Aún se desconoce el coste de las obras

Aviso a Gallardón: Madrid auditará excepcionalmente las obras de la M30

Se quiere determinar el precio final, aún desconocido, y si hubo malas praxis o incluso prevaricación. El sobrecoste estimado fue de 5.000 millones de euros sobre los 1.600 iniciales.

Alberto Ruiz-Gallardón, ex alcalde de Madrid
Alberto Ruiz-Gallardón, ex alcalde de Madrid EFE

Todos contra Gallardón. Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos han aprobado una auditoría de los últimos ocho años de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid. Y han hecho una excepción a ese límite temporal: las obras de la M30, que comenzaron en 2004 y terminaron en 2007. Los tres grupos, en declaraciones a Vozpópuli, han considerado inaceptable que no haya estudios sobre las enormes desviaciones del presupuesto de la obra emblemática de Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde desde 2003 hasta 2011. Quieren estudiar si hubo “excesos administrativos, mala praxis o prevaricación”, asegura un concejal socialista, en unas obras cuyo precio final aún se desconoce.

“Precisamente eso es lo que queremos a saber con la auditoría”, explica a Vozpópuli Ramón Silva, concejal del PSOE. “Pero nuestras estimaciones son de un sobrecoste de casi 5.000 millones de euros (4.927) en el soterramiento, es decir, sin contar Madrid Río. Estos 5.000 millones se convertirán en 10.440 millones cuando en el año 2040 terminemos de pagar. Eso, el precio final real, sería otro tema que debería aclarar la auditoría”.

Es un “juicio sumarísimo al PP”, dicen los populares.

Este diario ha tratado sin éxito obtener la información de los gastos totales de la empresa Madrid Calle 30. Nos remiten al Ayuntamiento. Gallardón decidió crear esta empresa mixta, formada al 80% por el Consistorio y en un 20% a partes iguales por Ferrovial y Dragados (ACS), para absorber la deuda derivada de las obras.

El Concejal de Economía y Hacienda del consistorio y miembro de Ahora Madrid, Carlos Sánchez Mato, promete facilitar toda la información disponible a este diario en los próximos días, aunque reconoce que no existe una cuantía ni exacta. Por eso su grupo ha apoyado esta iniciativa, dice, presentada originalmente por Ciudadanos. “No me parece normal que no exista un análisis claro de las enormes desviaciones de presupuesto”, explica. “Parece que otra vez podría haber resultado todo en un negocio redondo para las compañías participantes en la empresa mixta. Cuando Eurostat le dijo a Gallardón que haber creado esa empresa para sacar del déficit público el endeudamiento era ilegal, esas deudas pasaron de nuevo a las arcas públicas”, arguye.

"Carlos tiene esa información y nosotros se la hemos pedido, pero ha dicho que tiene que revisarla antes de entregarla", nos dice Sergio Brabezo, concejal de Ciudadanos. "Presentamos esta propuesta porque queremos justificar las desviaciones".

Las obras comenzaron el 2 de septiembre de 2004 y terminaron el 8 de mayo de 2007, con la apertura del túnel sur del Bypass. Alberto Ruiz-Gallardón presentó las obras con un coste de 1.700 millones en 2004. Cuando se adjudicó en 2005 a Ferrovial y ACS se hizo por una cifra de 2.500 millones. Luego se aumentó a 3.500 millones porque había que sumar el IVA. El último guarismo admitido por el Ayuntamiento por el soterramiento fue de 4.745 millones.

También el Palacio de Telecomunicaciones

La decisión adoptada por el Pleno del Ayuntamiento de este miércoles pasa ahora a la Junta para ser ejecutada. Se insta a “realizar una auditoría de la gestión en el Ayuntamiento de Madrid, sus Organismos Autónomos y Empresas Municipales, por la Intervención General del Ayuntamiento de Madrid”, con un horizonte de temporalidad de ocho años, los dos últimos mandatos municipales. La auditoría “versaría sobre la evolución y la situación actual” de “la situación económico-financiera, con especial interés en la deuda municipal” y “realizando un estudio con carácter excepcional del soterramiento de la M-30 y la mudanza del ayuntamiento al Palacio de Telecomunicaciones con independencia del año en que se generaron”.

Acercar las posiciones de los tres grupos no ha sido fácil. Uno de los primeros puntos de roce era la extensión del examen, si cuatro u ocho años. Ciudadanos, además, quería encargar el trabajo a una auditora externa, algo que el resto de grupos consideraron inaceptable por coste y por existir una Intervención General que puede encargarse de ese trabajo. El Partido Popular, que ha considerado el movimiento como un “juicio sumarísimo al PP”, ha ridiculizado además que se pretenda que los mismos interventores que ya dieron el visto bueno a las obras vayan a auditar ahora su propio trabajo.

La inclusión de la excepción para la M30 se hizo a última hora. “Me presentaron el texto de votación con la parte de la obra en rojo, pero dije que adelante”, asegura un concejal socialista. “No creo que vayamos a ver nada escandaloso, pero sí el detalle de lo que se hizo y cómo se hizo”, aventura en conversación con Vozpópuli Julio Ramsés Pérez, concejal del PSOE encargado de Economía y Hacienda. “Pero sí se está lanzando un aviso de que, aunque se tenga la mayoría absoluta, no se puede hacer lo que se quiera porque más adelante vendrá alguien a examinarlo en un futuro”.

El texto completo de la propuesta

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid acuerda:

1º. Realizar una auditoría de la gestión realizada en el Ayuntamiento de Madrid, sus Organismos Autónomos y Empresas Municipales, por la Intervención General del Ayuntamiento de Madrid.

2º. El horizonte temporal de la auditoría serían los últimos Ocho años, es decir, los dos últimos mandatos municipales.

3º. La auditoría versaría sobre la evolución y la situación actual de los siguientes aspectos del Ayuntamiento de Madrid, de sus Organismos Autónomos y sociedades mercantiles participadas por el Ayuntamiento:

     - Análisis de la situación económico-financiera, con especial interés en la deuda municipal. (Realizando un estudio con carácter excepcional del soterramiento de la M-30 y la mudanza del ayuntamiento al Palacio de Telecomunicaciones con independencia del año en que se generaron)

     - Análisis de la situación patrimonial, en especial la adquisición, arrendamiento, enajenación de bienes inmuebles y constitución de derechos de superficie. También existe un importante número de expedientes de expropiaciones que se encuentran en tramitación con los consiguientes justiprecios, lo que puede ser un gran problema de cara al futuro. Así mismo proponemos una comprobación de las subvenciones otorgadas así como su ejecución.

     - Análisis de la contratación municipal, centrándose en los contratos de mayor cuantía y/o de mayor duración temporal con especial atención a los contratos prorrogados. Otros aspectos importantes son la existencia de intereses de demora pendientes de pago, facturas pendientes de reconocimiento o de pago.

     - Análisis del presupuesto municipal y de su ejecución; y en aspectos relevantes como el Fondo de Contingencia que en todos los ejercicios ha multiplicado sus créditos iniciales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba