Nacional

La cara B de la Marca España: ¿Cuánto dinero le cuesta a las grandes del Ibex 35?

La célebre Marca España impulsada por el Gobierno de Rajoy tiene un precio... que en estos momentos cotiza a la baja después de que algunas de las compañías españolas más relevantes renunciaran supuestamente a dar 200.000 euros para crear una nueva fundación privada que impulsara la imagen del país.

Carlos Espinosa de los Monteros, Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España
Carlos Espinosa de los Monteros, Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España Flickr: Casa de América

Misión abortada. La Fundación Empresas por España no verá la luz, al menos no ahora. El último y fallido lance de la Marca España, esa iniciativa con la que el Gobierno pretende que nuestro país sea visto como un Estado serio, responsable, que hace lo que tiene que hacer y cumple con sus deberes, ha quedado en agua de borrajas después de que algunas de las empresas más relevantes del Ibex 35 se negaran a contribuir con 200.000 euros anuales a la creación de otra fundación más para constituir un "canal directo con el Gobierno para coordinar y encauzar la estrategia comercial internacional de las compañías españolas".

El caso, destapado la semana pasada por el periódico 'El Economista', no tiene desperdicio. Los derroteros de la historia llevan hacia el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, actual vicepresidente del grupo Inditex, quien a través de los promotores Gerardo Seeliger, fundador de la firma de cazatalentos Seeliger & Conde (donde Esperanza Aguirre trabaja como presidenta del consejo asesor), e Inés Murueta-Goyena, directora de Kite Communications, pretendía supuestamente montar una fundación 100% privada a costa de las grandes del parqué madrileño, una ambición que, por el momento, ha desaparecido de sus planes.

"Ha muerto, ahora hay un silencio total", manifestaba Seeliger en declaraciones a 'Vozpópuli'. "Ahora tenemos que sentarnos y ver el daño que se ha hecho", decía el promotor añadiendo que "ha sido una iniciativa de las empresas" y que él sigue pensando que "la idea era buena".

La meta de la nueva fundación era conseguir financiación privada ante la falta de presupuesto público para impulsar la imagen del país

Entrando en detalle, los planes pasaban por crear la Fundación Empresas por España que en principio contaría "con diez patronos que representarían a los sectores de la banca, energía, consumo y construcción". Un documento publicado por 'El Economista' revela que las vocalías, a razón de 200.000 euros anuales cada una, corresponderían a empresas, citándose, "por la banca a Banco Santander, BBVA, Banco Popular y Caixabank, por la energía a Endesa e Iberdrola, y por el consumo a Zara".

Con estos diez patronos se cubriría un presupuesto hasta el año 2015 de dos millones de euros. Sin embargo, el rotativo salmón cita que en una lista también figuraban los nombres de Abertis, Enagás, Seat, Telefónica, Audi, Volkswagen, OHL (una de las más abiertas a participar), Repsol, Globalia, Mapfre, Audi y la patronal de las grandes constructoras, Seopan, para "conseguir financiación privada ante la falta de presupuesto público para impulsar la imagen del país".

FCC, la única en decir 'no'

Además de estos patronos, Marca España tenía pensado contar "con otra figura jurídica, la de los socios de la fundación". En esta categoría su intención era sumar los esfuerzos de El Corte Inglés, Calidad Pascual, Desigual, Alsa, Room Mate, Osborne, Torres o el Museo Thyssen, entre otras. Según 'El Economista', la única que había respondido negativamente fue el grupo de construcción y servicios FCC.

En este sentido, cabe destacar otro punto de la misiva en el que se asegura que "el despacho Garrigues está trabajando en la redacción de los estatutos de la asociación, y Accenture en la redacción de un plan estratégico".

"La fundación ha muerto. Sin embargo, sigo pensando que la idea era buena", sostiene uno de sus promotores

Aunque a raíz de que sus planes salieran a la luz, primero Espinosa de los Monteros, quien fuera presidente de Iberia, Mercedes Benz o Daimler-Chrysler, se desmarcó de la iniciativa y luego Seeliger terminó manifestanto su desistimiento, en una carta enviada anteriormente a las empresas se decía que fundación estaba "auspiciada por el Gobierno", es más, en ella figuraba el sello de Marca España y se definía como el 'think tank' de la misma. De hecho, sus ejemplos a seguir serían el Ciaci francés (Comité Interministerial para el Apoyo a Contratos Internacionales) y la 'campaña Great' aplicada por Reino Unido en la promoción de la imagen de sus compañías por todo el mundo.

"Nos ha dañado mucho"

El barullo ha sido tal que, según fuentes oficiales del Ejecutivo citadas por EC, "en ningún caso el Gobierno está auspiciando nada, tal y como se está trasladando". Por el momento y ante la tensión surgida, todo ha quedado paralizado. Aún no se sabe si se retomará en septiembre ya que "todo esto nos ha dañado mucho", tal y como explica Seeliger. "Ahora no puedo hablar", zanja al respecto.

En definitiva, otro caso más en el que aún queriendo vender la excelencia de España en el exterior, ésta choca con la realidad de una sociedad marcada por defectos como la corrupción, la pavorosa cifra de parados, el desmontaje del Estado de bienestar, los desahucios o los despilfarros cuyos responsables son inmunes. A base de maquillaje, como afirmaba el bloguero de 'Vozpópuli' Juan Laborda, "al Gobierno no se le ocurre otra cosa que tratar de vender la Marca España rodeándose de la misma élite que nos ha llevado al actual deterioro".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba