Nacional

Laura Manzanera recopila un siglo de moda, política y poder en España

Un siglo recosntruido con hilo, aguja y mucha investigación. En su libro Del corsé al tanga. Cien años de moda en España (Península), la periodista Laura Manzanera  trabaja una crónica histórica, política, económica y cultural de España a través de la forma de vestir.

Un siglo recosntruido con hilo, aguja y mucha investigación. En su libro Del corsé al tanga. Cien años de moda en España (Península), la periodista Laura Manzanera  trabaja una crónica histórica, política, económica y cultural de España a través de la forma de vestir.

Desde el corte de cabello con el que Ingrid Bergman visitó España en los años cuarenta durante el rodaje de Por quién doblan las campanas hasta la protesta que organizaron las jóvenes falangistas por las escenas provocadoras escenas de Rita Hayworth  en Gilda.

Detalles, pequeñas escenas de un gran tapiz revelan cómo la sociedad española cambia desde el “Arriba España” (tupé que llevaban las mujeres en los años 40) hasta las faldas pantalón ochenteras y el maquillaje con el que Miguel Bosé imitaba a David Bowie.

A través de una prosa que no escatima en datos pero tampoco en humor, ironía e inteligencia, Laura Manzanera asume la moda como un asunto tan cultural como político: del capítulo Balenciaga al emporio Inditex e incluso su reflejo en una clase gobernante: desde los desenfadados modelos de la ministra socialista Carmen Alborch a los sobrios trajes de chaqueta  y pendientes de perla de las mujeres del Partido Popular.

-En este libro, la  historia de la moda se convierte en una herramienta para hacer crónica de  la sociedad española del último siglo-En efecto, el libro pretende ser una radiografía de las españolas y los españoles en el último siglo a través de la moda. Y son ellos los que terminan por subirse al carro de la moda a partir de los años sesenta. -¿Cómo cambia, a su juicio, la sociedad española de la primera a la de la segunda mitad del siglo XX? La moda, por ejemplo, deja de ser estrictamente femenina. -Primero son los jóvenes que exigen prendas propias y se decantan por las que hoy llamaríamos antisistema, de las que paradójicamente el sistema acabará apropiándose. Más tarde, sobre todo a partir de las décadas de 1980 y 1990, cada vez más hombre se preocupan por su aspecto. Mucho ha llovido desde que los varones iban de tiendas obligados, como comparsas y porteadores de novias, esposas o amigas. -Después de aquellos andróginos noventa, ¿realmente género y moda podrían separarse hoy día?-Creo que desde la moda se fomenta la separación de géneros; con una barrera claramente diferenciada entre lo que es masculino y lo que es femenino. No se tiene en cuenta lo híbrido; la moda marca claras diferencias, una infranqueable línea roja. Habría que reivindicar la igualdad de género en el mundo de la moda, donde son los varones los que deberían alcanzar la “cuota de paridad”. En muchos aspectos, a lo largo del siglo XX, la moda femenina se ha “masculinizado”, pero la moda masculina no se ha feminizado. Durante un tiempo las mujeres llevaban corbata y nadie ponía el grito en el cielo. Sin embargo, ¿cuántos hombres se han puesto alguna falda alguna vez?-En su libro documenta las distintas versiones de la dupla moda-cultura de masas, desde Rita Hayworth hasta los chandals de los futbolistas.-Cuando el prêt-à-porter obligó a la alta costura a bajarse de su trono, en el que había estado reinando en solitario, fue la cultura de masas la que permitió que la moda llegase cada vez a más gente y en menos tiempo, y no solo a un puñado de privilegiados. ¿Quién iba a decirnos que la ropa terminaría vendiéndose por internet? ¿O que millones de personas compartirían sus preferencias estéticas en las redes sociales? La moda, para sobrevivir, debe adaptarse a los tiempos. -Habla usted de la importancia de Barcelona en los años del despegue de la moda en España, ¿sigue siendo así?-La tradición de Barcelona, y de Cataluña, en el ramo textil se remonta a mucho tiempo atrás. Sólo hay que pensar en las numerosas colonias textiles que poblaron las orillas de los ríos Ter y Llobregat. Más tarde, con el despegue de la marca Moda de España, tuvo un papel clave la Pasarela Gaudí. Aquí es válido aquello de que “quien tuvo, retuvo”. Custo, Mango, Desigual… Barcelona es una ciudad que está de moda y sigue apostando por la moda. -¿Cómo es la España de ahora? ¿Viste de qué?-La moda es la mejor foto finish para detectar un momento determinado de la historia. Dime cómo vistes y te diré cómo eres, cómo piensas y en qué época vives. Es el fenómeno más integrador y, por tanto, inseparable de la política, pero también de la demografía, de la industria, de la tecnología, de la economía… La moda lo es todo y está en todo. Creo que hoy España viste ni más ni menos que como un país occidental del siglo XXI. Cada vez más, las ciudades de gran parte del mundo exhiben las mismas tiendas, los mismos escaparates, las mismas marcas… Nuestro país no es una excepción. -Todos hablan de una Movida Madrileña. ¿No sería mejor hablar de una Movida gallega? -El sector de la moda en Galicia sufrió en los ochenta una transformación radical. Aparte de ese “milagro” que fue Inditex y su buque insignia, Zara, la moda gallega logró posicionarse a nivel internacional, con nombres tan emblemáticos como Adolfo Domínguez o Antonio Pernas. Pesos pesados de la que fue conocida como la “armada gallega”. -Estéticamente, ¿es España conservadora?-En cierto modo, sí. A nuestra idiosincrasia parece que le cuesta dejar atrás los tópicos folclóricos, los estereotipos repetitivos. Un ejemplo: bajo el trillado título de “Olé”, en la portada de un suplemento de moda de El País de septiembre del 2011, aparecía la actriz Sarah Jessica Parker vestida con traje de luces. La tradición viene de lejos. Ya Balenciaga, uno de nuestros grandes creadores, reinterpretó la mantilla, e incluso los ornamentos que exhibían los cuadros de Velázquez o Goya. Y es que la moda implica innovación, pero sin perder de vista la tradición.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba