Nacional

¿El pabellón de caza del rey Juan Carlos? Ni rastro en la transparencia de Patrimonio Nacional y Zarzuela

Los portales informativos que han abierto esta semana ambas instituciones no recogen esta "edificación auxiliar" en el Complejo de la Zarzuela, un inmueble que sirvió de residencia durante años a la princesa Corinna zu Sayn Wittgenstein y a su hijo. 

Imagen aérea del pabellón de caza del rey Juan Carlos dentro del Complejo del Palacio de la Zarzuela.
Imagen aérea del pabellón de caza del rey Juan Carlos dentro del Complejo del Palacio de la Zarzuela. Vozpópuli / Google Earth

Si hay una coincidencia entre el Portal de Transparencia impulsado por el Gobierno y la iniciativa similar que ha lanzado la Casa del Rey es la falta de información sobre los inmuebles de titularidad pública de los que hace uso la Familia Real. Así sucede, por ejemplo, con un caso llamativo, el del pabellón de caza, perteneciente a Patrimonio Nacional, construido en 2009 y ubicado en el Complejo de la Zarzuela, a un escaso kilómetro de la residencia de Juan Carlos I y doña Sofía y del despacho oficial de Felipe VI.

La nueva web que ha lanzado el Ejecutivo incluye una relación de 12.039 bienes inmuebles (entre edificios, solares y rústicos) adscritos a la Administración General del Estado. Sin embargo, en esta extensa lista no se encuentra referencia alguna al pabellón de caza del monarca emérito, que costó a las arcas públicas 3,4 millones de euros. No hay registro, según ha comprobado Vozpópuli, de esta "edificación auxiliar" (en palabras de Gobierno) situada en la carretera del Pardo.

Este pabellón tiene dos plantas y cuenta con unos 1.000 metros cuadrados de superficie. En su interior guarda trofeos de caza conseguidos por Juan Carlos I y también almacena la armería del rey. Este inmueble, según se ha apuntado, habría servido de residencia a la princesa Corinna zu Sayn Wittgenstein, gran aficionada a la caza y organizadora de actividades cinegéticas para la jet set. Este diario ha publicado que Corinna dejó los terrenos del amplio Complejo de la Zarzuela, en la carretera de El Pardo, a raíz del accidente que sufrió el rey padre en una cacería en Botswana. Según recogió Vozpópuli, al producirse aquel episodio, un par de agentes del CNI trasladaron a la princesa Corinna y a su hijo al aeropuerto de Barajas.

El grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha señalado al monarca emérito que si se trata de un "lujo personal", debería devolver a Patrimonio Nacional, con dinero de su bolsillo, los más tres millones que supuso la construcción de este edificio. El Gobierno popular sostiene que "la política presupuestaria se sustenta en el interés general" en este caso.

La Izquierda Plural ha señalado al monarca emérito que si el pabellón de caza es un "lujo personal", debería devolver a Patrimonio Nacional el coste de su construcción

En cambio, de lo que sí da cuenta el Portal de Transparencia es del Palacio del Pardo, antigua residencia de Franco y hoy uno de los Reales Sitios abiertos al público, donde se alojan los jefes de Estado extranjeros durante sus visitas oficiales y a la vez lugar de celebración de actos de la Familia Real. Asimismo, en el apartado de "bienes inmuebles de Patrimonio Nacional en la Comunidad de Madrid", el Ejecutivo hace referencia a la Casita del Príncipe, un palacete del siglo XVIII que también se puede visitar en El Pardo. No obstante, en ambos casos, el Gobierno no aporta dato alguno sobre el valor que alcanzan tales inmuebles, ni sobre la actividad a la que se destinan.

Patrimonio Nacional, organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia, es responsable de los bienes de titularidad del Estado que proceden del legado de la Corona española, compuesto por ocho Palacios Reales y 13 Monasterios y Conventos con más de 153.000 obras de arte, así como un patrimonio natural constituido por jardines históricos, bosques y otros espacios naturales que alcanzan 22.000 hectáreas.

Al silencio de Moncloa y su Portal de Transparencia sobre el pabellón de caza de Juan Carlos I, cuyo coste se imputó a los presupuestos de Patrimonio Nacional de los ejercicios 2007, 2008 y 2009, hay que sumar la opacidad al respecto de Zarzuela. En paralelo a la iniciativa del Ejecutivo, la Casa del Rey ha abierto esta semana una nueva área informativa en su página web oficial donde ha publicado los datos sobre retribuciones de sus altos cargos, contratos y convenios actualmente en vigor y el grado de ejecución de sus presupuestos -a modo genérico y sin profundizar en detalles- de los últimos ejercicios. Sin embargo, esta institución no ha incluido información concreta sobre los bienes inmuebles a su disposición.

Un reparto del presupuesto que seguirá oculto

La Casa del Rey fue incorporada a la Ley de Transparencia elaborada el año pasado por el Ejecutivo del PP, pero tanto populares como socialistas se han opuesto en el Congreso a que los miembros de la Familia Real hagan públicos sus bienes y su patrimonio, como hacen, por ejemplo, diputados y senadores.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió de entonces de lo complejo de incluir a la Casa del Rey en la normativa de transparencia, ya que, al igual que los tribunales de Justicia, no se trata de una administración y no está sometida, por tanto, al derecho administrativo. De este modo, además del silencio sobre el patrimonio, tampoco se conocerá en detalle el reparto que hace el Rey de la asignación presupuestaria que recibe anualmente para el mantenimiento de su familia y de la institución. Una dotación económica que manejará íntegramente Felipe VI y que asciende a 7,78 millones de euros en los Presupuestos General del Estado (PGE) para 2015.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba