Nacional

Ruz imputa más delitos a Bárcenas y a su mujer tras ratificar la venta ficticia de sus cuadros

El juez les imputa falsedad documental, estafa procesal en grado de tentativa y blanqueo de capitales basándose en la declaración de la pintora argentina Isabel Mackinclay y en un informe de la Agencia Tributaria. La restauradora admitió ante el juez Ruz que recibió un total de 1.500 dólares por figurar como intermediaria en la venta de varios cuadros por parte de Rosalía Iglesias.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha citado al extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas y a su mujer, Rosalía Iglesias, a declarar de nuevo el 27 de junio tras imputarles nuevos delitos. Según la agencia Efe, que cita fuentes jurídicas, se les imputa falsedad documental, estafa procesal en grado de tentativa y blanqueo de capitales.

El magistrado ha adoptado esta decisión en un auto a petición de la Fiscalía Anticorrupción, basándose en la declaración de la pintora argentina Isabel Mackinlay y en un informe de Hacienda. Mackinclay admitió en su declaración que había accedido a firmar unos contratos en los que aparecía como intermediaria de una venta ficticia de cuadros de la mujer de Bárcenas. Con dicha venta, el matrimonio blanqueó casi medio millón de euros.

El juez señala que el supuesto contrato de mediación, firmado en Madrid en 2004, "no reflejaría operaciones reales", sino que se habrían elaborado para "inducir a error a los órganos jurisdiccionales y obtener el archivo de la causa respecto al delito fiscal" que se imputaba a Iglesias.

Isabel Mackinlay admitió ante el juez de la Audiencia Nacionalque recibió un total de 1.500 dólares por figurar como intermediaria en la venta de varios cuadros por parte de Rosalía Iglesias, con la que justificó unos ingresos de casi 560.000 euros, informaron fuentes jurídicas. En su declaración por videconferencia desde la Embajada de España en Buenos Aires, aseguró que la operación fue llevada a cabo por el presunto testaferro de Bárcenas en Argentina, Patricio Edgardo Bel, que trabajaba en la empresa La Moraleja del extesorero 'popular' Ángel Sanchís, también imputado en el 'caso Gürtel'.

Fraude con oepraciones no reales

El informe de Hacienda cifra en 222.112,58 euros la cantidad defraudada por el matrimonio en el ejercicio de 2006 y que derivaría de "una ganancia de patrimonio no justificada" de 500.000 euros, que fue ingresada en la cuenta de Iglesias en Caja Madrid y que aparecía en su declaración de la renta "como transmisión de elemento patrimonial no sujeto a tributación a la antigüedad del bien".

En 2004, en su declaración conjunta de IRPF, el matrimonio consignó una operación similar, en la que atribuía una ganancia patrimonial de 270.000 euros a la venta de un cuadro propiedad de Iglesias. Según el juez, los contratos aportados por el matrimonio, uno de ellos referido a un supuesto contrato de mediación suscrito en Madrid el 15 de noviembre de 2004 entre Iglesias y Mackinley y otro de compraventa, firmado el 19 de enero de 2006 entre las mismas partes, "no reflejarían operaciones reales". Por ello cree que esos contratos se introdujeron en el procedimiento "con el fin de inducir a error a los órganos jurisdiccionales y obtener el archivo de la causa respecto del delito fiscal investigado", por el que ambos estaban imputados.

A Bárcenas, el juez ya le había imputado el delito de blanqueo y ahora "los importantes ingresos en efectivo efectuados tanto en cuentas españolas como suizas confirmarían nuevamente la posible comisión de un delito de blanqueo". Posibilidad que se extiende también "respecto de su esposa", dado que en su cuenta en Cajamadrid "se efectúan importantes ingresos en efectivo que se pretenden justificar como plusvalías generadas en transmisiones de obras de arte", cuya realidad se cuestiona.

A ello se une "el conocimiento que tendría la imputada de los fondos depositados en Suiza a nombre de su marido", según se desprende de la documentación remitida por las autoridades helvéticas. Fundamentalmente, los documentos de la apertura de dos cuentas en el Dresdner Bank, en julio de 1994 y en agosto de 2001, respectivamente, en los que figuran los pasaportes de Bárcenas y su mujer.

En esa primera cuenta "se recogen múltiples y cuantiosos ingresos en efectivo entre los años 2000 a 2005 -por un importe total de 4 millones de euros- de origen desconocido y cuya justificación ante los gestores suizos era, en numerosas ocasiones, la compraventa de obras de arte".

Entre esos movimientos destacan tres ingresos de efectivo que suman 204.043,61 euros y en la segunda cuenta, en la que Iglesias aparecía como apoderada, figuran 28 ingresos en efectivo que suman 3.783.728,63 euros. Estos datos, destaca el auto, "vienen a cuestionar" la versión que dio Bárcenas a Ruz en su declaración el pasado 25 de febrero, negando que su mujer tuviera conocimiento de sus cuentas en Suiza.

En esta misma resolución, el juez acuerda pedir un informe a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sobre los viajes que hubiera hecho Bárcenas a Argentina desde el 1 de enero de 2006.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba