Nacional

El PP continúa escrutando los veinte años de asientos contables de Bárcenas

Está analizando toda la contabilidad de la época del que fuera gerente y tesorero del partido más allá de los informes remitidos anualmente al Tribunal de Cuentas y del texto que dieron a conocer el pasado 2 de febrero para desactivar los papeles de Bárcenas.

Papel por papel. Veinte años de gestión, de asientos contables, que el PP está estudiando. Se trata de hacer una radiografía de la labor de Luis Bárcenas, el mismo que ha acumulado decenas de millones de euros en cuentas de Suiza, Estados Unidos o Uruguay, y que este jueves ingresó en prisión por decisión del juez Ruz. El Partido Popular ha apelado en todo momento a la limpieza de sus cuentas negando la existencia de una contabilidad B por la que presuntamente se hubieran gestionado donaciones privadas fuera de control y repartido sustanciosos 'sobresueldos' a los cargos más destacados del organigrama popular desde el año 1990. Es más, Génova se ha aferrado a los informes remitidos al Tribunal del Cuentas durante todos estos años para acreditar que no ha habido nada turbio en sus números. Entonces habló de una "auditoría interna" que debiera haberse visto refrendada por otra de carácter externo que ninguna empresa auditoria quiso hacer.

Pero todo eso era de cara al exterior, porque, al tiempo, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, encargó una exhaustiva investigación "a nivel global" para saber exactamente a qué se dedicó durante veinte años el gerente y luego tesorero, según ha sabido Vozpópuli de fuentes del PP. Las cuentas pues, se siguen escrutando. Y es más. Los mismos medios consultados aseguran que "cuando se tenga toda la información, ella actuará", en referencia a las decisiones "contundentes" que le reclaman un buen puñado de dirigentes provinciales, hartos de verse lastrados por las andanzas del hombre que amenaza con llevarse por delante al PP.  

Esta discreta investigación está siendo pilotada por la actual tesorera, Carmen Navarro, y por el servicio jurídico del partido y va mucho más allá del informe de ocho folios que presentaron ante el comité ejecutivo nacional el pasado 2 de febrero. Por aquel entonces se trató de "una visión global" de 18 años de funcionamiento del PP contemplando cuestiones como la remuneración de los cargos, trabajadores y colaboradores del partido, el dinero efectivo en caja de la tesorería y las fuentes de financiación.

El PP quiere conocer las andanzas de Bárcenas por si se sirvió del partido para acumular las decenas de millones que tiene en bancos en el extranjero

Entonces, las conclusiones pretendían ser determinantes: "De las conversaciones mantenidas y del examen de la documentación que ha podido consultarse --decía el texto asumiendo ya, de paso, las limitaciones del mismo--, se ha comprobado la saneada situación financiera del partido, y que las retribuciones que se abonaron a sus cargos han sido objeto de retención fiscal y debidamente consignadas en la contabilidad, sin que pueda deducirse la existencia de ingresos o gastos realizados por el PP durante el periodo examinado que no hayan sido debidamente asentados en sus asientos y registros contables".

Pero al margen de la oficialidad de las cuentas, en el PP se encendieron las luces de alarma sobre lo que pudo hacer o dejar de hacer Bárcenas durante esos años, incluida la posibilidad de que "desviara" donaciones del partido en beneficio propio o reclamara comisiones en nombre del PP en la maraña de la red corrupta que montó Francisco Correa. Es por ello que el PP intenta conocer al detalle todos los papeles de gerencia y de tesorería, con la dificultad añadida de no poder consultar al antecesor de Bárcenas, Álvaro Lapuerta, que, aunque ha superado el accidente doméstico que el pasado mes de abril le dejó en estado muy grave, se encuentra muy delicado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba