Nacional

Bolas de acero, adoquines, cócteles molotov... Los últimos “incidentes aislados” crispan a la Policía

En los últimos días se han producido batallas urbanas en Madrid en las que ha habido heridos y hay temor que se radicalicen algunos conflictos como el de la basura en Alcorcón o el de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada. 

Impacto de una piedra en un vehículo de la Policía.
Impacto de una piedra en un vehículo de la Policía. CSIT

Quince detenidos en Alcorcón (tres menores, dos con antecedentes y 21 heridos); cócteles molotov contra la fábrica de Coca-Cola en Fuenlabrada; bolas de acero y adoquines contra los policías en Lavapiés... Son “incidentes aislados”, dice la Policía y la Delegación de Gobierno, pero hay temor a que se radicalicen los conflictos. 

Sin embargo, la violencia callejera que se ha producido en Madrid en los últimos días no se conocía desde hace muchos meses. Fuentes policiales indicaron que las personas implicadas no tienen nada que ver con el conflicto de la limpieza de Alcorcón. Son ‘broncas’ que acuden allí donde hay un conflicto y ven que pueden provocar disturbios. La mayoría de los alborotadores de Alcorcón iba con máscara.

El conflicto en esa ciudad del sur de Madrid tiene su origen en el hecho de que el Ayuntamiento ha querido que una organización sin ánimo de lucro, Ecovidrio, se hiciera cargo de la recogida de las botellas.

El Ayuntamiento recibiría, además de no gastar en recogerlo, una compensación económica y había un compromiso de no echar a ningún trabajador y de no bajar el sueldo. “La situación iba a permitirnos centrarnos más en la basura orgánica, pero los sindicatos no han querido y esto se ha convertido en una huelga política contra el PP”, dijo uno de los ediles de esta ciudad.

El sábado hubo 21 policías nacionales y municipales heridos y destrozos por valor de 200.000 euros en la batalla. Cada día de huelga le cuesta al Ayuntamiento 30.000 euros. Se levantaron 60 adoquines que fueron lanzados contra escaparates de las tiendas y entidades bancarias. Se levantaron bancos y se destrozó mobiliario urbano.

Agresión a la Policía en un desahucio

Mientras, el sindicato de la Policía Municipal CSIT denunció el lunes que el pasado 31 se produjo un ataque contra miembros de las Unidades Centrales de Seguridad (UCS) en Lavapiés cuando iba a proceder a un desalojo judicial. Un grupo lanzó bolas de hierro, botellas y adoquines contra personas y vehículos. Este sindicato reclama más medios humanos para estos actos y mejores medios materiales a las unidades. Reclaman medidas contra los alborotadores que ponen en peligro la integridad de ciudadanos y agentes.

No se tienen noticias de la detención de las personas que encapuchadas lanzaron cócteles molotov en la fábrica de Coca-Cola en Fuenlabrada. La Policía continúa investigando.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba