Nacional

Un falso funcionario de prisiones asalta a la mujer de Bárcenas para robarle los 'pendrive'

En el interior de la vivienda se encontraban la mujer del extesorero, Rosalía Iglesias, su hijo Guillermo, una empleada del hogar y un vigilante. El detenido presentaba síntomas de desequilibrio mental y amenazó a los ocupantes de la casa con un revólver. 

Varios policías esperan en la puerta del domicilio de Luis Bárcenas tras el asalto de un hombre disfrazado de cura
Varios policías esperan en la puerta del domicilio de Luis Bárcenas tras el asalto de un hombre disfrazado de cura Twitter: Ana R. Cañil

La Policía ha detenido este miércoles a un hombre con trastornos mentales, Enrique Oliveras García, de 64 años, como presunto autor del asalto a la vivienda familiar de Luis Bárcenas, de la que supuestamente pretendía sustraer los célebres 'pendrives' del extesorero del PP con la contabilidad B del partido. El hombre, vestido con ropa negra y un alzacuellos, consiguió franquear la puerta de la vivienda presentándose como funcionario de prisiones que debía hacer "un informe" para la cárcel donde está recluido el político. Una vez dentro, solicitó que todas las personas que hubiera en la casa se reunieran con él en una de las estancias para hacerles algunas preguntas. Cuando tuvo frente a él a todos, abrió el maletín que llevaba y sacó un revólver. Tras amenazarles, inmovilizó con bridas a las tres personas que en ese momento estaban en el domicilio: Rosalía Iglesias, el hijo del matrimonio Guillermo y la asistenta del hogar.

El asaltante portaba un viejo revólver en perfecto estado de uso, pero con balas de fogueo. Lo llevaba oculto en un maletín

Los tres estuvieron retenidos durante aproximadamente una hora, tiempo en el que el hombre les exigió reiteradamente que le entregaran los “pendrives y discos duros” que el extesorero tuviera en su domicilio. Finalmente, el hijo de Bárcenas consiguió quitarse las ligaduras y abalanzarse sobre el intruso para inmovilizarle. Mientras la esposa del extesorero y la empleada de hogar pedían ayuda por las ventanas y el balcón del domicilio. Según algunos vecinos, la asistenta incuso recogió el arma que se le había caído al asaltante en el forcejeo y salió con ella de la casa. La Policía tuvo conocimiento del suceso a las 17:19 horas después de que varios vecinos de la calle Príncipe de Vergara alertaran, precisamente, de los gritos de auxilio de las dos mueres.

"Solucionar los problemas de España"

Al lugar se desplazaron rápidamente varias dotaciones de la Policía Municipal y de la Policía Nacional, que al llegar pudieron ver como dos hombres, Guillermo Bárcenas y un vigilante del inmueble que había subido tras escuchar las voces de alarma, mantenían inmovilizado en el suelo a una persona de mayor edad. Enrique Oliveras, quien durante todo el suceso y tras su arrestó presentó evidentes síntomas de sufrir problemas mentales, cuenta con antecedentes penales desde 1967 por robo con fuerza, aunque su último problema con la Justicia en España se remonta a 1999, cuando fue detenido por un delito de estragos, según fuentes policiales. A los agentes, el asaltante les aseguró que se había desplazado a Madrid esa misma mañana desde Cuenca, donde reside junto a su anciana madre, porque tenía que "solucionar los problemas de España". El arma que portaba era un viejo revólver en perfecto estado de uso, pero cargado con balas de fogueo.

Tras su arresto, Enrique Oliveras fue trasladado a las dependencias que la Brigada Provincial de Información de la Policía tiene en el madrileño barrio de Moratalaz, para tomarle declaración. En las próximas horas será llevado ante el juez de guardia acusado, entre otros delitos, de detención ilegal y tenencia ilícita de armas. Mientras, las víctimas del asalto fueron atentidas por los servicios sanitarios del Samur al presentar crisis de ansiedad y lesiones leves en las muñecas producidas por las bridas con las que fueron maniatadas. El hijo del extesorero también mostraban moratones fruto del forcejeo. Ninguno necesitó ser trasladada a un centro sanitario. El abogado de Bárcenas, Javier Gómez de Liaño, mostró su “preocupación" por el suceso y recordó que su cliente ya ha sufrido con anterioridad otros  “incidentes” como la publicación de la fotografía de su ficha penitenciaria en un diario y la grabación en vídeo de imágenes suyas en la prisión donde está recluido.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba