LA NUEVA DECLARACIÓN DEL EXTESORERO DEL PP

Bárcenas insiste en que Aznar y Rajoy conocían "desde luego" la existencia de la caja 'B' del PP

El extesorero del PP se ratifica en las acusaciones que hizo en su declaración de julio y añade que el partido tenia contabilidades opacas "en todas las provincias y regiones para las elecciones". "Los donantes se desvivían por darnos dinero en campaña", ha añadido.

El furgón de la Guardia Civil que ha trasladado a Bárcenas desde la prisión de Soto del Real hasta la Audiencia Nacional
El furgón de la Guardia Civil que ha trasladado a Bárcenas desde la prisión de Soto del Real hasta la Audiencia Nacional efe

Las más de cinco horas que ha durado este jueves la declaración de Luis Bárcenas ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, ha demostrado que el extesorero del PP no se arrepiente de haber tirado de la manta, pero también que ya no le quedaba prácticamente nada por destapar bajo ella. En su comparecencia, el político ahora encarcelado ha insistido que su partido disponía de una caja 'B' en Génova 13 que era "revisada" por los sucesivos secretarios generales, pero también que su existencia era conocida "desde luego" por los presidentes José María Aznar y Mariano Rajoy. Además, Bárcenas aseguró que no era la única contabilidad opaca que tenía la formación ya que "en todas las provincias y regiones había una para las elecciones". "Los donantes se desvivían por darnos dinero en campaña", ha añadido.

El extesorero del PP, que se ha cuidado mucho en no reconocer nada que pudiera empeorar su situación judicial, ha asegurado que la caja 'B' no sólo eran unas anotaciones manuscritas en una cuaderno sino que existía físicamente y tenía llave. Ésta le fue entregada en 1990 por el hasta entonces responsable de finanzas del Génova 13, Rosendo Naseiro, con 8 millones de pesetas (48.000 euros) en metálico en su interior y con el comentario de que la misma existía, al menos, desde 1987. Bárcenas ha asegurado al juez Ruz que aquel día acudió con la llave a ver al entonces secretario general del partido, Francisco Álvarez Cascos, quien supuestamente le dijo que "me quedara con ella". El extesorero ha recordado que entre aquel año y 1993 el partido no tuvo formalmente un tesorero tras la dimisión de Naseiro tras estallar el escándalo que llevaba su nombre y que dicha función la desarrolló 'de facto' el político asturiano, siendo él únicamente un subordinado que seguía sus instrucciones.

Cascos 'repartía' los sobresueldos

Según ha destacado el político ahora encarcelado, en aquellos tres años Cascos no sólo supervisaba la supuesta caja 'B', sino que también indicaba a qué dirigentes se les debían entregar sobresueldos y que, incluso, se encargaba de recaudar fondos entre los empresarios. Sus apuntes contables señalan al exvicepresidente del Gobierno en el época de Aznar como el presunto 'conseguidor' de 47 millones de pesetas. Cascos sólo dejó de ejercer esta supuesta función de controlador de las finanzas del partido con la llegada, en 1993, de Álvaro Lapuerta, nombrado tesorero. A partir de ese momento, él siguió supervisando la contabilidad opaca, función que continuaron haciendo sus sucesores. Tampoco eran ajenos los presidentes de la formación, en referencia a Aznar y Rajoy, quienes "desde luego" la conocían, según ha recalcado este miércoles Bárcenas.

Cascos controló las finanzas del PP hasta la llegada de Álvaro Lapuerta en 1993

Entre los dirigentes del partido expresamente mencionados por el político ahora encarcelado se encontraba también Ángel Acebes, de quien ha recordado que fue quien en octubre de 2004 supuestamente dio instrucciones a Lapuerta para que se utilizara dinero de la caja 'B' del partido para acudir a la ampliación de capital de Libertad Digital, una operación en la que Génova 13 invirtió cerca de 500.000 euros a través del propio Lapuerta, el empleado del partido ya fallecido Francisco Yáñez y la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias. Parte de este dinero acabó supuestamente financiando el chalé de lujo que el extesorero y su mujer compraron en Baqueira, algo que éste ha negado este jueves rotundamente.

Sobre las supuestas irregularidades contables del PP, Bárcenas ha vuelto a ratificarse en todas ellas, empezando por el supuesto 'blanqueo' de 200.000 euros de la formación en La Rioja para la adquisición de una sede en Logroño. El extesorero aseguró que el secretario general del partido en esta región, Carlos Cuevas, que entonces era senador como él, le abordó en la Cámara Alta para plantearle la entrega de esta cantidad de dinero que ellos tenían de donaciones presuntamente irregulares a cambio de que Génova 13 se lo devolviera con una transferencia para 'lavarlo'. Bárcenas aceptó y así se hizo, según reflejaba sus papeles contables.

Ratifica las entregas de dinero a Rajoy y Cospedal

También ha insistido en la veracidad de los documentos que apuntan a la existencia de una entrega de 200.000 euros a la campaña electoral de 2007 de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha a cambio de la adjudicación de un contrato de limpieza en la ciudad de Toledo a la empresa Sufi. Bárcenas ha insistido que entregó ese dinero al gerente de la formación en esta región, Cañas, también imputado en la causa, y que éste hubiera sido "un imbécil" si hubiera firmado el recibí sin que le hubiera entregado ese dinero, como el dirigente regional afirmó en su declaración ante Ruz. En esta operación, Bárcenas ha implicado por primera vez al que fuera alcalde 'popular' de Toledo, José Manuel Molina.

"Más de la mitad" de las facturas de la reforma de Génova se pagaron con dinero negro

Sobre la supuesta entrega de 50.000 euros a Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal, el extesorero ha insistido en que era cierto y que el dinero procedía de una devolución que hizo a Génova 13 el partido en Pontevedra después de que una deuda electoral de éste hubiera provocado un embargo de una de las cuentas del partido. También ha insistido que las obras de reforma de la sede madrileña del partidofueron pagadas "en más de la mitad" con dinero negro. En este sentido, ha asegurado que de ese modo, además de ahorrarse el pago del IVA, consiguieron que el arquitecto Gonzalo Urquijo, dueño de la empresa que hizo la reforma, les hiciera un descuento del 8% adicional. "Es un caballero educadísimo", dijo de éste, también imputado en la causa.

Bárcenas se cierra en banda con las cuentas suizas

Sobre el origen de sus millonarias cuentas suizas, donde llegó a acumular hasta 48,2 millones de euros, Bárcenas se puso a la defensiva. Así negó que parte de ese dinero procediera de la contabilidad opaca de Génova 13, como apuntaba uno de los últimos informes de la UDEF. En este punto, el extesorero ha insistido en su coartada que todo ese dinero procedía de sus negocios privados y ,más en concreto, de la compra venta de obras de arte y de sus labores de comisionista para unos empresarios uruguayos que se negó a identificar. Tampoco concretó cuáles era dichos negocios, salvo uno: la supuesta mediación de una finca agropecuaria en la provincia argentina de Córdoba por la que cobró 200.000 euros.

Sobre las supuestas conexiones entre la contabilidad opaca de la formación y sus cuentas helvéticas, reveladas en algunos informes recientes, él lo ha negado y ha insistido que era "imposible" desviar dinero de la caja 'B' ya que Lapuerta supuestamente llevaba un estricto control de las mismas con unas 'fichas' que aún no han aparecido. "La única posibilidad de hacerlo era que nos hubiéramos puesto de acuerdo Álvaro y yo, cosa que no ocurrió", ha añadido. De hecho, insistió que él nunca se reunió a solas con empresarios y que siempre lo hacía con su jefe en las finanzas del partido.

Pese al ofrecimiento de su última misiva al juez Ruz, Bárcenas sólo entregó tres documentos de escasa relevancia. De hecho, todos ellos estaban enfocados a conseguir la exculpación de algunas de las acusaciones tanto a él como a su mujer. Así, ha incorporado al sumario el original del documento de Caja Madrid en el que se recogía el ingreso en la cuenta que en esta entidad tenía su mujer de 500.000 euros en billetes de 500. También una orden de venta de acciones de Libertad Digital y documentos bancarios remitidos por su abogado en Suiza con el que ha intentado demostrar que un supuesto ingreso de 1 millón de euros en sus cuentas en este país europeo no era tal sino la anulación de cuatro cheques de 250.000 euros librados por él que no se llegaron a cobrar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba