Nacional

Susana Díaz confía el segundo escalón del gobierno andaluz a ex altos cargos del 'zapaterismo'

La 'heredera' de Griñán sustituye como 'número dos' de Presidencia a Antonio Vicente Lozano, imputado en el 'caso ERE', por Marifé Montero, subsecretaria con Rosa Aguilar en Medio Ambiente. Ella formó parte de los firmantes del manifiesto "Yo estuve allí" en respuesta al documento de renovación "Mucho por hacer" que apoyaba a Chacón.

Zapatero, junto a Susana Díaz tras su toma de posesión y el presidente del Parlamento andaluz, Manuel Gracia.
Zapatero, junto a Susana Díaz tras su toma de posesión y el presidente del Parlamento andaluz, Manuel Gracia. EFE

El efusivo abrazo que se dieron la recién investida presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y el ex jefe del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero el pasado 5 de septiembre era ya un buen presagio del perfil que iba a adoptar su Ejecutivo. Así lo demuestra la composición del segundo escalón del mismo, cuyos nombres fueron revelados ayer al término del Consejo de Gobierno extraordinario celebrado al efecto. Uno de los cambios más significativos es la salida del ex viceconsejero de Presidencia Antonio Vicente Lozano, anterior número dos de Díaz e imputado en el caso de los ERE fraudulentos. Desde la Junta de Andalucía se apresuraron a recalcar que Lozano ha cesado "a petición propia" y no debido a su imputación por la juez Mercedes Alaya, que lo ha citado a declarar, como ex director general de Presupuestos, la próxima semana.

La persona elegida por Díaz para reemplazar a Lozano es María Felicidad Montero, asesora de la Consejería de la Presidencia e Igualdad de la Junta desde enero de 2012. Montero, licenciada en Arquitectura por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid y funcionaria del Ayuntamiento de Motril (Granada), ya había ejercido de viceconsejera en el departamento de Obras Públicas y Transportes entre 2009 y 2012, donde coincidió con la entonces titular del ramo, Rosa Aguilar. De la mano de la ex dirigente comunista dio el salto al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, donde ocupó el puesto de subsecretaria de Estado. Allí permaneció, antes de encontrar acomodo en la Junta, hasta diciembre de 2011, fecha del traspaso de carteras con la llegada a Moncloa del Gobierno de Mariano Rajoy.

El nombramiento de Montero se enmarca dentro de los equilibrios internos con que Díaz ha querido impregnar al Ejecutivo andaluz en su “nueva etapa”. La viceconsejera de Presidencia formó parte de esa veintena de ex altos cargos de Zapatero que suscribieron el manifiesto “Yo estuve allí” como réplica a la propuesta de renovación "Mucho por hacer" que apoyaba a Carme Chacón en su pulso con Alfredo Pérez Rubalcaba por la Secretaría General del PSOE. Mientras Montero se adhería a ese documento vinculado a los rubalcabistas, su ahora jefa, Susana Díaz, mostraba su apoyo expreso a la candidatura rival que lideraba la ex ministra de Defensa.

Perteneciente al círculo de Zarrías

Tampoco se sumó al manifiesto “Yo estuve allí”, pese a que también fue integrante del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, José Antonio Cortecero, nombrado ahora viceconsejero de Agricultura de la Junta al separarse esta cartera de la de Medio Ambiente. Cortecero, hombre de la máxima confianza de Gaspar Zarrías (no imputado por Alaya), es uno de los colaboradores que acompañaron a Manuel Chaves hasta Madrid para hacerse cargo del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública entre 2009 y 2011. En este departamento ejerció también de subsecretario de Estado.

Con la salida de los socialistas del Gobierno de la Nación, de igual modo, Cortecero encontró rápido sitio en la Junta y desde diciembre de 2011 pasó a ser director de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA). Al ganar Griñán las autonómicas en marzo de 2012, aceptó entrar en su Ejecutivo como número dos de Agricultura. Esta vez no rechazó la oferta que le hizo Griñán, a diferencia de lo ocurrido en 2009, cuando el entonces presidente andaluz quiso retenerlo sin éxito. Su esposa, María Victoria Pazos Bernal, es directora general de la Agencia Tributaria de Andalucía.

Otro nombre que también estuvo al servicio del zapaterismo es Antonio José Hidalgo, que acompañará como secretario general técnico a Cortecero en la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Hidalgo fue subsecretario de Estado del Ministerio de Igualdad que dirigió Bibiana Aído entre 2008 y 2010. Tras la marcha de Aído recaló en el departamento de Chaves y ocupó el puesto de director general de Coordinación de la Administración Periférica del Estado en el Ministerio de Política Territorial hasta finales de 2011. Desde mayo de 2012 era secretario general técnico de la extinta Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba