El juez debe decidir este lunes si prosigue en la Audiencia Nacional

Ruz buscaba imputar a Cospedal por el 'caso Bárcenas'

El tiempo de Ruz en la Audiencia Nacional se acaba. Antes de que su sucesor asuma el cargo en el juzgado número 5 de la Audiencia, pretende cerrar el 'caso Bárcenas'. Imputar a Dolores Cospedal era su principal objetivo, según fuentes judiciales.

El juez Pablo Ruz
El juez Pablo Ruz Efe

El juez Ruz debe presentar este mismo lunes su solicitud para continuar en la Audiencia Nacional a título de interino. En caso de no hacerlo, volverá a su juzgado de Móstoles. Este martes, el Consejo General del Poder Judicial aprobará la adjudicación del juzgado número 5 de la Audiencia al magistrado José de la Mata, quien fuera director general del Gobierno de Zapatero a las órdenes del entonces ministro de Justicia, José Caamaño.

Todo parece indicar que Ruz, uno de los magistrados con mayor relevancia mediática en los últimos años, decida abandonar su actual cometido y regresar al juzgado de Instrucción número 4 de la localidad madrileña, del que salió hace cinco años. En el caso de que optara por proseguir en la Audiencia, su papel sería el de prestar apoyo al nuevo titular, con lo que su capacidad de decisión y de iniciativa resultaría muy limitada.

Cinco años de Instrucción

Antes de que se proceda al relevo en este juzgado clave de la Audiencia, se da por hecho que Ruz consiga finalmente cerrar el denominado caso de los 'papeles de Bárcenas', una pieza separada del 'caso Gürtel’, que ha puesto en jaque al Partido Popular durante casi un lustro. El empeño de Ruz a lo largo de esta complicada instrucción era ir más allá de las posibles responsabilidades de los tres tesoreros de la formaciónSanchís, Lapuerta y Bárcenas, todos ellos imputados. Pretendía alcanzar a algún alto responsable político, y había puesto el punto de mira en Dolores Cospedal, la secretaria general del partido, de acuerdo con fuentes judiciales.

Ruz tiene apenas una semana para dar carpetazo al asunto Bárcenas, es decir, hasta que el nuevo titular tome posesión del juzgado

Ruz tiene apenas una semana para dar carpetazo al asunto Bárcenas, es decir, hasta que el nuevo titular tome posesión del juzgado. No parece que finalmente el instructor logre redondear sus propósitos aunque la semana pasada, en un último intento, Ruz encargó un nuevo informe a la Agencia Tributaria sobre eventuales responsabilidades del PP en el Impuesto de Sociedades del ejercicio de 2008. Los tiempos, sin embargo, juegan en su contra. Y los precedentes, ya que la determinación de Ruz de implicar al PP, y por ende, a alguno de sus principales responsables, en la financiación ilegal del partido, han topado con los diferentes informes emitidos desde Hacienda, en los que no se ha apreciado delito imputable a esta formación. Ni cohecho ni delito fiscal. No se ha logrado hasta ahora vincular los pagos opacos al PP por parte de determinados empresarios y su traducción en adjudicaciones irregulares de contratos púbicos. Tampoco Hacienda ha visto posible ilegalidad en la no tributación de las donaciones al partido, dado el uso que se ha dado a eso fondos.

Un dolor de cabeza

En los últimos meses de su instrucción, tanto en el caso Gürtel como en el de los papeles de Bárcenas, el juez Ruz se convirtió en un auténtico dolor de cabeza para el PP. No sólo ordenó la entrada de la Policía y agentes judiciales en la sede del PP para incautarse de documentación supuestamente comprometedora sino que llegó a imputar a quien fuera su secretario general, Ángel Acebes, en una muy polémica iniciativa de la que luego hubo de retractarse.

El momento más ríspido de la relación ente Ruz y el PP coincidió con el cierre de la instrucción de la fase más importante de la Gürtel en la que imputaba a la entonces ministra de Sanidad, Ana Mato, lo que obligó a Rajoy a apartarla del cargo y a proceder a un reajuste de Gabinete. Esa decisión se conoció la víspera en la que el presidente del Gobierno compareciera ante el Congreso para anunciar su importante paquete de reformas contra la corrupción.

Ataque al partido

La decisión de Ruz se recibió en el PP como un claro ataque al partido, fruto de una especie de 'obsesión personal' del magistrado contra su formación, de acuerdo con diferentes fuentes de los 'populares'. Pero el objetivo más acariciado por Ruz era llegar hasta la cúspide, es decir, hasta los altos responsables políticos, con la figura de Cospedal como principal protagonista. La secretaria general del PP, a lo largo de todos estos años, ha levantado un muro infranqueable para blindar jurídicamente la figura del presidente del Gobierno en todo este farragoso asunto, cuyo momento culminante se produjo con la revelación, por parte del diarioEl Mundo, de unos mensajes de SMS remitidos por Rajoy a quien fuera su extesorero. La frase recogida en uno de ellos,'Luis, sé fuerte', produjo un terremoto político cuyas réplicas todavía se perciben. Ella misma le dobló el brazo a Bárcenas al conseguir que se le condenara a pagar 50.000 euros por vulneración de su derecho al honor.

El juez Ruz había aterrizado en el juzgado número 5 de la Audiencia Nacional en 2010, en sustitución de Baltasar Garzón, apartado de la carrera tras ser condenado por prevaricación. Ahí ha permanecido hasta ahora en situación de interinidad, luego de sucesivas prórrogas por ausencia del titular. El magistrado Miguel Carmona, designado para ocupar ese juzgado en 2012, nunca tomó posesión de la plaza al ser designado juez de enlace con el Reino Unido.

Cumplidos todos los plazos y los trámites pertinentes, el juzgado que ocupa Ruz tendrá a partir del martes un nuevo titular, José de la Mata, alto cargo del Gobierno socialista de Zapatero

Cumplidos todos los plazos y los trámites pertinentes, el juzgado que ocupa Ruz tendrá a partir del martes un nuevo titular, José de la Mata, alto cargo del Gobierno socialista en los tiempos de Zapatero, quien tomará posesión del puesto en el plazo de una semana. Ruz tendría que solicitar hoy mismo una posible prórroga en su interinato en la Audiencia, pero en el caso de hacerlo y de que el CGPJ admitiera la solicitud, quedaría en situación de juez de apoyo o de refuerzo.

La Comisión Permanente del CGPJ había aprobado en diciembre la continuidad de Ruz en la Audiencia hasta este mes de marzo. Una vez llegada la fecha, le corresponde al nuevo titular decidir las labores que encomienda al juez de apoyo. Cabe pensar que, en contra de lo que ha circulado en medios judiciales, De la Mata asuma el control absoluto de los casos relevantes que lleva el juzgado. De ahí que se espera que Ruz aproveche estos días para cerrar definitivamente el 'caso Bárcenas' y, después, opte por tomar el camino de Móstoles. De lo contrario, es posible que, dentro de ocho días, el control de la causa deje de estar ya en sus manos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba