Nacional

Cospedal termina su mandato promulgando una polémica recalificación agrícola

El nuevo alcalde de Hellín considera irregular que la presidenta de Castilla-La Mancha haya marcado como área de regadío 862 hectareas en su localidad beneficiando a la dirigente popular Maravillas Falcón.

Dolores de Cospedal.
Dolores de Cospedal. EFE

Quedan solo unos días para que el gobierno de Castilla-La Mancha cambie de signo político, y las últimas horas de Dolores de Cospedal en el cargo no han estado exentas de polémica. En el Diario Oficial de Castilla-La Mancha se publicó el pasado viernes un decreto de la consejería de Agricultura que calificaba como fincas regantes 862 hectareas en Hellín, Albacete, una media que beneficia a algunos terratenientes de la zona, incluida a Maravillas Falcón, dirigente del PP en la región que forma parte del colectivo Sociedad Agrícola de Transformación denominada Regadíos del Sur de Hellín, la asociación que más ha luchado por el cambio legislativo.

El decreto, aprobado en el tiempo de descuento, asegura que el interés regional se justifica en la creciente superficie de cultivos leñosos, sobre todo frutales, además de viñedo y olivar. Se interpreta que estos cultivos necesitan de un aporte hídrico complementario al agua pluvial para garantizar producciones suficientes que abran el paso a su mantenimiento y, a través del desarrollo de comercio y empresas ayuden a la consolidación de la población rural en el municipio.

Las tierras de regadío son diez veces más valiosas que las de secano

Las áreas de regadío son diez veces más valiosas que las de secano, por lo que el decreto supone un empujón económico para los beneficiados. La calificación de interés general de estas tierras es el paso para que las grandes propiedades de secano accedan a las concesiones de agua para el riego procedente de las compensaciones por las filtraciones del trasvase en el túnel Talavera-Cenajo. 

Ramón García, recientemente elegido alcalde de Hellín, aseguró cuando aún estaba en la oposición que la medida tomada ahora por el gobierno de Cospedal se llevaba a cabo en cotnra de las 353 familias regantes de Agramón, la Horca y Minateda, un perjuicio evidente para esos agricultores auspiciado también por la Confederación Hidrográfica del Segura, según dice al nuevo regidor

"Las cacicadas se acometían antaño a golpe de ordeno y mando pero como en un Estado de Derecho, esta práctica a la vieja usanza es incompatible, ahora buscan el amparo de legalidad a la sombra de los diarios oficiales o en el Boletín Oficial del Estado.  El Diario Oficial de Castilla la Mancha perpetra hoy una de esas cacicadas, contraria a derecho,  en complicidad con la Diputación de Albacete, olvidando que toda gestión pública debe orientarse al interés general", cuenta el nuevo alcalde, muy enfadado por la decisión de Cospedal cuando su mandato ya expira. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba