La designación del nuevo candidato, en el alero

Los planes de renovación de Cospedal se dan de bruces con otra revuelta en el PP andaluz

Dolores Cospedal aterriza en Sevilla en medio de una nueva tormenta en el PP regional. La secretaria general del PP pretende desatascar el nombramiento del líder en Andalucía. Pero una revuelta interna de última hora y las dudas en Moncloa pueden llevar al traste la operación.

Nueva tormenta en el PP andaluz. Cuando parecían haberse despejado las dudas para el nombramiento del nuevo líder regional, postpuesto durante semanas y meses a causa de tensiones internas y dudas en Moncloa, las aguas han vuelto a agitarse. Hasta cobrar forma de galerna. La Convención Nacional de Valladolid parecía haber allanado todos los obstáculos. Salió de allí la idea de que Dolores Cospedal había superado todos los obstáculos, incluídas las reticencias de Moncloa, y había logrado sacar adelante la candidatura de su protegido, José Luis Sanz, senador y alcalde de la localidad de Togores.

Atado y bien atado

Incluso la propia Cospedal anunció el pasado lunes que la designacón estaba al caer. El miércoles tiene previsto almorzar con los dirigentes de la formación y, posteriormente habrá Junta Directiva regional que tiene previsto, como único orden del día, convocar un Congreso extraordinario para el mes de marzo. Todo estaba atado y bien atado. Sin embargo, hace unas horas, fuentes del partido en Andalucía aseguraban que la designación de Sanz seguía en el alero, que no había nada claro sobre su nombramiento y que no está claro que se comunique su designación hasta la celebración del propio Congreso.

Hay fuertes corrientes internas tanto en Génova como en la propia Moncloa que no ven con simpatía la designación del candidato de Cospedal. Sanz pasa por ser un hombre de partido, entregado y trabajador, pero muy poca cosa para hacer frente a Susana Díaz, la presidenta de la Junta y convertida en verdadero referente político en la Comunidad.

"Se necesita un candidato de mayor nivel", comentaban este martes fuentes de la organización regional. Las poderosas organizacones de Málaga y Cádiz se oponen a este candidato. También Javier Arenas, que ha apoyado a Juan Manuel Moreno, actual secretario de Estado en el minsiterio de Fátima Báñez. Incluso se habló de la propia Báñez y hasta de Arias Cañete para el puesto.  Cospedal, sin embargo, habí asegurado que el nuevo candidato no será un ministro por lo que no habrá necesidad de llevar a cabo un reajuste en el Gabinete. El propio Rajoy, que ya frenó la designación del nuevo presidente del PP andaluz antes de Navidad, habría sugerido el frenazo.

La seceretaria general del PP viaja por lo tanto a Sevilla con las posturas nuevamernte enfrentadas, con una especie de revuelta en el gallinero del PP regional y sin tener claro si conseguirá cerrar sus obejtivos de acuerdo con sus planes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba