Nacional

Artur Mas eclipsa el multitudinario funeral de Leopoldo Rodés en Barcelona

Políticos, empresarios, artistas, financieros, deportistas, ejecutivos y personas anónimas se reunieron en la Basílica de Santa María del Mar en Barcelona para honrar la memoria del empresario y mecenas catalán Leopoldo Rodés.

Juan Roig (Mercadona), fue uno de los asistentes al funeral de Leopoldo Rodés.
Juan Roig (Mercadona), fue uno de los asistentes al funeral de Leopoldo Rodés. EFE

Ni en la misa por la muerte del empresario y fundador del grupo Planeta, José Manuel Lara, se pudo ver tantas personalidades reunidas en un mismo lugar. Hacía mucho tiempo que, en Barcelona, más de un millar de personas no se reunían para dedicar el último homenaje público a la memoria de un empresario, mecenas, burgués influyente en política y en el mundo de las finanzas. 

Un burgués alto, fornido, un bon vivant que supo tejer una extensa red de influencias que le permitió controlar la publicidad que las empresas gestionan con los medios de comunicación y también actuar de puente conciliador a favor del emprendimiento, de la familia y de la libertad de empresa, para que los políticos entorpecieran lo menos posible la innovación. Pero así sucedió en la tarde de este jueves en la Basílica de Santa María del Mar de Barcelona en homenaje a Leopoldo Rodés, fallecido en accidente de coche hace una semana

La memoria vital de Leopoldo Rodés regresaba así a una basílica que es referencia del mundo marinero y del barrio de la Ribera de la capital catalana. Su recuerdo estuvo presente en uno de los lugares de culto más próximos al mar de la ciudad. Ése mar que tanto admiraba. Pero no fue un funeral sin 'chicha', tal como se esperaba dado el nivel de los presentes. Nuevamente, la actualidad política marcada por la lista única independentista y el plan de Artur Mas y de ERC para romper con la España constitucional apareció entre las conversaciones de los presentes al final de la ceremonia. De nuevo, el político de turno eclipsa al homenajeado.

Al funeral de Rodés asistieron sus amigos íntimos, sus familiares, pero también personalidades influyentes en distintos ámbitos. Sin embargo, a la salida de la santa basílica la lista única independentista de Artur Mas con la que pretende lograr la independencia de Cataluña en 2016 si gana las elecciones autonómicas del 27 de septiembre fue el tema de conversación. 

En los corrillos a la salida de la basílica se preguntaban: “¿Y qué pasará tras las elecciones? ¿Se atreverán a declarar una independencia unilateral?”

En algunos corrillos de tres, cuatro y hasta seis personas se escuchaba en voz baja y casi disimulada una coincidente preocupación que se repetía a medida que se agolpaban los asistentes a la salida de la basílica. “¿Y qué pasará tras las elecciones? ¿Se atreverán a declarar una independencia unilateral? ¿Qué futuro le espera a Cataluña, más conflictividad con el Gobierno?” Eran algunas cuestiones que este redactor escuchó en diferentes corrillos. Mas apareció escoltado por sus fieles escuderos Andreu Mas-Colell, Francesc Homs y Santi Vila. Los ilustres consellers convertidos al independentismo se situaron –como si no existiera la gélida relación entre el Gobierno de la nación y el Ejecutivo catalán por el órdago independentista- no muy lejos de la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna. 

Detrás de ella, los empresarios catalanes que no se han convertido al independentismo como el presidente de Freixenet, Pere Bonet o el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu y el fundador de Mango, Isak Andic. También estuvieron presentes el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, el consejero delegado del grupo La Caixa, Gonzalo Gortázar y el director general de esta entidad financiera, Jaume Giró, entre otros financieros y empresarios catalanes. Del ámbito cultural quisieron honrar a Rodés el director general del Liceu, Roger Guasch y el abogado y actual presidente del Museo Nacional de Arte de Cataluña, Miquel Roca Junyent.

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ofició la ceremonia. Por expreso deseo de la familia, el entierro de Leopoldo Rodés tuvo lugar en la intimidad al día siguiente de su fallecimiento, mientras que este jueves se ha celebrado su despedida pública. Martínez Sistach alabó la obra de Rodés, a quien ha calificado de "mecenas y emprendedor" y de quien ha señalado que era "querido por todos aquellos que habían tratado con él". Al final del acto, los nietos del fallecido han leído una sentida carta dirigida a su abuelo, Leopoldo Rodés. 

Enorme peso en el mundo empresarial

Rodés presidía la empresa de comunicación Havas Media y había estado presente en los consejos de administración de entidades como Caixabank, el grupo de infraestructuras Abertis y el grupo financiero Inbursa. En 1978, creó la empresa Media Planning Group (MPG), que se convirtió en líder del sector de publicidad y medios de comunicación en España, firma que, en 1999, se integró en la multinacional francesa Havas. El empresario barcelonés fue el primer presidente del Instituto de la Empresa Familiar, donde hasta ahora desempeñaba el cargo de presidente de honor. 

También formó parte, entre 1964 y 1974, de los consejos de administración del Banco Central, del Banco Vitalicio de España, y de Ferrocarriles de Cataluña, y fue vicepresidente del Banco Urquijo entre 1988 y 2004. También era presidente del patronato de la Fundación Macba y de la Fundación Arte y Mecenazgo, además de ser miembro del patronato del Gran Teatro del Liceu y vicepresidente del Real Automóvil Club de Cataluña. En 1985, Leopoldo Rodés fue presidente del Comité de la Candidatura de los Juegos Olímpicos de Barcelona, y posteriormente formó parte del comité ejecutivo de los JJOO.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba