LOS ÚLTIMOS MESES DEL JUEZ EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Pim pam pum contra Ruz: el testaferro de Bárcenas le acusa de engañar a la Justicia suiza

Iván Yáñez, imputado por ayudar al extesorero a ocultar su fortuna, envía un duro escrito tras el auto que le manda al banquillo en el caso Gürtel. Asegura que el juez induce de modo intencionado a "error" a las autoridades helvéticas para que autoricen el uso en el juicio de la información bancaria que remitieron.

Imagen de archivo del juez Pablo Ruz.
Imagen de archivo del juez Pablo Ruz. EFE

Todos contra el juez Pablo Ruz. Los escritos que las defensas de los principales imputados en el 'caso Gürtel' y en la pieza separada de 'los papeles de Luis Bárcenas' han remitido en los últimos días auguran el pim pam pum contra el magistrado en el que pueden convertirse los últimos meses de éste en la Audiencia Nacional. Si hace sólo unos días el empresario Luis del Rivero llegaba a insinuar que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 no sabía distinguir entre el delito de cohecho y el de tráfico de influencias, ahora es Iván Yáñez, el 'broker' acusado de ser el testaferro del extesorero del PP, el que carga contra el juez. Yáñez, imputado por haber ayudado presuntamente a Bárcenas a ocultar su fortuna en Suiza en 2009 tras la detención de Francisco Correa y el resto de la trama de corrupción, llega a afirmar que Ruz ha engañado a la Justicia Suiza para conseguir pruebas contra él y el extesorero. Incluso, asegura que el último auto del magistrado con el que le pone a un paso del banquillo junto a otros 42 imputados en la causa, busca llevar a las autoridades helvéticas "al error" para que se pueda utilizar en el juicio la documentación bancaria remitida por éstas en los dos últimos años. El 'broker' es, de hecho, uno de los beneficiados de la reciente decisión de un tribunal de Berna de anular dicha autorización mientras revisa este permiso.

El duro escrito de Yáñez se produce sólo unos días después de otro de Luis del Rivero que acusaba a Ruz de no saber distinguir entre el delito de cohecho y el de tráfico de influencias

El escrito de Yáñez, al que ha tenido acceso Vozpópuli, es un recurso de reforma de sólo once folios con el que sus abogados, Alfonso Rubiales y José Lozano, pretenden tumbar el auto del pasado 26 de noviembre con el que el juez transformaba el sumario del 'caso Gürtel' en procedimiento abreviado, paso previo a la celebración de la vista oral. Aunque buena parte del mismo está enfocado, precisamente, a resaltar los motivos de nulidad que en su opinión existen en el mismo, los letrados no desaprovechan la ocasión para esgrimir la decisión del Tribunal Penal Federal Suizo del pasado 14 de noviembre que anulaba una resolución anterior de otro órgano helvético de autorizar la utilización de la documentación remitida para "la investigación, imputación y posterior acusación por delito fiscal o contra la Hacienda Pública" de Bárcenas y el propio Yáñez. El recurso critica, de hecho, que el escrito de Ruz haya sido puesto ya "en conocimiento de las autoridades judiciales suizas" para conseguir que éstas desbloqueen esta situación y se haga con la inclusión de "incisos" que inducen "al error".

En concreto, asegura que el auto tergiversa los datos presentes en el sumario para convencer a sus colegas de Berna de que la información que éstas han remitido a España "en respuesta a las repetidas comisiones rogatorias que le han sido libradas pudieran guardar relación con un supuesto fraude a la Hacienda Pública mediante la utilización de facturas falsas y la elaboración de falsos contratos de compraventa de obras de arte". El abogado del 'broker' recuerda que la legislación del pequeño estado centroeuropeo es muy puntillosa sobre en qué casos concretos se puede utilizar esta información y que no es posible hacerlo en casos de delitos fiscal o contra la Hacienda Pública, que no existen en su ordenamiento, salvo que éstos se hayan cometidos "utilizando medios defraudatorios dirigidos a engañar" al erario. Lo que se denomina en este Estado como "l'escroquerie fiscale". Esto es lo que, en su opinión, Ruz pretende al hacer referencia a episodios de la investigación que nada tienen que ver con los movimientos de dinero en los que él participó, según aseguran.

Facturas falsas

En este sentido, el escrito recalca que Ruz habla de facturación falsa cuando el único punto de su auto del pasado 26 de noviembre en el que se habla de esta figura es al hacer referencia a las sociedades Pasadena Viajes SL y Gabinetes de Viajes SL, ambas integradas en la trama de Francisco Correa, pero que "nada tiene que ver con los fondos depositados en los fondos depositados en las cuentas abiertas por don Luis Bárcenas en entidades suizas" y, por tanto, sin relación con "la información y documentación remitida por las autoridades suizas" ya que ésta no fue solicitada para ello "ni ha sido utilizada para la investigación de tales hechos". Además, señala que tampoco existen vínculos entre estos depósitos en entidades financieras helvéticas y el otro delito con el que supuestamente Ruz intenta salvar el escollo suizo: la supuesta compra venta de obras de arte.

El testaferro de Bárcenas considera que el último auto del juez incluye de modo intencionado "incisos" que pretenden llevar a la Justicia helvético "al error" 

El escrito del broker circunscribe este episodio al supuesto intento del extesorero de justificar un ingreso en efectivo realizado por su mujer, Rosalía Iglesias, también imputado en la causa, de medio millón de euros en cuentas abiertas a nombre de la pareja en sucursales de Caja Madrid en la capital de España. "Nada que ver, por tanto, con los fondos depositados en las cuentas abiertas por don Luis Barcenas en entidades suizas", reitera. "Desde luego, la información y documentación remitida por las autoridades suizas no fue solicitada ni ha sido utilizada para la investigación de tales hechos", añade el documento.

Por todo ello considera que las prisas de Ruz por trasladar su auto a Berna, antes incluso de que se resuelvan los recursos de reforma de las defensas y los "hipotéticos" de apelación, "podrían alterar de forma improcedente" la decisión que los tribunales suizos deben tomar sobre la autorización de utilizar o no dicha información bancaria en el juicio del 'caso Gürtel'. Una circunstancia que, recalcan, vulnera "los derechos fundamentales de mi mandante a la tutela judicial efectiva y a un procedimiento con todas las garantías". Por ello, los abogados de Yáñez, además de instar a la nulidad de la decisión de Ruz, piden "dejar sin efecto la puesta en conocimiento de las autoridades judiciales suizas del auto ahora recurrido" hasa que éste no sea firme. El pim pam pum contra el magistrado no ha hecho nada más que empezar.

16 MESES DE INVESTIGACIÓN EN PELIGRO

La decisión del pasado 14 de noviembre de la Justicia helvética de anular la autorización para usar la información sobre las diferentes cuentas bancarias de Luis Bárcenas afecta de manera especial a un parte clave de la investigación sobre la fortuna secreta del extesorero del PP. En concreto, a la que se sustenta en todos los datos que se incorporaron al sumario del 'caso Gürtel' desde el país helvético entre enero de 2013, cuando llegó a España la comisión rogatoria que destapaba la existencia de depósitos millonarios del político en el Dresdner Bank, y el pasado 14 de abril, día en que el magistrado español recibió el permiso de las autoridades de Berna para utilizar dicha documentación que ahora ha sido anulado. En total, 16 meses de pesquisas.

Y afecta porque, según diversas fuentes jurídicas consultadas por este diario, la autorización de Suiza no sólo es necesaria para utilizar esta información como prueba en la vista oral, sino también durante la instrucción de la causa. De hecho, parte de esos datos fueron esgrimidos por Ruz en el auto con el que a finales de junio de 2013 envió a Bárcenas a prisión. Siempre según estas fuentes, Ruz debió solicitar inmediatamente después de recibir la comisión rogatoria de enero del pasado año con datos incriminatorios para Bárcenas la autorización que exigen las leyes suizas para utilizar dicha información en una acusación de delito fiscal, figura que sólo existe en el ordenamiento jurídico helvético si está acompañada de la existencia de una estructura criminal que convierta esta infracción en algo más que la simple elusión del pago de impuestos.

Sin embargo, el magistrado no lo pidió entonces y, de hecho, tardó 16 meses en hacerloFue el pasado 2 de abril cuando remitió a Berna, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, una comisión rogatoria reclamando dicha autorizaciónDoce días después, la Unidad de Asistencia Mutua del Departamento Federal de Justicia helvética daba su visto bueno a la petición. Sin embargo, esta decisión fue recurrida por Luis Bárcenas y el 'broker' Iván Yáñez, quienes alegaron que la misma se había tomado sin que se les escuchara. Ello motivó que el 6 de junio, el Tribunal Penal Federal de Suiza suspendiera en primera instancia dicho permiso mientras estudiaba el caso antes de tomar una decisión. Ésta llegó hace ahora más de un mes para anular la autorización y ordenar que se inicie de nuevo todo el proceso. Eso sí, escuchando los argumentos del extesorero y su presunto testaferro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba