Nacional

Botella ficha a otro bufete de postín para el Madrid Arena: ahora Gómez-Acebo & Pombo

Pese a los 79 abogados a nómina del Ayuntamiento, la regidora contrata a otros tres letrados del despacho de la Castellana para reforzar la defensa, a cargo de los bufetes Rodríguez-Ramos y González-Cuéllar. Cibeles dice que lo paga el seguro de Madridec.

Ana Botella, en una imagen de archivo.
Ana Botella, en una imagen de archivo. EFE

Ni la remesa de 79 abogados a sueldo del Ayuntamiento de Madrid ni la admisión momentánea de una querella por derrochar recursos públicos han frenado a la alcaldesa: el afán de Ana Botella por demostrar la inocencia del Consistorio en el caso Madrid Arena está saliendo caro a los madrileños. Sobre todo a medida que avanza la instrucción judicial: cuantos más imputados tiene el Ayuntamiento, más abogados particulares acuden a defenderlos. La incorporación de tres nuevos letrados pertenecientes a la célebre firma Gómez-Acebo & Pombo se suma a la defensa municipal ejercida desde el primer día por el vicedecano del Colegio de Abogados de Madrid, Luis Rodríguez-Ramos (del despacho Rodríguez-Ramos) y por otro reputado profesional como Nicolás González-Cuéllar.

Abogado de Madrid Espacios y Congresos (Madridec), Nicolás González-Cuéllar, junto a su socia de bufete Monika Godoy, ya no ejerce en exclusiva la defensa la empresa local. El letrado ya solo defiende al exgerente y al exconsejero delegado de Madridec, Jorge Rodrigo y José Ángel Rivero, respectivamente. Para los otros cuatro imputados del ente, tres onerosos profesionales de Gómez-Acebo & Pombo han sido contratados por el Ayuntamiento: Enrique Luzón, Carlos Sáiz e Íñigo Erlaiz, todos ellos procedentes de la firma localizada en el madrileño Paseo de la Castellana.

"Los imputados de Madridec han empezado a acusarse mutuamente, y eso explica el aumento de abogados defensores"

Según portavoces municipales consultados, la defensa de Madridec la costean las compañías de seguros, como viene recogido en la Ley de Seguros. Pero otras fuentes no oficiales niegan que sean estas firmas las que abonan los honorarios a los bufetes y se preguntan por qué Botella no recurre a alguno de los 79 abogados del servicio jurídico madrileño.  

La incorporaciones vienen recogidas en el sumario que instruye el juez Eduardo López Palop y se hicieron efectivas a comienzos de este mes. De hecho, el pasado 4 de febrero se suspendió la declaración del responsable de Seguridad de Madridec, José Luis Rodríguez Caamaño, por cambiar éste de abogado. Otros directivos de Espacios y Congresos han seguido los pasos de Caamaño y delegarán la defensa en Gómez-Acebo & Pombo, como Rafael Pastor o Francisco Del Amo.

A nadie escapa que el Ayuntamiento pagó en diciembre 17.000 euros a Ernst & Young por un informe lleno de errores.

Uno de los letrados personados en el juicio ha explicado a este medio que los cambios se deben a que Madridec ya no actúa en bloque con un único discurso, sino que sus altos cargos imputados se tiran estos días los trastos a la cabeza durante la ronda de declaraciones en los Juzgados de la Plaza de Castilla. “Precisamente, al existir varias versiones crece el número de abogados de la defensa”.   

Tampoco escapa que el Ayuntamiento contrató en diciembre los servicios de Ernst & Young y Sagardoy para presentar un Expediente de Regulación de Empleo en la empresa Macsa (Madrid Arte y Cultura S.A.). Por el informe previo al ERE de Ernst & Young se pagaron 17.000 euros. Sin embargo, el documento estaba mal redactado y hubo que rehacer el expediente. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba