LAS ÚLTIMAS REVELACIONES DEL 'CASO GÜRTEL'

Bárcenas y su mujer llegaron a acumular 53 M. de euros en cuentas, acciones e inmuebles

La investigación revela que 2007 fue el año en el que el extesorero del PP y su esposa atesoraron más dinero. El juez Ruz ha ordenado centrar parte de las pesquisas en ese periodo para evitar que prescriban los posibles delitos fiscales de ambos.

Suma y sigue. La investigación sobre el patrimonio en España y en el extranjero de Luis Bárcenas no deja de deparar sorpresas e incorporar cifras millonarias a su 'saldo'. Las últimas pesquisas apuntan a que en 2007, el extesorero del PP y su mujer, Rosalía Iglesias Villar, también imputada en el 'caso Gürtel', llegaron a acumular cuentas, acciones e inmuebles por un valor cercano a los 53 millones de euros. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ordenó hace una semana a la Agencia Tributaria recabar toda la información fiscal que tengan de aquel año sobre el matrimonio, incluidas sus declaraciones de IRPF y del Impuesto de Patrimonio. El motivo: los supuestos delitos contra la Hacienda que hubieran cometido en aquel periodo prescribirán dentro de sólo cuatro meses.

En 2007, la cuenta en Suiza en la que Bárcenas atesoró 22 millones estuvo especialmente activa con compraventas de significativos paquetes de acciones, enajenación de bonos y la apertura sucesiva de 15 depósitos 

El grueso de esta fortuna estaba en Suiza. En concreto en la cuenta número 8401489 del Dresdner Bank de Ginebra. En este depósito, que Luis Bárcenas había puesto a nombre de la fundación fantasma panameña Sinequanon, acumuló aquel año más de 22 millones de euros, la mayoría de ellos en acciones de catorce empresas diferentes, casi todas españolas. Según los datos recogidos en el último informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, aquellos doce meses fueron especialmente activos en este depósito. Así, por ejemplo, vendió todas sus acciones en Iberdrola, Endesa y France Telecom, que le reportaron 5,5 millones de euros, y adquirió valores de BBVA, Realia Bussiness y San Paolo por una cantidad similar.

Además, enajenó bonos del Banco Europeo de Inversiones y contrató sucesivamente hasta quince depósitos. En total, los beneficios obtenidos en esos doce meses por sus movimientos bursátiles fueron de 817.636 euros, según el mismo informe policial. Ese año, esta cuenta en Suiza recibió también dos transferencias. La primera, el 23 de mayo, por un importe de 25.000 euros. La segunda, dos meses más tarde, por 20.000 euros. La información remitida por la entidad financiera de Ginebra no ha permitido identificar aún quién remitió estas cantidades. Tampoco está claro donde acumuló otros 16 millones de euros, una partida cuya existencia reveló el propio extesorero del PP el pasado 25 de febrero en su declaración en la Audiencia Nacional- Aquel día confesór que, en realidad, llegó a tener 38 millones de euros ocultos en Suiza y no sólo los 22 millones que se conocían hasta ese momento.

Una cuenta 'paralela' en Suiza y dos en Madrid

La Policía, como adelantó este diario el pasado 27 de febrero, cree que gran parte de esos 16 'nuevos' millones de euros estuvieron ocultos en la cuenta número 062926 de Lombard Odier. Este depósito fue abierto el mismo día de 2005 que el de los 22 millones de euros del Dresdner Bank y, en opinión de los investigadores, tuvieron una vida "similar" que hizo que muy posiblemente se cerrase por las mismas fechas de 2009, tras comenzar las detenciones del 'caso Gürtel'. De hecho, expertos en finanzas no descartan que entre ambos depósitos hubiera un 'paralelismo' en las carteras de valores y que la de Lombard Odier pudiera cobijar acciones de las mismas empresas que la de la otra entidad financiera suiza. De hecho, la existencia de la palabra "collateral" para referirse a ella en un documento interno de la entidad sugiere que ambas funcionaron como "garantía" una de la otra. El juez Ruz ha solicitado ya a las autoridades de Berna datos sobre la misma para confirmar esta sospecha.

Aquel año, el matrimonio tenía ya a su nombre cinco propiedades inmobiliarias en Madrid y Marbella, y adquirió una sexta en Polonia

Los cerca de 15 millones restantes de la supuesta fortuna acumulada por el matrimonio estaba presuntamente entonces en España. En concreto, en cuentas bancarias e invertidos en varios pisos y plazas de garaje. Bárcenas era titular aquel año de cuatro cuentas en España y aparecía como autorizado en otras trece más. Una de las primeras, abierta en una sucursal de Caja Madrid cercana a su céntrico domicilio en Madrid, fue detectada por Hacienda en la primera fase de la investigación, en concreto en el verano de 2009. Entonces, un informe remitido por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria al juez Antonio Pedreira, instructor en aquel momento de la causa, alertaba que ésta, con el número 6000415631, registró aquel año más de 3 millones de euros en ingresos.

En la misma sucursal, Rosalía Iglesias tenía otra cuenta, la número 6000434664, en la que el importe de abonos en aquellos doce meses fue de 10,9 millones de euros. El informe de la ONIF no pudo entonces concretar el origen de ese dinero ya que no dispuso del extracto de los movimientos de dichas cuentas ni tampoco descartar que algunos de ellos correspondieran "a una única renta o elementos patrimonial" que era reinvertido una y otra vez. El juez Pedreira no consideró oportuno seguir indagando en esa línea.

El último foco de la fortuna de Luis Bárcenas y su mujer eran entonces las propiedades inmobiliarias. En 2007, la pareja aparecía como titular de seis propiedades. En concreto, a nombre del extesorero aparecían dos casas en Madrid, una recibida en herencia y la segunda adquirida en 1999 por 360.000 euros, y una plaza de garaje valorada en 15.000 euros. Además, consta que el extesorero adquirió en junio de ese año una propiedad en Polonia por la que abonó 147.000 euros y que sorprendente vendió dos años más tarde por el mismo precio, por lo que formalmente no obtuvo beneficios. Por su parte, su mujer adquirió ese año una propiedad en Madrid escriturada en 50.000 euros, posiblemente una plaza de garaje, y poseía con anterioridad una vivienda en Marbella por la que pagó 300.000 euros en 2002. En 2008 la pareja adquirió el chalé de Baqueira por el que pagaron cerca de un millón de euros.

Con el sueldo del PP

En 2007, sin embargo, Luis Bárcenas declaró unos ingresos muy alejados de los millonarios saldos que acumulaba y su esposa ni siquiera trabajaba. El informe de la ONIF recogía que aquel año el extesorero declaró haber cobrado del PP 216.908 euros brutos, a los que sumó otros 29.424 en el apartado de "otras rentas" por su condición de consejero en una empresa. También recibió cerca de 27.000 euros en concepto de dietas como senador, pero este dinero no las declaró ya que estaban exentas de gravamen. En el Impuesto de Patrimonio, junto a los 225.379 euros declarados en concepto de bienes inmuebles urbanos, aseguró también tener bienes y derechos no exentos por un valor de 2,6 millones de euros. El informe de la ONIF también destacaba que la contabilidad incautada a la trama de Francisco Correa recogía que en 2007 ésta entregó presuntamente 72.000 euros al que ya entonces habían bautizado textualmente como Luis el Cabrón.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba