LA INVESTIGACIÓN DE LA SUPUESTA CAJA 'B' DEL PP

El juez Ruz se desespera: un 'software' atasca la investigación del pago en negro de las obras del PP

El análisis de la documentación contable intervenida en septiembre en el estudio de arquitectura que hizo la remodelación de la sede de Génova 13 se retrasa ante la dificultad de tratar la ingente cantidad de datos por el programa informático que los almacenaba. El magistrado pide ayuda a Hacienda.

Imagen de archivo del juez Pablo Ruz.
Imagen de archivo del juez Pablo Ruz. EFE

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, se enfrenta a un nuevo obstáculo en la investigación de los 'papeles de Bárcenas'. Se trata, en concreto, del programa informático con el que guardó su contabilidad Unifica Servicios Integrales SL, la empresa que realizó las obras de remodelación de la sede del PP bajo sospecha y cuyo dueño, el arquitecto Gonzalo Urquijo, está imputado en la causa. Ocho meses después de que esta información fuera intervenida en el registro que el magistrado ordenó hacer en la sede de esta sociedad, la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF) de Hacienda aún no ha podido analizarla porque hasta ahora le ha sido imposible 'volcar' la ingente cantidad de información recabada. Así aparece recogido en una providencia del magistrado del pasado lunes, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, y en la que Ruz autoriza a expertos informáticos de la Agencia Tributaria a trasladar dos de los discos duros que contienen dicha contabilidad "a sus instalaciones" para que así puedan tratar la información y transformarla en un formato con el que puedan trabajar sus compañeros de la ONIF.

El juez Ruz se queja de que la ingente cantidad de datos contables recabados en el registro de Unifica hace "imposible realizar dicha diligencia en esta Oficina Judicial con los medios materiales y personales disponibles"

En concreto, el juez instructor ordena que mañana jueves, a las 10 de la mañana, se realice una copia del contenido de las memorias identificadas en el sumario con las claves E17 y E18, para posteriormente trasladar las mismas a la sede de la AEAT. Allí, los funcionarios de Hacienda "con la asistencia técnica oportuna, a prestar por el personal informático de la AEAT" procederá "a la realización de la diligencia de transformación" de los archivos contenidos en el programa 'Contaplus', uitlizado por el estudio de arquitectura, en otros en formato Excel. El magistrado se queja que hasta ahora no se ha podido llevar a cabo dicho cambio "dado el volumen de datos, resultando imposible realizar dicha diligencia en esta Oificina Judicial con los medios materiales y personales disponibles". Para facilitar dicha gestión, el juez ya ha pedido a la empresa que tiene la licencia para España de dicho 'software' permiso para poder utilizarlo.

Este retraso en el tratamiento de la información ha afectado a informes en marcha y que urgían al magistrado. El juez Ruz había pedido el pasado 25 de abril a la Agencia Tributaria que realizara uno sobre dicha contabilidad y, en concreto, sobre el pago del impuesto sobre sociedades e IVA en los años 2008 y 2009 por parte de la empresa Unifica. Todo ello después de que la UDEF le entregara otro en el que acreditaba que parte de las obras y los honorarios del arquitecto Gonzalo Urquijo por aquellas obras fueron presuntamente sufragados "con fondos ajenos al circuito económico financiero" correspondientes a la contabilidad paralela que llevaba el extesorero del PP Luis Bárcenas. El juez pretendía tener el análisis de Hacienda sobre su mesa el próximo 30 de mayo y así poder fijar la fecha para las declaraciones como imputados de tres empleados del estudio de arquitectura que ya tuvo que retrasar a comienzos de mayo.

Sin embargo, el magistrado ya es consciente de que los expertos de Hacienda no podrán cumplir dicho encargo por lo que en la misma providencia en el que ordenaba el volcado de la información contable en otro formato pedía a Hacienda que en esa fecha le entreguen, simplemente, un "informe preliminar de avance en relación al material que hubiera podido ser objeto de análisis hasta la fecha indicada". Sobre el resto, le pide a los funcionarios de la Agencia Tributaria que le comuniquen cuál es su "previsión de finalización del informe definitivo una vez procedido al análisis de la totalidad de los datos referidos a la contabilidad de la mercantil Unifica".

Los 118.000 emails

Este retraso no es el primer obstáculo técnico al que se ha enfrentado Ruz en su investigación del supuesto pago en negro de las obras de Génova 13. El pasado mes de febrero la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) de la Policía remitió al magistrado un informe para justificar la lentitud en analizar los miles de correos electrónicos obtenidos en el mismo registro de la sede de Unifica. El documento policial, como adelantó este diario, detallaba que los expertos policiales tardaron cerca de un mes en hacer un “filtrado selectivo de la información contenida”en la decena de dispositivos informáticos intervenidos en las oficinas de la empresa, y que incluían ‘pendrives’, CD, tabletas, discos duros y ordenadores, varios de ellos del propietario de la compañía, el arquitecto Gonzalo Urquijo.

Ya en febrero la Policía reconoció que tuvo problemas para tratar los 118.000 'emails' que se habían obtenido en el registro de Unifica precisamente por su elevado volumen

Una vez realizada esta labor, a los agentes de la UIT les llevó dos meses más poder procesar la ingente cantidad de 'emails' que se intervinieron en el servidor y que pertenecían a 25 cuentas de correos distintas. Su volumen obligó a los policías a utilizar dos discos duros de uno y dos 'terabites' para su almacenaje. “Se han tratado más de 118.000 correos electrónicos, por lo que se ha procedido por esta Unidad a realizar un tratamiento de extracción, conversión a un formato legible para los ordenadores de la unidad investigadora [UDEF] y eliminación [de] duplicados de los correos electrónicos”, detallaba el informe que daba cuenta de que finalmente el pasado 8 de enero realizaron la entrega de toda esta información a sus compañeros del Grupo XXI de la Brigada de Blanqueo de Capitales.

De este modo, los agentes de la UDEF no pudieron comenzar a trabajar directamente con la misma hasta 103 días después de haberse intervenido. Una larga espera a la que sumaron entonces la ardua tarea de cruzar todos estos mensajes con aquellos a los que los agentes pudieron acceder de manera inmediata durante el registro o poco después ya que o bien estaban “almacenados localmente” en los ordenadores de algunos de los trabajadores o bien se encontraban impresos en papel en una carpeta amarilla que contenía otros documentos. Estos últimos eran mensajes intercambiados "entre personal del PP y Unifica", según detallaba un escrito judicial. La Policía también tuvo que cruzarlos con los 'emails' que se obtuvieron durante el registro 'de facto’ de la sede nacional del PP del pasado mes de diciembre. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba