Nacional

La oposición cree que Cavero salió de Unesa a CEIM para poder justificar la compra del piso de Marbella

La oposición política acusa al presidente de haber diseñado un plan para justificar la compra del piso. Afirman que dentro de este plan está la salida de Lourdes Cavero de la patronal Unesa, donde recibió una indemnización de unos 700.000 euros, que le permitieron dar la "entrada" para pagar el ático de Marbella.

Lourdes Cavero con su marido, Ignacio González
Lourdes Cavero con su marido, Ignacio González efe

La oposición interna y externa del PP y de la Comunidad de Madrid está exultante. Consideran que la imputación de la mujer de Ignacio González deja políticamente muerto al presidente del Gobierno de Madrid, que este mismo miércoles tiene que compartir mantel con Mariano Rajoy en la clásica cena de Navidad del PP de Madrid. Todos han exigido responsabilidades políticas, es decir su dimisión, si se confirman los delitos de los que habla el juzgado.

Lourdes Cavero, mujer del presidente de Madrid, ha sido imputada por un presunto delito fiscal y otro de blanqueo en la compra del ático de 496 m² en Marbella, un piso que ha provocado al matrimonio muchos dolores de cabeza. Cavero es socia de una empresa de Subastas, Segre, con gran tradición en este mercado madrileño.

Si el PSOE, IU e UPyD se frotaban las manos, los contrarios a González en el PP regional y en la CEIM creen que ha comenzado el principio del fin de González, según dijeron críticos con la gestión del actual presidente regional.

La oposición política acusa al presidente de haber diseñado un plan para justificar la compra del piso. Afirman que dentro de este plan está la salida de Lourdes Cavero de la patronal Unesa, donde recibió una indemnización de unos 700.000 euros, que le permitieron dar la "entrada"  para pagar el ático de Marbella.

También recuerdan que poco tiempo después le contrató Arturo Fernández como vicepresidenta de CEIM, con poderes ejecutivos, por una cantidad cercana a los 130.000 euros al año, lo que ha provocado la protesta no hecha pública por la oposición en CEIM. Además, afirman que para poder hacer hueco a Lourdes Cavero tuvieron que echar a Alejandro Cruceiro, anterior secretario general, por cerca de 700.000 euros cuando le faltaban dos años para jubilarse.

Recuerdan que por un traje tuvo que dimitir Francisco Camps y que hay comisiones rogatorias en marcha que pueden provocar muchos problemas al presidente de la Comunidad. También recuerdan que a partir de ahora empieza un calvario judicial en la Audiencia Nacional que va a coincidir con las decisiones que tiene que tomar el partido sobre el candidato, o candidata, a la Comunidad de Madrid para las próximas elecciones autonómicas, para las que faltan dos años. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba