Nacional

¿Conseguirá Letizia hacerse con el corazón de los españoles?

Los tiempos han cambiado y ya es imposible proyectar una imagen idílica de un personaje público gracias a la colaboración de los medios. Ahora hay que ganársela. Letizia será por fin reina con una imagen moderna pero controvertida, porque rompe con las actitudes más sumisas que venían tomando las mujeres de la Casa Real.

Letizia Ortiz, durante la boda de Kate Middleton y el príncipe Guillermo en 2011
Letizia Ortiz, durante la boda de Kate Middleton y el príncipe Guillermo en 2011 GTRES

Los que la conocen dicen que es inteligente, divertida, afable, que para nada cumple con la imagen que se tiene de ella de una persona fría, calculadora, estirada y maquiavélica. Letizia Ortiz Rocasolano, aseguran sus allegados, se casó por amor y por amor sigue uniendo su destino al de Felipe de Borbón y Grecia, cuando tiene delante de sí el reto más formidable que nunca ha emprendido, y para el cual lleva preparándose 10 años: convertirse en el segundo rey del sistema constitucional español surgido tras la muerte del dictador Francisco Franco Bahamonde. Pero si en el caso del rey Juan Carlos I siempre se destacó la profesionalidad y señorío de la reina Sofía de Grecia, cómo se comportará Letizia como esposa del rey de España es aún una incógnita.

Su antecesora en el cargo, la reina griega, siempre fue uno de los miembros de la Casa Real con mayor popularidad, e incluso en los peores momentos de la institución -cuando el Rey fue 'cazado' de safari en África semanas después de decir que le afligía el paro juvenil- siempre tuvo la simpatía de una mayoría de los ciudadanos, según las encuestas. De Sofía gustaban la discreción, el concimiento de idiomas, el saber estar, el manejo de la diplomacia, la elegancia y sobriedad en el vestir y muchas otras virtudes de toda 'mujer tradicional'. Al menos de cara a la galería, Sofía siempre fue fiel a su marido y a la institución que representaba.

Pero Letizia no está hecha de la misma madera. Mujer independiente y suficiente, a la asturiana le gusta disfrutar de su aún lustrosa juventud: es muy habitual verla aparecer, casi siempre acompañada por un nutrido grupo de amigas y amigos ajenos a la familia real, por diversos lugares de ocio. Se la ha visto en el cine, acudiendo a fiestas en hoteles, en el Matadero de Madrid (un centro cultural del ayuntamiento), también en lugares mucho más concurridos como el Festival Internacional de Benicasim (FIB)... la imagen de Letizia ha virado hacia unos gustos 'hipsters' y modernos muy separados del tradicional clasicismo de la institución. Aunque Letizia también es fanática del deporte, que comparte con sus amigas periodistas y con el que consigue mantener su aún estilizada figura.

En los meses entre que se anunció el enlace con Felipe y su boda tuvieron que cerrarse varias webs con las más locas teorías conspiratorias sobre Letizia

Conocida en su juventud por ser republicana y de izquierdas, de Letizia se dice que ha criticado en privado los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy. Demostró ser díscola desde ese lejanísimo 1 de noviembre de 2003, en que compareció junto a Felipe para anunciar de viva voz su compromiso y cuando tuvo la osadía de pedirle que la dejara hablar, algo que indignó a los monárquicos del momento (cómo la plebeya podía atreverse a callar al futuro rey). En los meses entre que se anunció su enlace y se produjo la boda (primavera de 2004) se tuvieron que cerrar a instancias de la Casa Real varias webs en las que se vertían insultos y acusaciones muy duras a su persona. La impunidad de internet ya existía hace una década, y se cebaba con un personaje que se veía como advenedizo y 'trepa' y que desde el primer momento fue sacudido con saña por algunos.

Ahora, una década después, ninguno de los negros presagios sobre Letizia que se vertían en esos oscuros foros de internet se han cumplido. La princesa ha dado a luz a dos hermosas niñas rubias (Leonor y Sofía de Borbón, de 8 y 7 años) y, al menos en este aspecto, ha cumplido con su cometido de dar un heredero a la monarquía. Tiene porte, tiene educación, tiene saber estar y los conocimientos de 10 años junto al Príncipe. Es plebeya, lo cual debería acercarla más al pueblo. En teoría Letizia posee todas las cualidades para ser una buena reina, aunque la dinastía borbónica afronta problemas muy serios y está por ver si la ex periodista consigue ganarse el corazón de los españoles.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba