Nacional

Las protestas en la calle se reducen en Madrid casi a la mitad tras superar las 4.000 el año pasado

La capital de España ha acogido en los diez primeros meses del año 2.509 manifestaciones, por las 4.354 de 2013. Las autoridades no esperan incidentes en las numerosas marchas que confluirán este sábado por la tarde en el centro de Madrid.

Las protestas por la crisis han bajado en Madrid este año, el gran manifestódromo nacional. Hasta el pasado 1 de noviembre se había celebrado en la capital de España 2.509 manifestaciones, casi la mitad que en el mismo periodo del año anterior. Gran parte de estas movilizaciones se debían a la crisis por despidos en las empresas. En los primeros 10 meses de 2013 el número de protestas fue de 4.354, por las 3.119 de 2012.

El mes de diciembre suele ser más tranquilo por el Puente de la Constitución y las Navidades por lo que los técnicos de la Delegación de Gobierno creen que no cambiará la tendencia. Además se ha constatado que menos ciudadanos acuden a las protestas: un 56% de las manifestaciones tiene menos de 50 asistentes, mientras que un 32% tiene de 51 a 200 y un 12% más de 200 participantes.

La reducción de protestas y en el número de manifestantes parece que tiene relación con el descenso de cierres de empresas, así como con la retirada de algunas privatizaciones o la aprobación de algunas leyes como las de Educación. Otra de las razones es que parece que el fenómeno Podemos ha encauzado la protesta social y muchos ciudadanos creen que esa nueva formación ya habla por ellos en la contestación social.

Para este sábado está prevista la celebración en Madrid de una gran manifestación de varias columnas de protesta que confluirá en la Plaza de Atocha. En ese punto se juntarán las columnas que vienen de varias carreteras nacionales. No se esperan incidentes. CCOO y UGT, que organizan la marcha junto a otros colectivos, garantizan un buen desarrollo. El problema, si se produce, será después de que terminen los parlamentos.

"Hay que decir que no"

La Policía cree que el hecho de que se celebren a la vez protestas en numerosas provincias españolas hace reduce el riesgo de tumultos callejeros. En marzo, cuando se produjeron los incidentes tras una manifestación similar, fueron interceptados algunos autobuses con personas que portaban elementos de guerrilla urbana.

Jaime Cedrún, secretario general de CCOO de Madrid, llamó a la protesta contra las políticas ultraliberales que "destrozan el estado social" y que desembocan en "injusticia, pobreza y desigualdad”. "El conflicto social –añade– está vigente y no valen las operaciones propagandísticas. Hay que decir que no y hay que decir que se puede cambiar porque hay alternativas", indica.

Protestan contra la reforma laboral y las privatizaciones, y para plantear propuestas como un cambio en las políticas fiscales, que haya servicios públicos de calidad y que se defienda el empleo en la industria.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba