Rosalía Iglesias reclama a Moncloa la excarcelación de su esposo

Rosalía Iglesias, mujer de Bárcenas, envía mensajes desesperados con amenazas al Gobierno

Rosalía Iglesias, esposa de Luis Bárcenas, envía mensajes deseperados y amenazantes al Gobierno para que facilite la libertad provisional de su esposo, en prisión preventiva desde hace más de un año.

La esposa de Luis Bárcenas no ceja en su empeño de conseguir la puesta en libertad de su esposo, quien permanece en la prisión de Soto del Real desde hace más de un año. Rosalía Iglesias, también imputada por esta rama del caso 'caso Gürtel', ha hecho llegar al Gobierno, a través de diferentes vías, todo tipo de mensajes de advertencia, e incluso de amenazas, para lograr su propósito, según fuentes conocedoras del caso. "Está desesperada y ya no sabe qué hacer ni a quién recurrir", comentan estas fuentes.

Por cuatro ocasiones ha desestimado el juez Ruz las solicitudes del extesorero del PP para que modifique su actual situación de preventivo por las de arresto domiciliario o bien por la de la obligación de comparecer en el juzgado correspondiente todos los días. La Sala ha rechazado siempre estas peticiones por considerar que las circunstancias por las que se decretó el ingreso en prisión no se han visto modificadas. Ruz incluso imputó días atrás a Álvaro Lapuerta, tambén extesorero del PP, por posible colaboración en la apropiación de los donativos irregulares recibidos por el partido.

Recurso de amparo

La defensa de Bárcenas anunció hace unas semanas la posibilidad de presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para que retire la medida de excepción dictada por la Audiencia Nacional sobre la prisión incondicional del extesorero. En medios jurídicos se sostenía que la familia de Bárcenas confiaba en que esta vía pudiera prosperar y para ello han redoblado sus mensajes al Gobierno, a través de diversos conductos. La renuncia del magistrado Enrique López a su puesto en el TC podría haber supuesto un transtorno en los planes del entorno de Bárcenas, en especial en lo que respecta a un tratamiento favorable del Alto Tribunal a sus reclamaciones.

"Sólo he retrocedido para coger impulso y hacer frente a los que me condenan de antemano", escribe Bárcenas en una carta enviada al periodista Raúl del Pozo que publicaba el jueves el diario El Mundo. Esta insinuación con un evidente trasfondo de amenaza no causa inquietud alguna en el Gobierno ni en el PP donde siempre han recibido con escepticismo las amenazas de su extesorero sobre la posibilidad de hacer públicos determinados documentos que podrían comprometer a algunos de los dirigentes de la formación en el poder.

La esposa de Bárcenas, que atraviesa desde hace meses por una situación de enorme tensión y de nerviosismo, no ha cejado en su empeño de transmitir a diferentes 'mensajeros' del partido sus advertencias y hasta amanezas, aunque, hasta el momento, como muy pocos resultados. El recurso al Constitucional podría haber sido una solución al actual callejón sin salida, pero esta alternativa, sin haberse descartado, aparece ahora menos accesible que hace unas semanas. Mientras tanto, Rosalía Iglesias prosigue son su habitual rutina. Tiene dificultades económicas, según insiste una y otra vez a la Audiencia, y no logra que se la escuche cuando reclama justicia. La instrucción del caso prosigue un ritmo lento, en su opinión, y está convencida de que hay una determinación política de no ayudar a que su esposo consiga volver a casa a la espera del juicio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba