Nacional

Botella compensa a los jefes de la Policía con "guardias no presenciales" a 530 euros

Cada una de las guardias semanales no presenciales, que exigen "disponibilidad de comunicación inmediata e ininterrumpida por medio del teléfono corporativo", se pagará a 530 euros desde el mes de marzo.

La Policía Municipal de Madrid vive momentos convulsos. Y no sólo por las consecuencias de la tragedia del Madrid Arena y de que su inspector Jefe, Emilio Monteagudo, esté imputado por esa causa.

El inspector jefe ha enviado una circular que desarrolla un acuerdo que tomó la Junta de Gobierno local, que preside Ana Botella, en diciembre del año pasado en la que se establecen las "guardias semanales no presenciales" para los jefes del cuerpo.

Esta instrucción modifica el modo de designar el servicio de guardia de los inspectores, los mandos, que hasta la fecha hacían guardia no presencial los fines de semana y ahora las harán de siete días, aunque fuera de su horario normal. Podrán estar en su casa, cenando en un restaurante o en el cine. Entre los agentes que no pertenecen a la escala técnica, (mandos) ha causado un profundo malestar que, mientras todos los asuntos de productividad son cifras públicas, no se da a conocer lo que se cobran en estos servicios la escala técnica.

En la circular que desarrolla las guardias no presenciales se dice que el jefe de inspección de guardia, fuera de su horario laboral habitual, no tendrá que estar necesariamente en lugar concreto ninguno, "sino su disponibilidad de comunicación inmediata e ininterrumpida por medio del teléfono corporativo". Deberán estar localizados y presentarse en un tiempo máximo de 45 minutos cuando sean requeridos por el jefe de guardia. Cada una de las guardias semanales no presenciales se pagará a 530 euros desde el mes de marzo.

Oposiciones a subinspector

Por otra parte, la pasada semana se celebró la oposición para subinspectores que llevaba paralizada 20 años. De los ocho aspirantes en el turno restringido han aprobado seis, que deberán hacer un curso hasta el mes de septiembre, cuando entrarán a ocupar sus nuevos puestos. El número uno ha sido para Fernando Martín, que viene del turno libre, mientras que el dos lo ha logrado José Luis Morcillo, antiguo jefe, y el tres es Emilio Monteagudo. Los suspendidos corresponden a las iniciales T. y E.

El problema es que los oficiales que hoy día están haciendo de subinspector eventualmente se verán desplazados y deberán bajar su categoría y sueldo, lo que va a provocar un enorme enfado, pues llevan casi 20 años en el puesto. Además, el concejal de Seguridad, Enrique Núñez, se ha empeñado en acabar con la provisionalidad y ha anunciado nuevas oposiciones para mandos.

Pero hay dos recursos en los juzgados contra la reanudación de la oposición que comenzó hace veinte años. Si entran los nuevos subinspectores en octubre y la Justicia declara ilegal la reanudación de la oposición, el lío será monumental. Los eventuales habrán dejado el puesto y los nuevos deberán abandonarlo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba