LA TRAMA INTERNACIONAL

Tres empleadas de un bufete panameño, dueñas de la última empresa 'fantasma' de Bárcenas

Granda Global SA, la mercantil con la que el extesorero del PP movió el dinero para regularizar su situación ante Hacienda, tiene como máximos directivos a tres trabajadoras del despacho de abogados Icaza, González-Ruiz & Alemán, presente en varios paraísos fiscales. Es el mismo que el político español utilizó para crear la fundación con el que abrió la cuenta Suiza de los 22 millones.

Nueva empresa, nuevos accionistas, pero el mismo trasfondo fraudulento. La investigación sobre las cuentas secretas de Luis Bárcenas en Suiza han sacado a la luz una nueva mercantil 'fantasma' utilizada por el extesorero del PP para el trasiego de su fortuna oculta en Suiza. Se trata de Granda Global SA, una empresa creada en Panamá el 8 de junio de 2009 y entre cuyos cargos directivos no aparece el político español, sino tres mujeres: Lilian de Muschett, Itzamará Madrid e Isolda Moran Anria.

El despacho en el que trabajan las testaferros creó otras dos empresas-pantalla para la trama del extesorero del PP

Las tres tienen en común que son empleadas del mismo despacho de abogados panameños, Icaza, González-Ruiz & Alemán, un bufete especializado en crear mercantiles por encargo en paraísos fiscales. Con estas tres nuevas testaferros ya son cerca de una veintena los 'personajes de paja' y más de media docena de empresas los utilizados por Bárcenas para ocultar el dinero que han sido detectados por las investigaciones judiciales. Tres de estas últimas fueron creadas, precisamente, por este despacho del país centroamericano.

La existencia de la nueva empresa ha sido conocido gracias a un error del extesorero del PP al traspasar fondos de sus cuentas en Suiza a España para pagar a Hacienda los 1,5 millones de euros necesarios para acogerse a la amnistía fiscal y blanquear 10,9 millones de su fortuna oculta. En el trasiego de dinero de una cuenta a otra, el extesorero del PP desveló la tenencia de una nueva cuenta en el país helvético y, también, la existencia de Granda Global SA, una empresa con un depósito abierto en una sucursal madrileña de Bankia.

El gestor español y el bufete panameño

El magistrado adjudicó en su último auto, en el que ordenaba investigar esta cuenta entre otras, la verdadera titularidad de la última empresa conocida al exsenador conservador pese a que su nombre no aparecía entre los accionistas ni entre sus directivos,. El motivo: en la cuenta bancaria a nombre de la empresa aparecía como firma autorizada Iván Yáñez Velasco, el gestor español que colabora desde al menos 2009 con el político en sus sospechosos trasiegos económicos. Sin embargo, no es éste el único detalle que relaciona a Bárcenas con la nueva empresa.

Las tres mujeres aparecen en el registro mercantil del país centroamericano como directivas de varios centenares de empresas

De hecho, la misma fue creada por el mismo bufete panameño que en 2005 creó la fundación Sinequanon, la pantalla que permitió al extesorero poseer durante cuatro años la cuenta en Suiza en la que llegó a acumular 22 millones de euros. Entonces, en lugar de tres empleadas del propio despacho, los testaferros utilizados fueron los 14 directivos de una mercantil de Islas Bermudas entre los que había cinco directivos del banco suizo Lombard Odier. También salió del mismo despacho National Founders Inc, utilizada en la trama para realizar diferentes gestiones.

Para Granda Global SA, Icaza, González Ruiz & Alemán utilizó a tres personas que en su web aparecen como empleadas. Las tres mujeres figuran en el registro mercantil de Panamá como directivos de varios centenares de empresas cada una. El bufete, de hecho, presume en su página en intenet de contar con filiales en los principales paraísos fiscales del mundo y de crear para sus clientes "estructuras de riesgo nulo de bancarrota, incluyendo fideicomisos, sociedades, fundaciones de interés privado, compañías de responsabilidad limitada y en comandita".

La fecha de creación tampoco es arbitraria, El 8 de marzo de 2009, cuando se crea ante notario, el caso Gürtel acaba de estallar y ya se han producido las primeras detenciones. A partir de ese momento y durante varios meses, el político español desarrolló una febril actividad en la que cerró la cuenta en la que había llegado a acumular 22 millones de euros y traspasó el dinero a otras cuentas abiertas a nombre de otras empresas fantasmas, tres de ellas domiciliadas en Uruguay y, como se ha sabido ahora, al menos otra en Panamá. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba