EL EXTESORERO CONTRA SU PARTIDO

PP y Bárcenas sufren hoy el atasco judicial: la juez del "despido diferido" celebrará antes diez vistas

Dieciséis meses después de que el extesorero presentara la demanda, un juzgado de lo Social de Madrid estudiará finalmente este viernes la causa. El elevado número de litigios laborales retrasará horas una vista que el preso seguirá por videoconferencia.

Cospedal asiste en octubre al interrogatorio a Bárcenas durante el juicio por la demanda que la dirigente del PP interpuso contra él.
Cospedal asiste en octubre al interrogatorio a Bárcenas durante el juicio por la demanda que la dirigente del PP interpuso contra él. EFE

El PP y Luis Bárcenas volverán a verse las caras en los juzgados... y ya van tres. Esta vez será en Madrid, en la sala de vistas del Juzgado de lo Social número 16 de la capital. El motivo: la demanda que el extesorero puso a su antiguo partido por "despido improcedente", aquel que María Dolores de Cospedal calificó de "en diferido". Una vista que se celebrará con un sensible retraso de 16 meses desde que el político hoy encarcelado acudiera a los tribunales para reclamar una abultada indemnización de 905.000 euros. Todo por culpa del atasco que sufre la Justicia española, sobre todo en el ámbito laboral, tras el estallido de la crisis económica. Un colapso que también obligará a ambas partes a tener que esperar a que la titular del Juzgado celebre este viernes antes que la suya otras diez vistas. Citados para las 10 de la mañana, fuentes jurídicas creen que no podrán comparecer ante la magistrada antes de la una de la tarde.

La magistrada ha autorizado que el extesorero siga el juicio por su despido desde la cárcel por videoconferencia. Si declara o no 'vía plasma' se decidirá durante la vista

Hasta que les llegue el turno, los representantes legales de ambas partes se verán las caras en la zona que antecede a la sala de vistas y donde a veces los letrados de empresas y trabajadores llegan a acuerdos de última hora que hacen innecesaria la celebración del juicio. No será el caso de Bárcenas y su partido, que en el acto de conciliación celebrado el 15 de marzo del año pasado en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de la Comunidad de Madrid dejaron claro que las posiciones son absolutamente irreconciliables. El hoy preso defiende que fue despedido sin su conocimiento el 31 de enero de 2013, justo después de que salieran a la luz los célebres apuntes contables bautizados como "los papeles de Bárcenas". Por contra, el PP insiste que su salida del partido se produjo mucho antes, en abril de 2010, tras su dimisión formal por el 'caso Gürtel', y que los pagos mensuales que aquel consideraba su sueldo eran en realidad una "indemnización en diferido en forma de simulación con retención a la Seguridad Social", como la describió Cospedal. Una discrepancia de cerca de un millón de euros.

'Vía plasma'

No se espera la presencia de ningún dirigente del PP. La 'número 2' del partido estuvo en la vista que se celebró en Toledo por la demanda que ella misma interpuso contra el extesorero por implicarla directamente en el supuesto cobro de sobresueldos. Su imagen sentada mientras Bárcenas declaraba desde la cárcel 'vía plasma' fue portada de todos los periódicos. El extesorero tampoco estará 'de cuerpo presente', pero ha solicitado a la titular del juzgado permiso para seguir la vista por videoconferencia desde la cárcel de Soto del Real. La magistrada lo ha autorizado. Lo que no está aún decidido es si finalmente declarará, como pidió el abogado del extesorero el miércoles a última hora. Según fuentes del juzgado, esa cuestión se decidirá durante la propia vista.

La juez que verá la causa fue noticia en 2010 al ser sancionada por el CGPJ por ausentarse tres meses de su juzgado tras finalizar una baja médica por la operación de un dedo

Lo que sí está claro es que la magistrada no permitirá que se repita la escena de Toledo y que una hipotética intervención de Bárcenas sea retransmitida 'en directo' por televisión. La juez ha dado instrucciones para que sólo se puedan tomar imágenes de la sala justo antes del inicio de la vista. Nunca mientras se desarrolla la misma. De hecho, la titular del Juzgado de lo Social número 16, María José Ceballos Reinoso, puede ser una de las protagonistas de la vista. No será su primera 'incursión' en los medios. De hecho, en febrero de 2010 fue noticia después de que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) decidiera suspenderla durante seis meses tras ausentarse tres meses de su juzgado al finalizar la baja médica por la operación de un dedo.

Ella será la responsable de valorar la prueba que ambas partes expongan durante la vista y que contará con abundantes documentos. De hecho, la defensa del extesorero llevará los justificantes bancarios de los ingresos que durante los tres últimos años recibió en concepto de salario en su cuenta desde la del PP, así como numerosos correos electrónicos que en su opinión confirman que él siguió trabajando como asesor para el PP 'desde casa' tras haber dimitido oficialmente por el 'caso Gürtel'. También recordará que en la sede de Génova 13 mantuvo un despacho donde guardaba documentación y sus ordenadores, aquellos cuyas memorias internas fueron borradas por el PP meses después. Desde su defensa aseguran que llevará testigos de ello. Por contra, los representantes del partido insistirán en que toda relación laboral entre ambas partes se rompió en 2010 y que la peculiar forma de abonarle la indemnización fue un acuerdo mutuo. Pero todo eso será después de que la magistrada haya celebrado otros diez juicios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba