Nacional

El presidente de Lufthansa, sobre el copiloto que estrelló el avión: "Había pasado todos los tests médicos"

Carsten Spohr asegura que la compañía está "consternada" y desconoce los motivos que llevaron al copiloto a provocar de forma consciente el descenso del avión y estrellarlo. Dice que "era cien por cien apto para el vuelo".

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, durante una rueda de prensa en el aeropuerto de El Prat este miércoles.
El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, durante una rueda de prensa en el aeropuerto de El Prat este miércoles. EFE

El presidente de la aerolínea Lufthansa, Carsten Spohr, ha explicado este jueves que la compañía desconoce los motivos que llevaron al copiloto a provocar de forma consciente el descenso del avión en el que iban 150 personas, y estrellarlo. Spohr afirmó que la compañía está "consternada" tras conocer la grabación de la caja negra del avión siniestrado de su filial Germanwings y dijo que "lo que ha ocurrido era inimaginable".

­ El responsable de la aerolínea dijo que el copiloto, Andreas Lubitz, interrumpió su entrenamiento hace seis años, pero aprobó todos los controles exigidos para volar. Lubitz suspendió su entrenamiento por varios meses, pero Carsten Spohr ha explicado que esto no es inusual, subrayando que la aerolínea elige su tripulación muy cuidadosamente y la somete a exámenes psicológicos. "Había pasado todos los tests médicos con amplio margen", ha indicado, si bien tras la formación de los pilotos no se realizan pruebas psicológicas explícitas. Aunque Lufthansa no ha explicado los motivos de su parón, la revista alemana Der Spiegel explica que Lubitz interrumpió su entrenamiento “tras sufrir una depresión y mostrar síntomas de agotamiento”.

"Ni en nuestros peores sueños hubiéramos podido imaginar algo así", ha dicho el presidente de Lufthansa, que ha asegurado que la aerolínea selecciona el personal con mucho cuidado. Spohr ha mostrado absoluta confianza en sus pilotos y en los criterios de selección que tiene la mayor aerolínea de Alemania, y ha calificado lo ocurrido como "el acontecimiento más horrible en la historia de nuestra compañía".

Según el presidente de la aerolínea, "lo que ha ocurrido era inimaginable"

El presidente de Lufthansa ha añadido que no hay manera de prevenir un accidente así y ha explicado que el copiloto había superado las pruebas médicas que se realizan una vez al año pero que tras la formación de los pilotos no se realizan pruebas psicológicas explícitas. Spohr ha hecho hincapié en que los estándares de seguridad de Lufthansa son elevados y que volar es el medio de transporte más seguro.

Ha añadido que no hay manera de prevenir un accidente así y ha lamentado mucho lo que ha ocurrido. Spohr también ha dicho que en caso de que un piloto pierda el conocimiento existe en la compañía un código propio y una señal. Si una vez activada, no hay respuesta, se abre la puerta de la cabina.

El copiloto del avión de Germanwings que presuntamente estrelló el Airbus A320 en los Alpes franceses se llamaba Andreas Lubitz, un joven nacido en la pequeña localidad de Montabaur, en el estado federado de Renania-Palatinado, en el oeste de Alemania. El copiloto, de 28 años, tenía una experiencia de 630 horas de vuelo y había comenzado a trabajar en Germanwings en septiembre de 2013. Según el presidente de Lufthansa, en su formación se produjo una interrupción hace años, pero ha defendido que "era cien por cien apto para el vuelo, sin ningún tipo de peculiaridad".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba