemente, cuando el titular de Educación informó al presidente de su intención de abandonar el Gobierno para irse con Montserrat Gomendio, recién nombrada alto cargo de la OCDE, a París. Rajoy le propuso el cargo al presidente gallego y éste lo rechazó insistiendo en su deseo de convertirse en el nuevo portavoz.

El presidente gallego rechazó la oferta de Rajoy de sustituir a Ruiz Gallardón en Justicia

No se conocen nombres concretos de ministros que estén apoyando a Núñez Feijóo en sus pretensiones, pero sí los de algunos que ven con simpatía que el puesto de portavoz le sea encomendado a José Manuel Soria, responsable de Industria, o a Alfonso Alonso, titular de Sanidad desde la dimisión de Ana Mato el pasado diciembre. Soria confiesa en privado que tiene una gran cercanía a Rajoy y que habla mucho con él de la situación interna del partido, otro morlaco que el presidente debe lidiar en los próximos días para que Carlos Floriano deje de castigar la imagen del partido y pueda procederse en éste a un lavado de imagen que se considera imprescindible para recorrer los cinco meses que restan hasta las elecciones generales.

La mayoría de los dirigentes del PP dan por hecho que la remodelación de Gobierno se anunciará después de que el próximo sábado se constituyan los ayuntamientos. Si fuera así, lo más probable es que los cambios se anuncien el martes por la mañana, ya que el lunes está previsto que Rajoy viaje a la Expo de Milán. De esa forma, comparecería en la sesión de control que los miércoles se celebra en el Congreso con los nuevos ministros sentados ya en el banco azul. Este calendario, informan en el Gobierno, todavía no está cerrado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba