LAS ÚLTIMAS REVELACIONES DEL 'CASO GÜRTEL'

Luis Bárcenas sólo consigue justificar 17,2 millones de los 38 que acumuló en sus cuentas suizas

El extesorero del PP detalló en su última declaración que había participado en siete negocios desconocidos hasta ahora para intentar explicar su elevada fortuna. Sin embargo, con la suma de estos nuevos ingresos sólo alcanza a acreditar el origen de menos de la mitad del dinero que llegó a acumular en sus cuentas suizas.

Venta de gafas y sillas "novedosas". Comercialización de innovadores productos para asentar terrenos arcillosos. Labores de intermediación en la compraventa de productos agrícolas. Inmuebles. Obras de arte. Inversiones en Bolsa. Luis Bárcenas ha intentado en los últimos meses justificar su elevada fortuna en Suiza, cercana a los 38 millones de euros según su propia confesión, con todo tipo de transacciones económicas, la mayoría de ellas desconocidas hasta ahora. La última vez, el pasado 25 de febrero, cuando acudió a la Audiencia Nacional a declarar ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz. Aquel día, el extesorero del PP aseguró haber participado desde 1988 en siete lucrativos negocios. Sin embargo, con la incorporación de las nuevas cantidades que aseguró haberse embolsado con estos consigue explicar el 50% de los saldos de sus cuentas secretas en el país helvético. Hasta ahora, Bárcenas sólo ha conseguido 'sumar' 17,2 millones de euros, la mayoría de ellos, además, sin un respaldo documental.

En su última declaración, Bárcenas 'sumó' 4,4 millones de euros por ocho negocios diferentes en su intento por explicar los millonarios saldos de sus cuentas en Ginebra

En concreto, en la declaración de febrero, cuyos detalles se conocieron el pasado martes, el político popular aseguró que a finales de los años 80 tenía una participación en Innova, una empresa alemana especializada en material deportivo que comercializó unas gafas que "estaban muy de moda". La venta de estas acciones le permitió ganar 480.000 euros. Justo después, entró en contacto con un empresario de Liechtenstein que comercializaba un producto químico para la "solidificación de terrenos" y cuya representación en Sudamérica le reportó 900.000 euros más. Más tarde, se embarcó en la comercialización de una silla "novedosa", cuyo diseño terminó vendiendo a una empresa china por 90.000 euros.

También tuvo una pequeña editorial que le permitió embolsarse 120.000 euros más. Y asesoró a un grupo extranjero interesado en comprar el 15% de un banco de Puerto Rico y más tarde, una finca en Paraguay, por lo que le pagaron en total 1.015.000 euros. Desde 1995 a 2005, fue asesor del grupo uruguayo Centenary en la intermediación en la compraventa de productos agrícolas, por lo que recibió 1,2 millones de euros. Y, finalmente, insistió en su supuesta actividad de marchante de arte que, reiteró, le reportó entre 500.000 y 600.000 euros en los últimos años. En total, en su última declaración, Bárcenas 'sumó' a sus ingresos 4,4 millones de euros desconocidos hasta ahora. Unos ingresos que, aseguró, no podía justificar con documentación dado el tiempo transcurrido.

Todos estos negocios, sin embargo, nunca tuvieron reflejo en el apartado de ingresos de sus declaraciones de la renta y de patrimonio. De hecho, en éstas, que hacía conjuntamente con su desempleada esposa, el extesorero del PP sólo reflejó su sueldo en el partido (unos 200.000 euros al año de media) y las retribuciones recibidas por asistir al consejo de administración de una empresa. Es decir, poco más de 4 millones de euros en los 20 años que estuvo como trabajador de Génova 13. De la venta de inmuebles, uno de los negocios que esgrimió al poco de ser imputado en el caso Gürtel para justificar sus millonarios ingresos, los informes policiales reflejan desde hace tiempo que las plusvalías que él y su mujer obtuvieron de todas ellas fueron de 325.000 euros escasos. En sus primeras declaraciones ante la Justicia tras estallar el caso Gürtel, también habló de un supuesto trabajo de asesoría que había hecho a un amigo y por el que cobró casi 50.000 euros, y de una sociedad que creó junto a otros compañeros del partido, pero que no llegó a tener actividad y que, por lo tanto, no le reportó ningún beneficio.

No siempre afortunado en bolsa

Más rentables fueron, sin embargo, sus inversiones en Bolsa, aunque ni mucho menos tan espectaculares como el propio Bárcenas ha insistido en sus declaraciones ante el juez Ruz. "Habré tenido la fortuna de acertar", llegó a presumir el pasado mes de febrero. Sin embargo, la documentación remitida por las autoridades suizas sobre la cuenta del Dresdner Bank, la primera localizada, señala que no siempre invertía con acierto. Es verdad, y así lo reflejó la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, que logró embolsarse 2.266.190 euros en concepto de dividendos en los cuatro años que mantuvo abierta dicha cuenta con importantes paquetes de acciones depositados en ella. Además, la compraventa de acciones, sobre todo de Abertis, BBVA y Endesa, le permitieron obtener réditos de 9,6 millones de euros. Incluso, ganó 26.121 euros con varios depósitos y 157.866 más con bonos del Banco Europeo de Inversiones.

La venta de acciones le permitió ganar 9,6 millones de euros en cuatro años, aunque también acumuló minusvalías por algo más de 3,6 milllones

Una elevada cantidad que, sin embargo, se vio sensiblemente menguada por las pérdidas que registró con otros valores. Así, por ejemplo, la venta de sus acciones en Zardoya Otis le produjo una minusvalía de 799.203 euros. Con el Banco Santander perdió 75.593 euros. Con FCC, otros 140.784 euros. Aunque su gran descalabro bursátil fue la enajenación de sus acciones en la italiana Enel. Sufrió unas pérdidas de 2,6 millones de euros. Una cantidad similar a lo que, por ejemplo, se había embolsado con el pelotazo que dió con la venta de sus acciones de Abertis. En total, su falta de acierto le supuso perder nada menos que 3,6 millones de euros.

De este modo, la suma de todos sus ingresos conocidos en los últimos años suman 17,2 millones de euros, según los cálculos realizados por este diario con la documentación incorporada al sumario. Es decir, el 45% de los 38 millones de euros que, según reveló él mismo al juez Ruz en su última declaración, llegó a tener en las cuentas suizas en 2007, el año en el que atesoró mayor saldo. Ni siquiera sumando lo que supuestamente le entregó la red Gürtel, apenas un millón de euros, según los apuntes de la caja B de Francisco Correa, Bárcenas alcanzaría a justificar, ni de lejos, su fortuna en Suiza.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba