Nacional

Trabajo investiga graves irregularidades laborales que afectan a las firmas contratadas para el Madrid Arena

La inspección descubre que ninguna empresa se encargó ni de los controles de accesos ni de “los movimientos de masas en el interior”, función en teoría asignada a Kontrol 34, a su vez subcontratada por el promotor Flores. Anomalías también en Diviertt. 

El Madrid Arena la madrugada de la tragedia, el pasado 1 de noviembre.
El Madrid Arena la madrugada de la tragedia, el pasado 1 de noviembre. EFE

La Inspección de Trabajo, dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ha abierto una investigación para averiguar las graves irregularidades laborales que pudieron afectar a dos de las empresas contratadas la noche de la tragedia del Madrid Arena del 1 de noviembre del año pasado. Las pesquisas atañen a Diviertt, del turbio promotor y organizador del evento Miguel Ángel Flores, y, sobre todo, a Kontrol34, subcontratada por el propio Flores y dedicada a labores de seguridad interior. Trabajo, que inició las diligencias a raíz de una denuncia, también ha revisado las posibles anomalías en una tercera empresa presente en la fiesta, Seguriber, concluyendo que ésta sí cumplía con la normativa vigente.

La parte más dura del documento del ministerio al que ha tenido acceso Vozpópuli va dedicada a Kontrol 34, propiedad de Carlos Manzanares. Manza y Flores están imputados por el juez que instruye el caso. La inspección señala que “el domicilio que figura en la base de datos de la Seguridad Social corresponde con el de la empresa que presta asesoría laboral” a Kontrol 34. Al acudir allí, “a un representante de ésta le constaba que esa noche no hubo ningún trabajador contratado por Kontrol 34 que prestara servicios en el Madrid Arena, y que la empresa tampoco había sido contratada ni por el Ayuntamiento ni por Diviertt S. L.”.

La investigación introduce una novedad en el caso, de confirmarse que nadie, como sospecha Empleo, se encargó del “control de acceso del aforo” y de los “movimientos de masas en el interior del recinto”. Carlos Manzanares ha defendido ante el juez que su empresa no estaba contratada la noche en que fallecieron cinco chicas jóvenes. Lo que hicieron los 64 empleados de Kontrol 34 fue, en palabras de Manzanares, prestar un “servicio de orden” para su “amigo” Miguel Ángel Flores.

En este sentido, Trabajo ha solicitado a todas las partes, incluido al Ayuntamiento, el nombre de la “empresa para la que prestaron servicios los trabajadores encargados del control de acceso a las instalaciones del Madrid Arena”.

Diviertt, ‘desaparecida’

La inspección también exige “el domicilio actual de la empresa Diviertt S. L. o de sus representantes legales”. Trabajo inspeccionó la sede social que aparece en la base de datos de la Seguridad Social”. Pero al enviar a la sociedad una citación, ésta le fue devuelta; el pasado 20 de febrero acudió un inspector al domicilio, “comprobándose que se trata de un edificio de viviendas en el que dicha empresa no figura en los buzones de correos”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba