LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

El juez rastrea el nexo entre las amenazas en Twitter a una testigo y los últimos documentos de Gürtel

De la Mata baraja pedir a la Policía que analice los 'metadatos' de la información contenida en los equipos informáticos entregados por la expareja de la funcionaria de Boadilla del Monte (Madrid) que colabora con la Fiscalía Anticorrupción. Quiere saber si han sido copiados de modo ilegal.

El juez José de la Mata, a la llegada a la Audiencia Nacional.
El juez José de la Mata, a la llegada a la Audiencia Nacional. EFE

La última documentación sobre la trama Gürtel llegada a la Audiencia Nacional el pasado 29 de mayo en un ordenador portátil y un disco duro externo va a ser sometido a un doble análisis por la Policía. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, que ya había pedido a la UDEF que estudiese la relevancia para la causa de la información contenida en ambos equipos, baraja también encargar una investigación sobre los 'metadatos' de dichos archivos informáticos para descubrir si, como sugiere la denuncia de Ana Garrido, exfuncionaria del Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid) y testigo de la Fiscalía Anticorrupción en el caso, fueron copiados sin su consentimiento por la persona que los ha aportado ahora: su expareja. Esta mujer relaciona en una reciente denuncia en un juzgado ordinario dicho hecho con una campaña de amenazas en Twitter iniciada el pasado mes de abril contra ella, como adelantó este jueves Vozpópuli.

La UDEF ya ha iniciado el análisis sobre la relevancia de los archivos informáticos para el 'caso Gürtel'. El juez baraja pedir también un estudio de sus metadatos

Garrido, que en los últimos meses ha vivido en el extranjero precisamente por el temor que le habían provocado algunos de los mensajes recibidos en esta red social, acudió al mediodía de este jueves a la Audiencia Nacional para entrevistarse con el magistrado y transmitirle sus sospechas. Según ha detallado la exfuncionaria municipal a este diario, De la Mata se comprometió a extremar el celo con dichos documentos informáticos y a encargar a la Policía un estudio para conocer el verdadero origen de los mismos y si, como denuncia la mujer, fueron copiados en fechas recientes desde un ordenador de su propiedad. No obstante, el juez también le informó que será la relevancia de los datos que contengan lo que le llevará a incorporarlos al sumario o no. La UDEF ya está trabajando con ellos para elaborar el informe que el juez pidió en un auto del pasado 1 de junio que se le entregara "lo antes posible".

Ana Garrido asegura haber mostrado al ahora instructor del sumario su temor a que los documentos que guardaba en sus equipos hayan sido manipulados una vez extraídos. ¿Con qué objetivo? Ella lo relaciona con la presencia entre ellos de unos archivos sonoros relacionados con el acoso que sufrió en el consistorio por sus denuncias y que le sirvieron de prueba para ganar las demandas contra el Ayuntamiento de Boadilla. El caso está a la espera de que se pronuncié el Tribunal Supremo, al que ha recurrido el gobierno municipal del PP. "Alguien puede querer conseguir de manera indirecta esta información para utilizarla contra mi", señala a este diario. De hecho, insiste que el resto de los documentos que atesoraba sobre Gürtel ya los entregó hace tiempo a la Fiscalía Anticorrupción, a la Policía o al antecesor de De la Mata, el juez Pablo Ruz.

Un portátil, un disco duro y un policía municipal 

El material informático ahora en duda se incorporó al sumario a finales de mayo de la mano de un agente de la Policía Local de Boadilla del Monte que se personó en la Audiencia Nacional para depositar "un ordenador portátil Acer Ferrari One 200 y memoria externa marca Adata Dasdrive HV620 DE 1 Terabite". Según manifestó, habían sido entregados por Juan Carlos D.M., un transportista autónomo residente en la localidad salpicada por la trama de corrupción, quien había manifestado tener miedo porque "tenía que ver con el caso Gürtel". Tres días después, De la Mata dictaba el auto por el que ordenaba hacer un volcado del contenido de todo el material y pedía al Grupo XXI de la UDEF, que ha llevado el peso del caso Gürtel, realizar "un análisis de su contenido, elaborando un informe que determine su relevancia"para el sumario.

Ana Garrido, testigo de Anticorrupción, acudió este jueves a la Audiencia Nacional para transmitir al juez De la Mata sus sospechas sobre el origen irregular de la nueva documentación

Lo que no menciona el documento judicial es la relación existente entre Juan Carlos D.M. y Ana Garrido. Según ha confirmado la mujer este jueve al juez De La Mata, ambos mantuvieron una relación sentimental de aproximadamente un año de duración que se rompió en octubre de 2014. Ahora, sin embargo, se encuentran abiertamente enfrentados y, desde este miércoles, incluso en los tribunales. El motivo: una serie de tuits amenazantes que supuestamente ha lanzado él contra su antigua pareja. Garrido ha presentado por ellos una denuncia por amenazas en el juzgado de guardia de Móstoles, a la que también ha tenido acceso este diario, en la que no sólo describía los ataques recibidos en esta red social, sino que tambiñen apuntaba a la posibilidad de que su antiguo compañero hubiera "accedido sin mi consentimiento a todas las pruebas que obran en mi poder y que yo guardaba en mi ordenador y en otros dispositivos de almacenamiento portátiles" y que fuese éste el material que ha llegado ahora a la Audiencia Nacional. La exfuncionaria no descartaba tampoco que el hombre se haya hecho con copia de "documentación formato papel por la convivencia que manteníamos".

Tres cuentas en Twitter

La denuncia señalaba que los ataques en la red social contra ella se iniciaron el pasado 25 de abril y tuvieron continuidad el 27 del mismo mes "y días posteriores" a través de tres cuentas de Twitter. Como titular de una de ellas identificaba directamente a su excompañero sentimental, mientras que las otras dos las adjudicaba a sendas mujeres desconocidas residentes en Bilbao y Badajoz. En el escrito, Ana Garrido recordaba que Juan Carlos D.M. convivió con ella en su domicilio y que el tiempo que duró dicha relación coincidió con el proceso de extinción de su contrato en el Ayuntamiento que ha acabado en los tribunales con dos sentencias favorables para ella y a la espera que se pronuncie el Tribunal Supremo. También resaltaba que por ello, él sabía que era "testigo de la Fiscalía Anticorrupción en el caso Gürtel" y que tenía en su poder "pruebas concluyentes relacionadas con el mismo".

La exfuncionaria municipal relaciona la llegada de la documentación al juzgado con la campaña iniciada en Twitter contra ella con el 'hashtag' #BoadillaContraAna

Todo ello lo relacionaba en su denuncia con sus ataques en Twitter, que ella consideraba que no tenían otra intención que "amedrentarme vertiendo amenazas, intentando extorsionarme, pidiéndome dinero a cambio de silencio". Incluso, aseguraba que su expareja creó un hashtag o etiqueta en su contra: #BoadillaContraAna. Según destacaba, en algunos de los mensajes en esta red social se incorporaban vídeos que le hicieron "sentir verdadero pánico" ya que en uno de ellos aparecía una mujer apuntando con una pistola hacia la cámara y en otro un segundo personaje que hace el gesto de cortar el cuello a alguien. Todo ello, continuaba, le llevaron a abandonar España el pasado 14 de mayo, permaneciendo en el extranjero hasta el pasado martes, cuando regresó precisamente tras tener conocimiento por este diario de que su expareja había entregado material informático al juez De la Mata.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba