LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Una denuncia por amenazas en Twitter pone en duda el origen de los últimos documentos de Gürtel

Ana Garrido, exfuncionaria del Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid) y testigo de Anticorrupción en la causa, apunta en un escrito al juzgado de guardia de Móstoles que su expareja copió de su ordenador los archivos sobre la trama de corrupción que acaban de llegar a manos del juez De la Mata.

Imagen de archivo del juez José de la Mata, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional.
Imagen de archivo del juez José de la Mata, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional. EFE

Unas amenazas en Twitter, un equipo informático, una relación sentimental rota y el sumario del 'caso Gürtel'. La investigación de la mayor trama de corrupción destapada hasta ahora en España sigue generando sucesos rocambolescos. El último: la reciente incorporación a la causa de un ordenador portátil y un disco duro con documentación supuestamente relacionada con la misma y que ha aportado un vecino de Boadilla del Monte (Madrid), uno de los municipios donde operaba con mayor impunidad la red. Un material cuyo origen, sin embargo, acaba de poner en duda una de las testigos de la Fiscalía Anticorrupción, la exfuncionaria del Ayuntamiento de esta localidad Ana Garrido. Esta mujer acaba de presentar una denuncia contra dicho vecino, a la postre su expareja, por amenazarla en Twitter y por haber "accedido sin mi consentimiento" a las pruebas sobre la red de Francisco Correa que ella guardaba en sus equipos informáticos. Mientras tanto, el juez José de la Mata, sustituto de Pablo Ruz, ha ordenado a la UDEF que analice dicha documentación "a fin de determinar su relevación y pertinencia" en un sumario que enfila ya su recta final.

El 29 de mayo, un policía local entregó en la Audiencia Nacional un ordenador y una memoria externa aportados por un vecino de Boadilla que aseguraba que contenían documentos sobre la trama

Este material informático ahora en duda se incorporaba al sumario el pasado 29 de mayo. Ese día, un agente de la Policía Local de Boadilla del Monte se personaba en la Audiencia Nacional por orden del Juzgado de Instrucción número 3 de Móstoles para hacer entrega de "un ordenador portátil Acer Ferrari One 200 y memoria externa marca Adata Dasdrive HV620 DE 1 Terabite" que había sido entregado por Juan Carlos D.M., un transportista autónomo residente en la localidad salpicada por la trama de corrupción. El policía local también aportó una copia de las diligencias que el juez que había recibido el material había elaborado sobre la misma. Tres días después, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, dictaba un auto, al que ha tenido acceso Vozpópuli, en el que ordenaba hacer un volcado del contenido de todo el material y pedía al Grupo XXI de la UDEF, que ha llevado el peso del caso Gürtel, realizar "un análisis de su contenido, elaborando un informe que determine su relevancia" para el sumario. El sustituto de Ruz pedía también a la Policía que dicho estudio lo elaborase "lo antes posible".

Para ello, reclamaba también que se citase al vecino de Boadilla del Monte en el juzgado para que asistiera al 'volcado' de sus equipos informáticos y certificase en la propia Audiencia Nacional "el contenido del ordenador y su copia" ya que había dado su "consentimiento" para la extracción del mismo. De la Mata destacaba en el auto que ésta era la única forma de "conocer el contenido del equipo informático puesto a disposición de este órgano judicial por su propietario y analizar su contenido, a fin de determinar su relevancia y pertinencia en relación con esta causa". Para el magistrado "la diligencia resulta imprescindible en orden a la averiguación de los datos que puedan hallarse en el equipo intervenido, que su propietario menciona que está vinculado con el objeto de esta causa".

Expareja de un testigo clave

Lo que no menciona el documento judicial es la relación existente entre Juan Carlos D.M. y uno de los testigos clave en el desmantelamiento de la trama de corrupción, la que fuera funcionaria del Ayuntamiento de Boadilla del Monte Ana Garrido. Según ha confirmado la mujer a este diario, ambos mantuvieron una relación sentimental de aproximadamente un año de duración que se rompió en octubre de 2014. Ahora, sin embargo, se encuentran abiertamente enfrentados y, desde este miércoles, incluso en los tribunales. El motivo: una serie de tuits amenazantes que supuestamente ha lanzado él contra su antigua pareja. Garrido ha presentado por ellos una denuncia en el juzgado de guardia de Móstoles, a la que también ha tenido acceso este diario, en la que no sólo describe los ataques recibidos en esta red social, sino donde apunta la posibilidad de que su antiguo compañero haya "accedido sin mi consentimiento a todas las pruebas que obran en mi poder y que yo guardaba en mi ordenador y en otros dispositivos de almacenamiento portátiles" y que sea éste el material que ha llegado ahora a la Audiencia Nacional. La exfuncionaria no descarta tampoco que el hombre se haya hecho con copia de "documentación formato papel por la convivencia que manteníamos".

Ana Garrido afirma que el pasado abril se inició en Twitter una campaña de amenazas y desprestigio contra ella desde tres cuentas de esta red social, una de ellas de su expareja

La denuncia señala que los ataques en la red social contra ella se iniciaron el pasado 25 de abril y tuvieron continuidad el 27 del mismo mes "y días posteriores" a través de tres cuentas de Twitter. Como titular de una de ellas identifica directamente a su excompañero sentimental, mientras que las otras dos las adjudica a sendas mujeres desconocidas residentes en Bilbao y Badajoz. En el escrito, Ana Garrido recuerda que Juan Carlos D.M. convivió con ella en su domicilio y que el tiempo que duró dicha relación coincidió con el proceso de extinción de su contrato en el Ayuntamiento que ha acabado en los tribunales con dos sentencias favorables para ella y a la espera que se pronuncie el Tribunal Supremo. También resalta que por ello, él sabía que era "testigo de la Fiscalía Anticorrupción en el caso Gürtel" y que tenía en su poder "pruebas concluyentes relacionadas con el mismo".

Todo ello lo relaciona con sus ataques en Twitter, que ella considera que no tienen otra intención que "amedrentarme vertiendo amenazas, intentando extorsionarme, pidiéndome dinero a cambio de silencio". Incluso, asegura que su expareja creó un hashtag o etiqueta en su contra: #BoadillaContraAna. Según destaca, en algunos de los mensajes en esta red social se incorporaban vídeos que le hicieron "sentir verdadero pánico" ya que en uno de ellos aparecía una mujer apuntando con una pistola hacia la cámara y en otro un segundo personaje que hace el gesto de cortar el cuello a alguien. Todo ello, continúa, le llevaron a abandonar España el pasado 14 de mayo, permaneciendo en el extranjero hasta el pasado martes, cuando regresó precisamente tras tener conocimiento por este diario de que su expareja había entregado material informático al juez De la Mata.

'Pantallazos' en la denuncia

Ana Garrido también asegura en su denuncia que Juan Carlos D.M. ha falsificado un documento que mostró en Twitter para desacreditarla. En concreto, una factura con la que pretendía demostrar que ella "estaba gastando dinero de ayudas económicas proveniente de terceros en 'hotelazos de lujo". Ella niega cualquier veracidad a dicho albarán e insiste que dicho viaje fue por motivos de trabajo y que él lo conoce, precisamente, porque la acompañó en su entonces condición de pareja. La denuncia la acompaña con los 'pantallazos' de todos estos tuits, de cuya realidad asegura tener "testigos que conocen que lo que estoy diciendo es cierto ya que vivieron de primera mano los hechos que estoy denunciando".

La exfuncionaria asegura que el material sobre Gürtel que sospecha que su antiguo compañero sentimental ha podido copiar ya lo entregó en su día ella a Anticorrupción, la UDEF y el juez Ruz

Sobre los documentos sobre la trama Gürtel supuestamente copiados por su antigua pareja, Garrido asegura a Vozpópuli que "todo lo entregué a la Fiscalía Anticorrupción, a la Policía o al juez Ruz en su momento" y que también hay otros archivos, entre ellos grabaciones, relacionados con el acoso que sufrió en el consistorio por sus denuncias y que le sirvieron de prueba para ganar las demandas contra el Ayuntamiento de Boadilla. Por todo ello, no descarta comparecer en los próximos días en la Audiencia Nacional ante el juez De la Mata para explicarle el que ella considera verdadero origen de los documentos. Los mismos que el pasado 1 de junio el magistrado ha ordenado a la UDEF analizar "a fin de determinar su relevación y pertinencia" en un sumario que, pese a enfilar ya su recta final, sigue deparando sorpresas e historias rocambolescas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba