TRAS LA FORTUNA SECRETA DEL EXTESORERO

Bárcenas utilizó 149.000 euros de la caja B del PP para pagar parte de su chalé de lujo en Baqueira

Los dinero que la mujer del extesorero recibió para comprar acciones de Libertad Digital acabaron finalmente en la cuenta de la inmobiliaria que vendió al matrimonio el unifamiliar de 900.000 euros ahora embargado por el juez Ruz.

De la supuesta caja B del PP a la cuenta corriente de Rosalía Iglesias, la mujer de Luis Bárcenas. Y de allí, a la de una inmobiliaria catalana. El rastreo del cheque de 149.000 euros que la esposa del extesorero del PP sacó en abril de 2005 de la cuenta que poseía en la sucursal de Bankia próxima a su domicilio ya ha dado resultados. El banco Santander ha remitido este viernes al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, un escrito en el que por fin identifica quién era el titular del depósito en el que acabó dicho dinero. Se trata de una cuenta abierta a nombre de Neu 1500 SL, la inmobiliaria catalana que construyó la promoción de chalés de lujo cerca de Baqueira Beret (Lérida) donde el matrimonio posee una vivienda unifamiliar y dos plazas de garaje. Todo ello le costó a la pareja 900.000 euros, según reconoció el propio político ahora encarcelado en su declaración de bienes en el Senado cuando ocupaba un escaño. El dato conocido apunta a que parte de su coste fue sufrado, por tanto, con dinero de la supuesta contabilidad opaca de Génova 13.

El dinero había salido de la contabilidad opaca de Génova 13 para adquirir acciones de LIbertad Digital, pero no fue reintegrado. Acabó finalmente en la cuenta de la inmobiliaria a la que los Bárcenas adquirieron un unifamiliar en el Pirineo

El hilo del que ha tirado el magistrado para descubrir el desvío de parte de los fondos supuestamente irregulares del partido en beneficio del que fuera máximo responsable de sus finanzas fue uno de sus apuntes contables que reflejaba la entrega en enero de 2004 de 149.600 euros a Rosalía Iglesias supuestamente para la adquisición de una participación en la ampliación de capital de Libertad Digital. Según reconoció el propio Bárcenas al juez Ruz, esta cantidad, junto a otras entregadas a Álvaro Lapuerta, su jefe en la tesorería del partido, y Francisco Yáñez, empleado del PP recientemente fallecido, se hizo supuestamente por indicación de Ángel Acebes para hacer "un favor al partido" y que el PP no figurara formalmente como participante en aquella operación bursátil. Los apuntes contables recogían la salida de dichas cantidades pero sólo el reintegro de una de ellas, la de Yáñez.

Sin embargo, una cantidad idéntica, en concreto 149.000 euros, apareció meses después en la cuenta que Rosalía Iglesias tenía en una oficina de Bankia de la madrileña calle de Príncipe de Vergara, ya bajo sospecha porque en ella se había realizado un ingreso en efectivo de 500.000 euros. Se trataba de la emisión de un cheque por esa cantidad, sólo 600 euros menor que la que había recibido Rosalía Iglesias procedente de la supuesta caja B del partido. Un reciente informe de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) relacionaba ambas partidas y solicitaba al juez Ruz investigarlo. El magistrado, con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción, así lo ordenaba poco después y, ante la desidia de Bankia en facilitar información sobre dicho apunte y el de los 500.000 euros, ordenó el pasado martes el registro de la sucursal.

Un segundo ingreso de 52.000 euros

De aquella diligencia, el juez obtuvo un primer dato. El cheque había acabado en la sucursal que el Santander tiene en el número 203 de la Avenida Madrid, de Barcelona, por lo que reclamó a la entidad de Emilio Botín información sobre quién era el titular de la misma. Tras tener que cursar dos requerimientos más a este banco ante la incapacidad del mismo para localizar dicha información, finalmente llegó al juzgado este viernes un escrito de sus servicios jurídicos en el que comunicaban que la cuenta en la que se ingresaron los 149.000 euros pertenecía a la inmobiliaria Neu 1500 SL, la misma que construyó la promoción de chalés de lujo Val de Ruda en la localidad ilerdense de Naut Arán, muy cercana a la estación de esquí de Baqueira, donde el matrimonio tiene la vivienda unifamiliar valorada en cerca de un millón de euros. Ésta se encuentra embargada desde el verano pasado por orden del instructor para cubrir parte de las fianzas de responsabilidad civil de 43,2 y 6 millones de euros que impuso entonces a Bárcenas y su mujer, respectivamente.

El juez quiere saber también quiénes realizaron cuatro ingresos por un total de 294.600 euros en la cuenta de Rosalía Iglesias en Bankia entre 2004 y 2007 y cuyos resguardos se llevó un empleado de la entidad

El escrito del Santander aportaba al juez otro dato nuevo. Junto a aquel cheque, la cuenta bancaria de la inmobiliaria recibió el mismo día de ingreso, el 11 de abril de 2005, un segundo talón, en este caso por 52.395 euros y procedente de un depósito aún desconocido del Banco Popular. Por ello, el magistrado ordena en el auto requerir al representante legal de Neu 1500 SL que le facilite "toda la información y documentación de que disponga" tanto del ingreso efectuado por Rosalía Iglesias como sobre este segundo. Ruz, que en sus últimos escritos ha demostrado tener prisa por aclarar todo lo relacionado con los movimientos bancarios de la mujer de Bárcenas, da tres días a esta compañía para hacerle llegar los datos que posea sobre ambos.

Sin embargo, no será la inmobiliaria la única que tenga que darse prisa en contestar el requerimiento del juez. En el mismo auto, el magistrado vuelve a poner 'deberes' a Bankia con relación a la célebre cuenta de la mujer de Bárcenas. Ahora el juez quiere que la entidad financiera identique a las personas que entre 2004 y 2007 realizaron diversos ingresos en dicho depósito por un valor de 294.600 euros. En concreto, el magistrado investiga la entrada de 120.000 euros el 5 de marzo de 2004, otro de 74.000 euros de 16 de marzo de 2005, un tercero de 75.600 euros de 21 de marzo de ese mismo año y una cuarta operación por valor de 25.000 euros registrada el 3 de octubre de 2007. Además, el juez pide al banco información sobre el "puesto" que desempeñaba un trabajador identificado como Javier Barca que, según la información que remitió el propio banco el pasado martes, pidió el 6 de noviembre de 2008, tres meses antes de que estallara el 'caso Gürtel', una caja en la que supuestamente se guardaban los resguardos de los ingresos en efectivo realizados en la cuenta de la mujer de Bárcenas y que la entidad ha reconocido no haber podido recuperar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba