EL EXTESORERO EN PRISIÓN

Interior controló a Bárcenas en la cárcel con funcionarios ‘espías’ antiterroristas

Integrantes del Grupo de Control y Seguimiento de la prisión de Soto del Real, dedicados a vigilar a etarras, yihadistas y mafiosos, sometieron a un estrecho marcaje al extesorero del PP hasta mayo. Sólo entonces pasó a ser “un preso más”, según fuentes penitenciarias.

Imágenes de Luis Bárcenas grabadas de modo clandestino en el interior de la cárcel de Soto del Real.
Imágenes de Luis Bárcenas grabadas de modo clandestino en el interior de la cárcel de Soto del Real. LA SEXTA

Casi un año. Ése es el tiempo que el Ministerio del Interior ha mantenido a Luis Bárcenas bajo un control especial en la cárcel de Soto del Real (Madrid), donde el extesorero del PP permanece recluido desde el verano de 2013. Durante todo este tiempo, funcionarios de esta prisión pertenecientes al Grupo de Control y Seguimiento, un equipo de élite creado para vigilar estrechamente a terroristas e integrantes de grupos mafiosos, han dedicado parte de su tiempo al que fuera senador por Cantabria y hoy es simplemente el recluso número 2013011614. Así lo han confirmado a Vozpópuli fuentes penitenciarias, que añaden que dicho control se relajó el pasado mes de mayo. Desde entonces, Bárcenas “es un preso más” al que en los últimos meses se le ve “alicaído”, añaden. Al cierre de estas líneas, portavoces oficiales de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias no habían respondido a los diversos requerimientos de información que les había hecho este diario.

Los 'pata negra' elaboran fichas que incluyen desde la dieta que siguen cada preso bajo control hasta en qué gastan el dinero del 'peculio'

Bárcenas ingresó en prisión por orden del juez Pablo Ruz el 27 de junio de 2013 por el ‘caso Gürtel’. Desde entonces, ha permanecido en la cárcel madrileña y ha visto como en hasta cinco ocasiones la Audiencia Nacional rechazaba sus peticiones de puesta en libertad. Durante todo este tiempo, el que fuera máximo responsable de las finanzas 'populares' ha protagonizado diversos incidentes que han desembocado en una sanción penitenciaria de 140 días de privación de paseos por el patio de la cárcel. También ha sido grabado clandestinamente en diferentes lugares de prisión y estas imágenes emitidas en La Sexta. Un hecho que provocó la queja de la defensa del extesorero del PP y el plante del propio extesorero en prisión. Fuentes cercanas a su defensa han mostrado recientemente su convencimiento de que se han vuelto a tomar imágenes de su cliente, aunque éstas aún no han sido hechas públicas por ningún medio.

Lo que sin embargo no ha sospechado Bárcenas es que durante gran parte del tiempo que lleva en prisión sus movimientos han sido escrutados por este grupo especial de funcionarios de prisiones, a los que sus propios compañeros de trabajo denominan los “pata negra” o “espías”. Y ello pese a que, según las fuentes penitenciarias consultadas, en varias ocasiones estos funcionarios le sacaron del módulo 4 donde se encuentra su celda para trasladarlo a otros lugares de prisión para realizar diferentes gestiones. Este equipo de poco más de 200 funcionarios repartidos por todas las cárceles (entre 3 y 5 por prisión, más un grupo en la sede de Instituciones Penitenciarias) funciona desde el verano de 2008y, según detallaba la instrucción confidencial que fijó su estructura, tiene como principal misión elaborar fichas de cada uno de estos presos considerados por Interior como ‘especiales’. En estos documentos deben detallar datos tan variopintos como qué dieta sigue el interno, si modifica su aspecto físico, si pide cambios de celda, cuáles son sus relaciones familiares, si tiene personas cercanas también encarceladas y un largo etcétera.

Controlar qué leen y qué visten

Para ello, Interior facultó a estos funcionarios a registrar exhaustivamente sus celdas y controlar cualquier detalle que apareciese en las mismas: desde las publicaciones en su poder, de las que se deben anotar "títulos y autores de las mismas, posibles anotaciones manuscritas en libros, revistas, periódicos, hojas más desgastadas por el uso o marcadas", hasta las prendas de vestir que tiene y los artículos de higiene y limpieza que posee. Instituciones Penitenciarias incluso instruyó a dichos funcionarios para que tomasen nota de las "frases manuscritas en el panel de corcho y en cualquier otro lugar de la celda" y que se registrasen los barrotes. Todo ello pensado en un principio para obtener la mayor información posible tanto de presos de ETA, como de yihadista e integrantes de grupos mafiosos.

En mayo, sólo un mes después de su última declaración ante el juez Ruz, Bárcenas dejó de estar sometido a la vigilancia del Grupo de Control y Seguimiento

De hecho, a estos presos se les extrema también la vigilancia sobre las comunicaciones orales, escritas y telefónicas si se encuentran bajo control judicial y se hace especial hincapié en el registro minucioso de los paquetes postales que reciben o envíen "para detectar la posible introducción de documentación o notas manuscritas ocultas". También se somete a control todas las actividades que participen dentro de la prisión, ya sean "deportivas, educativas y religiosas", y se vigilan sus "relaciones con otros internos". Incluso se somete a una revisión permanente a su peculio (la cantidad de dinero del que pueden disponer en prisión) y en qué lo gastan en el economato del centro. Toda la información que recaban es volcada en una base informática de acceso restringido.

Siempre según las fuentes penitenciarias consultadas, Bárcenas ha sido sometido a una parte de estos controles por parte de los 'pata negra' hasta mayo. En aquel momento, tan sólo un mes después de que declarase ante el juez Pablo Ruz por última vez, se levantó esta medida. Desde entonces, Bárcenas es "un recluso más" e, incluso, ha mejorado su comportamiento en prisión. Su relación con los presossigue siendo correcta e, incluso, no duda en echar una mano a aquellos que, por ejemplo, le piden que les ayude a rellenar algún escrito para la dirección de la cárcel o les regala ropa. Sin embargo, lo que más llama la atención a las fuentes consultadas es que en los últimos meses "se muestra alicaído, como si hubiera tirado la toalla". Una impresión que comparten fuentes del entorno familiar del extesorero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba