Nacional

Botella cambia a la Policía Municipal los viejos revólveres de ‘Harry el sucio’ por nuevas pistolas

Quejas de los agentes porque les hacen el curso del arma, pero no les dejan disparar hasta que les toque el turno (tres veces al año) en la galería de tiro.

Un agente de la Policía Municipal de Madrid con la nueva arma
Un agente de la Policía Municipal de Madrid con la nueva arma VP

El Ayuntamiento de Madrid ha comenzado hace algunas semanas la renovación de las armas cortas a los agentes municipales que aún tenían un revólver semejante al que usaba Clint Eastwood en la película Harry el sucio (1971). Los agentes que entraron en las últimas promociones de la Policía Municipal de Madrid tenían ya sus pistolas, menos pesadas que los revólveres y que permiten tener más munición en caso de utilizarla. Pero no toda la plantilla operativa tenía ese arma más moderna.

Las viejas pistolas tenían sólo seis disparos, mientras que las nuevas, las que se están entregando, tienen catorce. En una situación de crisis esta munición puede salvar la vida al policía. La pistola tiene 13 balas en el cargador y una en la recámara. Llevan un cargador adicional con otras 14, lo que hace un total de 28 posibilidades de disparo, frente a los doce como máximo que tenían con el viejo 38: seis en el tambor y seis en la cartuchera.

Se calcula que en esta última renovación se van a entregar unas mil armas por las que se ha pagado a la empresa Uniformidad y Suministros de Protección, en un procedimiento negociado sin publicidad, 793.067 euros. El concurso incluye los accesorios propios (funda, cargador adicional y funda del cargador).

Las viejas pistolas tenían sólo seis disparos, mientras que las nuevas, las que se están entregando, tienen 14

La justificación que da el Ayuntamiento para la adjudicación a esta empresa es que ha sido la única “que puede presentar oferta al procedimiento y ajustarse al pliegos de cláusulas administrativas y de prescripciones técnicas”, según el BOE donde se publicó el fallo del concurso. Las nuevas pistolas HK se han venido entregando desde la pasada semana y de forma paralela los funcionarios han recibido un curso de manejo de un par de horas. Se les ha enseñado cómo funciona, a desmontarlas y partes fundamentales del arma.

Algunos de estos agentes se quejan de que nos les han dejado probar en la galería de tiro para ver si funciona correctamente y ‘hacerse’ con su nueva defensa. Sólo podrán hacerlo cuando les toque el turno de tiro en la galería, que es de tres veces al año. Un experto explica a este periódico que sería necesario una mayor práctica con fuego real antes de pasar a su empleo diario. También se queja de que el periodo de renovación haya durado casi 20 años. “Esta HK ya está superada”, añaden.

La entrega de esas armas coincide con una fase en la que todas las policías municipales españolas están agitadas por la amenaza de los grupos yihadistas. Muchas redes sociales incluyen informaciones que dicen que este cuerpo es objetivo de los ‘comandos dormidos’. El Ayuntamiento dictó hace algunas semanas algunas recomendaciones de protección y en las órdenes del día se pide la utilización de los chalecos antibalas.

La concejalía de Seguridad compró 1.300 chalecos para los agentes operativos, para lo que se destinaron 888.140 euros. En el mes de febrero se van a entregar los primeros trescientos. El elegido es mucho más cómodo que el anterior. Los sindicatos exigen que estas defensas sean de la talla adecuada a cada agente, ya que en caso contrario dificultan la conducción y dicen que puede provocar lesiones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba