LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL DE LA SUPUESTA CAJA ‘B’ DE GÉNOVA 13

Las escrituras dejan en evidencia a Cospedal: dio a Bárcenas más poderes que a otros tesoreros del PP

Los documentos notariales entregados por Génova 13 al juez Ruz revelan que la secretaria general otorgó a su ‘bestia negra’ capacidad de actuar más allá de los asuntos económicos de la formación. Dejó en su mano la posibilidad de emprender todo tipo de acciones legales, algo que no podían hacer sus antecesores.

María Dolores de Cospedal sale de la Audiencia Nacional tras declarar como testigo el pasado mes de agosto.
María Dolores de Cospedal sale de la Audiencia Nacional tras declarar como testigo el pasado mes de agosto. GTRES

Luis Bárcenas fue el tesorero más poderoso que ha tenido nunca el PP. Así lo confirman las cuatro escrituras entregadas recientemente por el propio partido al juez Pablo Ruz y a las que ha tenido acceso Vozpópuli. De su contenido se desprende que el político ahora encarcelado tuvo amplia capacidad de decisión desde junio de 2008, cuando su antecesor en el cargo y también imputado en la causa que investiga la supuesta caja ‘B’ de Génova 13, Álvaro Lapuerta, le otorgó hasta doce "facultades" concretas para la gestión económica de la formación política. Pero también que éstos poderes se ampliaron considerablemente en octubre de ese mismo año, cuando la secretaria general, María Dolores de Cospedal, modificó éstos para darle además capacidad legal para emprender prácticamente todo tipo de acciones judiciales en nombre del PP. Una quinta escritura, incorporada a la causa como un simple anexo de esta documentación, revela que, por ejemplo, Lapuerta nunca tuvo esta potestad mientras ejerció el cargo de tesorero.

Lapuerta otorgó a Bárcenas plenos poderes en las cuentas del PP poco antes del Congreso de 2008 con una escritura en el que le otorgaba 12 "facultades". Cospedal se los amplió meses después para que también tuviera manos libres ante los tribunales

Los documentos llegaron a la Audiencia Nacional el pasado 21 de abril, después de que el juez le exigiera al PP todas las escrituras otorgadas a Bárcenas desde 2007. El magistrado pretendía determinar quién había dicho la verdad ante él: si la 'número 2' del partido, que cuando declaró como testigo el pasado verano aseguró que ella misma se encargó el 5 de octubre de 2009 de revocar los poderes que tenía el político ahora encarcelado, o el extesorero, quien en su última comparecencia ante Ruz había reiterado que pese a haber sido imputado en el 'caso Gürtel', siguió ejerciendo como máximo responsable de las finanzas hasta al menos hasta el primer trimestre de 2010. De hecho, Bárcenas llegó a asegurar al magistrado que fue él quien envió entonces un correo electrónico a Génova 13 para pedir que le retiraran esa facultad dada su situación legal en el sumario sobre la trama de corrupción.

La primera de estas cuatro escrituras tiene fecha del 3 de junio de 2008, de poco antes del Congreso del partido en el que el político ahora encarcelado resultó elegido tesorero. Es una "sustitución de facultades” que le otorgó el entonces aún responsable de finanzas de la formación, Álvaro Lapuerta. En dicho escrito, éste le traspasó al hasta entonces gerente las doce “facultades” que él tenía desde noviembre de 2004 otorgadas por el que en aquel momento aún era secretario general del PP, Ángel Acebes. Aunque el primer documento no especifica cuáles eran dichos poderes, el notario incorporó como documento adjunto aquella escritura otorgada por Acebes en la que sí se especificaban todos y cada uno de ellos.

Así, Lapuerta y, desde junio de 2008, Bárcenas tenían capacidad para  “cobrar cupones y dividendos” además de “subvenciones”, “abrir o continuar cuentas corrientes”, “constituir depósitos de valores”, “personarse en bancos” donde el partido tuviera cajas de seguridad alquiladas, “librar o endosar” pagares, “arrendar inmuebles” para ser utilizados como sedes y contratar servicios básicos como el teléfono, “comprar y vender bienes por el precio, plazo y condiciones que estime conveniente”, “hipotecar y gravar en garantía toda clase de bienes” de la formación, “aceptar avales”, “disponer de fondos, contraer créditos”, y otorgar a terceros poderes para ejercer dichas facultades.

Doce más una

La segunda escritura notarial es de cuatro meses después. En concreto, del 1 de octubre de 2008. En ella, era la recién elegida secretaria general, María Dolores de Cospedal, la que otorgaba los poderes a Bárcenas, aunque con una significativa diferencia: éstos eran mucho más amplios que los que hasta ese momento el tesorero había recibido de su antecesor y de los que a éste a su vez había recibido de Ángel Acebes cuatro años antes. En concreto, el documento notarial calca las doce “facultades” sobre las finanzas 'populares' que ya tenía el político ahora encarcelado y añade una nueva.

La secretaria general dio poderes a Bárcenas para interponer "toda clase de recursos" ante los tribunales y llegar con ellos hasta el Constitucional" o, si lo consideraba oportuno, "desistir" de los mismos

Esta última es tan amplia que ocupa más de seis folios de la escritura. Con ella, la número 2 del PP dio al que al final se ha convertido en su mayor pesadilla poderes para, entre otras cosas, comparecer en nombre del partido ante cualquier instancia administrativa o judicial, incluida en el extranjero y “en particular en la Unión Europea”, para “instar, seguir y terminar […] toda clase de expedientes, juicios y procedimientos, civiles, criminales, administrativos, sociales, contencioso-administrativos, económico-administrativos, de trabajo, gubernativos, notariales, hipotecarios, de Hacienda, de jurisdicción voluntaria y de cualquier clase”.

Además, Cospedal dejó en manos de Bárcenas interponer “toda clase de acciones, demandas, denuncias, querellas, acusaciones, excepciones y defensas” además de ser él quien recibiera toda clase de “notificaciones, citaciones y emplazamientos”. El tesorero tenía también poder para interponer "toda clase de recursos" y llegar con ellos "ante el Tribunal Constitucional", o, si lo considera oportuno, "desistir" de ellos. Además, dejaba en manos de Bárcenas, "instar, prestar, alzar o cancelas embargos, depósitos, ejecuciones, deshaucios y anotaciones preventivas", "designar peritos", "intervenir en subastas judiciales y extrajudiciales" y "tomar posesión de los bienes muebles o inmuebles".

También "celebrar actos de conciliación con avenencia o sin ella", "someter a arbitraje las cuestiones controvertidas", "renunciar o reconocer derechos", "promover o personarse en los procedimientos de suspensión de pagos, quita o espera, concurso de acreedores o quiebra, y seguirlo hasta su conclusión". Incluso le daba luz verde para "recibir cantidades, indemnizatorias o no, resultantes de decisiones judiciales favorables" al PP y "percibir del Fondo de Garantía Salarial, de la Tesorería General de la Seguridad Social" las cantidades que pudieran también corresponder al partido.

"Si esta señora..."

Según María Dolores de Cospedal, Bárcenas tuvo tan amplios poderes hasta el 5 de octubre de 2009, meses después de estallar el 'caso Gürtel'. Ese día, y así consta en la tercer escritura aportada por el PP a la causa, la 'número 2' del partido acudió al notario para revocarle todos ellos. Sin embargo, el fedatario público reflejó en dicho documento que era el PP "quien se ocupará de notificar la citada revocación a los referidos apoderados [Bárcenas], quedando yo, el notario, eximido de dicho trámite". El propio extesorero aseguró al juez Ruz en su última declaración que nadie se puso en contacto con él para comunicarle esa circunstancia: "Si esta señora [en referencia a De Cospedal] revocó mis poderes en octubre de 2009, y no se lo comunica al revocado, y no lo comunica a las entidades bancarias... no sé qué figura es esa, pero yo habría estado actuando sin apoderamiento".

El notario dejó claro a la número 2 del PP que era el partido quién debía comunicar al extesorero que le había retirado los poderes. Bárcenas aseguró a Ruz que nunca lo hicieron y que siguió ejerciéndolos hasta 2010

En este sentido, detalló que durante todos esos meses, entre octubre de 2009 y el primer trimestre de 2010, el siguió realizando labores propias de un tesorero: "En los meses sucesivos, pues había que firmar los talones para que siguiese funcionando -digamos- el partido, había que seguir pagando a los proveedores, había que seguir firmando las transferencias al banco con las nóminas, en fin, lo que es la gestión diaria de una empresa, ¿no?", aseguró.

Tampoco muy clara debió tener el PP la situación tras recibir el correo electrónico de Bárcenas por lo que el 22 de abril de 2010 Cospedal acudió de nuevo al notario. Según el texto de la escritura remitida al juez por el PP, en dicho acto, la secretaria general se ratificó en la revocación que había hecho en octubre de 2009 y, además, amplió la misma a "cualesquiera otros poderes conferidos por el Partido Popular a don Luis Bárcenas Gutiérrez". El propio representante legal de Génova 13, Alberto Durán, en el escrito que acompaña a las cuatro escrituras remitidas a la Audiencia Nacional, 'aclara' al juez Ruz que con este último documento el PP quiso extender "la revocación tácita" de octubre por si "aún pudieran considerarse vigentes" los poderes que tuvo Bárcenas, los mayores que nunca tuvo un tesorero del PP.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba