Nacional

El reto de Manuela Carmena: seducir hasta noviembre y luego gobernar

La jueza ha logrado en poco más de dos meses convertirse en la gran esperanza de la izquierda que cree que por fin hay alguien capaz de ilusionar a los ciudadanos.

Manuela Carmena.
Manuela Carmena. EFE

Cuenta Juan Barranco, que fue alcalde de Madrid y jefe de máquinas del Ayuntamiento cuando Tierno Galván era Dios en la capital, que en una ocasión dedicaron un parque al famoso John Lennon. Pero en su intervención, Tierno habló de John Lenox. Tierno les desorientó a todos, como solía hacer en muchas ocasiones, eran guiños, ironías intelectuales que se permitía constantemente y que la gente entendía y aceptaba de su autoridad.

Manuela Carmena contestaba este viernes a las preguntas de la prensa en la presentación del acuerdo con el PSOE y en un momento dijo a una periodista: “Me encanta que estéis desorientados”. Insinuó que esto sucederá durante la legislatura. ¿Ganas de imitar al ‘viejo profesor’? En la sala, que había rebasado claramente el aforo permitido, había prensa, pero también señoras mayores del barrio emocionadas. “He venido a verla porque por fin escucho un mensaje joven y fresco”, decía una mujer que superaba la edad de Manuela Carmena.

El PSOE fracasó en varios intentos de repetir la figura del viejo profesor. El caso más claro fue el de Fernando Morán, que fue candidato al Ayuntamiento, pero se estrelló como el resto de experimentos socialistas. Los que han diseñado la campaña han buscado crear una alcaldesa ‘a lo Tierno’ pero en moderno. Su historia de abogada laboralista, defensora de los derechos civiles y permanente rebeldía, incluso cuando era jueza, le ha dado muchos votos a Ahora Madrid. Votos que este grupo no hubiera logrado con alguien tan polémico como Juan Carlos Monedero.

El mensaje de Esperanza Aguirre era ¡que viene la extrema izquierda! El de la líder de Ahora Madrid fue casa, alimentos y trabajo

Gusta a jóvenes y mayores. La vota la izquierda, pero también de personas moderadas hartas del PP. Reparte magdalenas a los periodistas, monta en bici, va en Metro, tiene una tienda en la que vende productos fabricados por presos, y habla con todo el mundo en la calle. Dice que Madrid no tendrá más desahucios y que este verano los niños con problemas alimenticios tendrán comedores.

El mensaje de Esperanza Aguirre era ¡que viene la extrema izquierda¡ El de la líder de Ahora Madrid fue casa, alimentos y trabajo. La Comunidad de Madrid (la capital es el 60%) tiene 600.000 parados, de los que un 48% son jóvenes. Carmena tuvo el viernes, como siempre, gestos como el pedir a los periodistas que dijeran cómo se llamaban, no para conocer a qué medio pertenecían, “sino porque no os quiero decir el del jersey gris”.

“Desde que comenzó su carrera electoral, -dice uno de sus concejales,- ha sido como una madre protectora para los más mayores y abuela para los jóvenes”. Este mismo edil explica que por fin la ciudad ha encontrado una persona en la que confiar “frente a la madrastra del cuento de Blancanieves en que se había convertido Esperanza Aguirre”. En Ahora Madrid comparten la opinión de que Esperanza Aguirre, que ha movilizado a la gente en su contra, ha sido la principal agente electoral de la jueza. Sus concejales hablan de que hasta noviembre habrá una gestión blanda y que tras las elecciones generales podrían empezar las medidas más polémicas sin miedo a un problema electoral.

La noche de la victoria, Carmena, mientras otros miembros de la lista hablaban de conceptos antiguos como “unidad popular”, ella dijo que la nueva manera de gobernar iba a cautivar a los que no les habían votado. Su primera medida ha sido nombrar número dos a una mujer que tiene experiencia de Gobierno en el País Vasco (directora general de Justicia con Patxi López), mediadora penal, y que trabaja en el Tribunal de Cuentas. Y ha dejado claro que ella será la alcaldesa y que Podemos es un grupo más, importante, pero un grupo más dentro de la coalición electoral.

Uno de los problemas que tendrá que resolver es sustituir a los cientos de personas de confianza que metió el PP en el Ayuntamiento y que han anidado en muchas dependencias municipales

No tiene experiencia municipal pero sabe, y lo dijo, que el Ayuntamiento no para y que el sábado por la tarde ya tendrán que trabajar. Tiene una gran tarea. Pero la primera es saber cómo están de dinero. Hará una auditoría de la deuda y de la gestión municipal. No se remontará a las obras de la M-30 y no podrá saber quién hizo el gran negocio con las tuneladoras, pero sí que tendrá una radiografía de las cuentas. Ahí tendrá el primer problema con Antonio Carmona, que ha prometido bajar el IBI, algo que Ahora Madrid tiene difícil asumir.

Además de su política social tendrá que concretar qué ciudad quiere. Botella paró el Plan General, que deberá definir cómo debe ser la ciudad del futuro más cercano. Y antes de que elabore ese documento tendrá que decir sí o no a temas urgentes: Operación Calderón (con sobrecostes millonarios en La Peineta), Operación Chamartín, Campamento, Edificio España, nuevos centros comerciales, etc…

El viernes ya dijo que “despacio”. Pero habló de conceptos importantes como riqueza, inversión, empleo… que son los que también construyen política social. También dijo que no hay que construir 20.000 viviendas, mientras haya tantas vacías. Desde hoy tendrá otros problemas que resolver, como sustituir a los cientos de personas de confianza que metió el PP en el Ayuntamiento, especialmente en época Gallardón, y que han anidado en muchas dependencias municipales.

Aún no se sabe cómo gobernará, y si será un Tierno Galván, pero los suyos no le perdonarán que caiga en la famosa frase del viejo profesor que llegó a decir: “Los programas electorales están para no cumplirse”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba