Nacional

La Junta andaluza gastará 280.000 euros en clases de inglés 'on line' para 2.000 funcionarios

El Gobierno de Susana Díaz tira de presupuesto para mejorar el nivel de idiomas de sus empleados públicos. Cada curso tendrá una duración de tres meses. Mientras, el índice de pobreza sube un 11% en Andalucía, nueve puntos más que en toda España, según revela un último estudio.

Si la Administración General del Estado (AGE), a través del ministerio de Cristóbal Montoro, recurrió hace meses a una empresa privada para mejorar el inglés de sus funcionarios con dinero público, como publicó entonces Vozpópuli, la Junta de Andalucía no iba a ser menos. El Ejecutivo bipartito (PSOE-IU) que dirige Susana Díaz acaba de iniciar el proceso por el que, como mínimo, 2.000 empleados públicos de esta comunidad autónoma recibirán clases online particulares a fin de manejarse con mayor soltura en la lengua de Shakespeare

Según el pliego de prescripciones técnicas, consultado por este diario, la Consejería de Hacienda y Administración Pública, que dirige María Jesús Montero, ha dado el visto a la contratación de un "servicio de gestión integral de cursos de inglés por internet (modalidad e-learning) para el personal destinado en la Administración general y judicial dependiente de la Junta de Andalucía". Las clases, que podrán ser impartidas desde que se formalice la adjudicación hasta el próximo diciembre, tendrán una duración aproximada de tres meses dentro del citado periodo.

Aunque en un principio las sesiones van destinadas a 1.000 alumnos, el contrato elaborado por el Instituto Andaluz de Administración Pública (IAAP), órgano encargado del cumplimiento del mismo, contempla una prórroga por igual periodo de tiempo (tres meses) "si la evaluación de los resultados se considera positiva". Esta prórroga, de la que se beneficiarían otros mil empleados públicos, hace que el valor estimado del contrato previsto por la Junta de Andalucía ascienda a 280.000 euros (el importe de licitación es de 140.000 euros).

El contrato del Ejecutivo andaluz incluye hasta un servicio de tutorías y dinamización que "guíe y motive al alumnado participante"

Las 60 horas de carga lectiva comprenderán el curso-base de contenidos, los exámenes y ejercicios de calificación, el servicio de tutorías y dinamización que "guíe y motive al alumnado participante" y las clases individuales de conversación telefónica, con una duración estimada de 45 minutos. La ratio no superará los 50 alumnos por tutor y las llamadas telefónicas que estos funcionarios realicen al mismo "no tendrán coste alguno" para sus bolsillos, precisa el pliego de prescripciones técnicas.

Entre los requisitos que el Gobierno andaluz exige a las empresas candidatas se encuentra el "contacto periódico" por parte del equipo docente, ya sea vía telefónica o por e-mail, "con aquellos alumnos cuya participación en el curso no esté resultando óptima"

Mientras la Junta andaluza recurre al erario público para sufragar una formación académica que ya se presupone en sus funcionarios, la situación económica sigue siendo especialmente complicada en esta comunidad autónoma. Según un estudio difundido este martes, el índice de pobreza en Andalucía ha subido un 11%, registrando el segundo mayor aumento y situándose sólo por detrás del caso de Extremadura (15,5%). La región andaluza queda así nueve puntos por encima de la media del resto de España, donde el índice de pobreza se ha elevado un 1,7%. Este concepto combina aspectos de pobreza económica (renta y desempleo) y en capital humano (salud y educación).

El informe, elaborado a partir de los trabajos de la Fundación Bancaja y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y publicado en el Cuaderno de Capital Humano Pobreza en un periodo de crisis económica, señala también que en Andalucía hay un 24,1% de pobres de renta, aquellos en cuyo hogar el gasto está por debajo del 60% de la media. Dicho porcentaje de pobres estaba en el año 2007 en un 20,3%, casi cuatro puntos por debajo del último dato conocido. A nivel estatal, esta variable ha crecido un 16,2% en la franja analizada.

El informe de la Fundación Bancaja señala que en Andalucía hay un 24,1% de pobres de renta, casi cuatro puntos más que en el año 2007

El investigador de la Universidad Pablo de Olavide, Antonio Villar, hizo hincapié en el comportamiento tan negativo que han experimentado las comunidades del arco mediterráneo -desde Cataluña a Andalucía, pasando por la Comunidad Valenciana y Murcia- a pesar del excelente comportamiento que ha tenido el sector turístico, según informó Ep. Este experto subrayó que estas regiones tienen en común haber invertido mucho en infraestructuras públicas y en el sector inmobiliario, dos sectores que "se han ido al garete", enfatizó Villar, al empeorar la coyuntura económica.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba