Nacional

López Madrid también aporta whatsapps que la doctora le remitió durante el acoso

El consejero delegado del Grupo Villar Mir asegura en el juzgado que Elisa Pinto le envió un mensaje de "buenas noches" cada día del mes de noviembre de 2013, cuando estaba siendo amenazada... Ella, en cambio, asegura que él propuso una "comunicación cordial" , que aceptó para tenerlo "contento" y que era una "trampa"... 

Javier López Madrid
Javier López Madrid

Javier López Madrid sostiene que no acosó sexualmente a la doctora Elisa Pinto. Para apuntalar esta versión de los hechos, los letrados del consejero delegado del Grupo Villar Mir han presentado en el juzgado diversas pruebas. Además de una serie de correos electrónicos, algunos de ellos con contenido erótico, los abogados han aportado un mensaje de whatsapp. Según el empresario, la doctora le envió las palabras "un beso y buenas noches" durante cada noche del mes de noviembre de 2013, justo cuando ella estaba recibiendos amenazas presuntamente remitidas por él. La dermatóloga admite que mandó esos mensajes, asegura que lo hizo para calmar los ánimos encendidos del supuesto acosador y concluye que, en realidad, fue una trampa para utilizarla después, ahora, en su contra.  

Más en concreto, los abogados del empresario incluyen referencias a este mensaje de whatsapp en varios escritos presentados ante el juzgado de instrucción número 26 de Madrid, en el que se investiga una denuncia que él interpuso contra ella. Sobre la base de este mensaje y de los correos electrónicos mentados -ya combatidos por un peritaje que los pone en duda-, los representantes legales de López Madrid intentan desacreditar la versión de la doctora. Ella presentó su denuncia por acoso en el juzgado de instrucción número 39 y la juez instructora, Belén Sánchez, imputó al financiero y dictó contra él una orden de alejamiento

Los abogados de López Madrid intentan desacreditar la versión de Elisa Pinto merced a este mensaje de whatsapp y a una serie de correos electrónicos

En uno de esos documentos remitidos al juez por los abogados del consejero delegado de OHL, se dice, textualmente, que "resulta absolutamente increíble, entre otros muchos aspectos, que de ser verdad todos los hechos que imputaba a mi representado, reconociera como cierto que le enviara durante todas las noches del mes de noviembre de 2013 un whatsapp, sin contestación del Sr. López Madrid, con la elocuente despedida de 'un beso y buenas noches". 

Extractos de su declaración

Los letrados del empresario hacen hincapié, además, en la declaración que Elisa Pinto prestó ante el juez el 17 de junio de 2014. De hecho, recuerdan varios extractos de dicha declaración para apuntalar la tesis de su defendido. Según ellos, ella admitió "que hubo una comunicación mutua en noviembre de 2013, que no recuerda si era a las 12 de la noche ni si se despedía con esas palabras" y "que dado que consideraba que era una persona agresiva y violenta y la denunciante no quería denunciarle, su única opción era aceptar una relación de amistad". Los representantes del yerno de Juan Miguel Villar Mir concluyen que "la peregrina explicación de que era la forma de mantener 'contento' a su acosador, habla por sí sola". El propio López Madrid explicó a Vozpópuli esta versión sobre el whatsapp que ella enviaba. 

Elisa Pinto expone que él la llamó para proponer una relación de amistad durante el mes de noviembre de 2013; y ella aceptó para tenerle "contento"

Sin embargo, este diario también ha hablado con Elisa Pinto al respecto de este whatsapp. Y su versión es, una vez más, radicalmente distinta a la del empresario. Ella admite que en noviembre de 2013 mantuvieron relación con un intercambio de mensajes. Pero matiza que él propuso mantener ese contacto. La dermatóloga explica que López Madrid la llamó, tras el puente de Todos los Santos de ese año, para exponerle que había reflexionado. "Estuve hablando con él más de tres horas y me pidió que a partir de ese momento mantuviéramos una relación de amistad", detalla.

Los 'tips' sobre los que hablaban..¿una trampa?

"En esa llamada me pidió mantener unas conversaciones asépticas, en donde yo no me sienta acosada", asegura. "Yo acepté, como reconocí en el juzgado, y se mantuvo esa relación durante el mes de noviembre de 2013". "Él lo llamaba tips, ideas; cada día había una idea y hablábamos; por poner un ejemplo de esa comunicación, un día decidíamos hablar de películas en versión original en francés, y hablábamos". Según la doctora, aceptó esta suerte de relación por mensaje para "tenerle contento". Y, de hecho, "hubo conversaciones verdaderamente cordiales, a veces las iniciaba él y otras veces las iniciaba yo, una vez mandaba el tip él y otra vez lo mandaba yo". "Te despedías con un 'buenas noches' o lo que corresponda y las conversaciones no duraban más de 15 o 20 minutos", afirma.

La doctora explica que era una "comunicación cordial" que duró "unos diez días" y que él cortó abruptamente a principios de diciembre de ese año. La siguiente noticia que tuvo del empresario llegó el 10 de diciembre, cuando él se presentó con "un matón" en su consulta de dermatología. Ese matón es, según ella, quien tiempo despúes la apuñaló. Para Elisa Pinto, aquellos días de intercambio de mensajes fueron, en realidad, una "trampa" preparada por él para poder utilizarla después en su contra. Nuevamente, se trata de dos versiones opuestas.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba