LA DOCTORA HABLA CON 'VOZPÓPULI'

Elisa Pinto: "López Madrid me dijo que contrató al comisario Villarejo a través de Granados"

La doctora que denunció por acoso sexual al consejero delegado del Grupo Villar Mir también accede a hablar con este diario. Emocionada, la dermatóloga revela, entre otras cosas, que ha presentado una denuncia por la mala instrucción policial de su caso...

Elisa Pinto habla en exclusiva con 'Vozpópuli' sobre el caso de acoso.
Elisa Pinto habla en exclusiva con 'Vozpópuli' sobre el caso de acoso. WEB A3

Contra su voluntad, la doctora Elisa Pinto Romero se ha hecho célebre en los últimos días al conocerse su denuncia por acoso sexual contra Javier López Madrid. Tras la publicación de una entrevista al empresario en este diario, ella también se ha avenido a explicar largo y tendido a Vozpópuli su versión de este sórdido caso. La dermatóloga nos abre las puertas de su domicilio y expone el calvario que ella y su familia están viviendo en los últimos dos años. Emocionada, quebrada por el dolor en algunos momentos, desvela, entre otras cosas, que López Madrid le confesó en su momento que había contratado para afrontar este asunto al comisario José Villarejo por recomendación expresa de Francisco Granados. Y también revela que ha presentado una denuncia ante el Ministerio del Interior por la mala instrucción policial que ha padecido

Cuando fue apuñalada en presencia de su hijo, el niño "se quedó mirando por la ventana, esperando a su madre, porque pensaba que quizás estaba muerta"

Elisa Pinto Romero es una mujer elegante y sofisticada, alejada del perfil de psicópata que algunos han intentado vender en las últimas horas. No está acostumbrada a hablar con periodistas, pero consigue vencer sus nervios iniciales y se expresa pausadamente, aunque por momentos la emoción se apodere de ella. Sobre todo cuando habla de su hijo de diez años que sufre estrés postraumático desde que presenció cómo un individuo no identificado apuñalaba a su madre. "Él llamó al 112 y, como el ataque fue aquí cerca, vinimos a casa y esperamos a que llegase una ambulancia; cuando me llevaron al hospital, se quedó mirando por la ventana, esperando a su madre, porque pensaba que quizás estaba muerta". 

"Una puta o una loca"

"En este país -sostiene al inicio de la conversación- una mujer como yo en un caso como éste acaba pareciendo una puta o una loca". Cuando se le pregunta por qué no denunció antes al financiero, responde: "Yo no podía denunciar a López Madrid porque tengo una situación social y profesional y tenía que cuidar una imagen: vivo de mis pacientes, soy una persona enormemente discreta y tengo que cuidar mi respetabilidad", argumenta. "Mantuve una situación de tensión en contra de la opinión de mi marido, que me decía que lo denunciase antes". Mientras narra estos hechos, las lágrimas anegan su rostro. 

A renglón seguido, Elisa Pinto se afana en negar la veracidad de una denuncia contra ella interpuesta por Alejandra Soto López de Toledo, hija del famoso doctor Soto Melo, con quien la dermatóloga trabajó durante años. Frente a lo que se ha dicho, explica que nunca tuvo problema alguno con el doctor, pero sí con una de sus hijas. "¿Si le hubiera acosado, cómo es posible que en 2012, cuando se jubiló, yo acudiera a su despacho porque quiso que unos libros de dermatología que apreciaba mucho me los quedara yo?", detalla al milímetro. Además, insiste en que una vez que él dejó el negocio, ella intentó comprarle la clínica, aunque sin éxito. Una prueba más, según ella, de la buena relación con el doctor, al que "jamás" acosó ni nada por el estilo. 

Cómo se conocen y el "flirteo"

Respecto a su relación con López Madrid, la doctora expone que conoció al susodicho y a su esposa, Silvia Villar Mir, cuando ambos acudieron a su clínica como clientes, en la primavera de 2012. Después, él "empezó un flirteo" durante un tiempo y, una vez que ella no le correspondió, pasó a la fase del acoso puro y duro. Visitas a su clínica a horas intempestivas, mensajes y llamadas al teléfono, amenazas a ella y sus familiares, las puñaladas conocidas, la pelea judicial, etcétera... Su tesis sobre lo acaecido choca frontalmente con la del supuesto acosador, quien apuntó que fue esta mujer quien se obsesionó con él.  

La doctora sostiene que el informe de la Guardia Civil sobre las llamadas y los mensajes amenazantes -esgrimido por el empresario como prueba de su inocencia- "es sesgado y tendencioso"

Punto por punto, la dermatóloga ofrece una versión totalmente opuesta a la que expresó el empresario en su entrevista con este diario. También asegura que él sí le regaló un anillo Cartier que tenía un valor de 4.700 euros. Asimismo, sostiene que el famoso informe de la Guardia Civil sobre las llamadas y los mensajes amenazantes -esgrimido por el empresario como prueba de su inocencia- "es sesgado y tendencioso" y representa "lo único que hay en todo el sumario que favorece" a su presunto acosador. Y arguye que sus letrados han solicitado nuevos peritajes al respecto. A cuenta de todos estos detalles, ella asegura que el yerno de Juan Miguel Villar Mir ha ido cambiando de versión según le convenía durante el proceso judicial

Una denuncia ante Interior

Otra de sus quejas tiene que ver con la ausencia de imágenes sobre el momento de los ataques que ha padecido. "La Policía pidió la grabación de las cámaras de seguridad con una hora de retraso por error. Cuando se dieron cuenta, ya se habián perdido las imágenes". Elisa no puede eoncontrar explicación a que no haya ningún vídeo del instante de su apuñalamiento "cuando fui atacada en la calle Triana, justo al lado de una comandancia de la Guardia Civil". Y, de hecho, desvela que ha presentado una denuncia ante el Ministerio del Interior por todos los "fallos" policiales que están perjudicando sus intereses.

"Desde el pasado viernes tengo puesta esa denuncia en la secretaría de Estado de Interior, por la mala instrucción policial, detallando uno a uno todos los errores". Resignada, detalla algunos de esos fallos policiales: "El primer individuo que entró en mi coche lo hizo sin guantes y no se ha analizado el coche; no se piden adecuadamente las imágenes de las cámaras de seguridad; cuando fui a poner la denuncia a la comisaría de Chamartín fui intimidada por un policía, que no me dejó ni llamar a mi abogado, etcétera". 

La dermatóloga ha ampliado su denuncia para que se investigue en el sumario de la operación Púnica si hay conversaciones entre Granados y López Madrid

Llegados a este punto del diálogo, solo interrumpido por un par de llamadas, la pregunta, inevitable, consiste en saber si esos errores de bulto por parte de los agentes son premeditados o se deben a meras casualidades. Elisa no puede asegurar qué ha ocurrido, pero recuerda que "él siempre amenaza con que tiene de su parte a la Policía". Para abonar esta opción, expone un ejemplo revelador: López Madrid interpuso su denuncia por las llamadas anónimas que él estaba recibiendo ante la brigada de Homicidios. "¿No es más normal en un caso así acudir a la comisaría de tu barrio?", se pregunta, enigmática. 

Aún no está todo dicho sobre las supuestas relaciones entre el consejero delegado del Grupo Villar Mir y determinados policías. Ahí se enmarca la afirmación -que surge inopinadamente, casi por casualidad- según la cual "en un momento determinado, me dijo que había contratado a Pepe Villarejo a través de Francisco Granados". 

-¿Quiere decir que López Madrid dice haber contratado al comisario Villarejo, relacionado con el ático de Ignacio González, por recomendación expresa de Granados?

-"Eso es. Y de hecho, esto lo he indicado en una ampliación de denuncia que hemos presentado, por si acaso hubiera alguna grabación de la operación Púnica entre él y Granados en la que se mencione este caso".

Es decir, sus abogados han pedido que se investiguen las posibles conexiones entre el exconsejero de la Comunidad de Madrid y el empresario. "Él me lo dijo porque le gusta presumir de su poder y amenazar a todo el mundo, porque es un bocazas". Como también presume, según ella, de sus amistades y relaciones con la Casa del Rey. "Siempre tiene en la boca su amistad con el Príncipe y ahora Rey". Es sabido que López Madrid y Felipe VI mantienen una relación íntima hace varias décadas. También son amigos de ambos los famosos hermanos Fuster. "Se ha dicho que ellos se han puesto de su parte, pero resulta que yo no los conozco de nada porque no son ni amigos ni clientes míos", matiza. 

El mentado López Madrid afirmó a este diario: "Aquí hay tres posibilidades: yo estoy loco, ella está loca o hay una tercera persona con un plan maquiavélico". Cuando se le pregunta a ella sobre la frase, afirma que "él empieza a meter a una supuesta mano negra en escena porque comienza a verse en una situación más delicada". Y concluye, en referencia a su supuesto acosador: "se trata de una persona absolutamente desequilibrada; una persona agresiva y violenta, que pierde los nervios con frecuencia". Si no hay un acuerdo extrajudicial que lo impida, ambos se verán las caras en los tribunales para que, por fin, se conozca, aunque sea parcialmente, algo de verdad en este inextricable río revuelto.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba