TRAS LA FORTUNA OCULTA DE BÁRCENAS

Bermudas pone pegas al juez Ruz para bloquear el plan de jubilación 'caribeño' de Bárcenas

El magistrado se ve obligado a enviar una segunda comisión rogatoria después de que las autoridades del pequeño país hayan puesto objeciones a la que remitió en octubre y en la que pedía bloquear 200.000 dólares remitidos desde una de las cuentas suizas del extesorero.

Luis Bárcenas, a las puertas de la Audiencia Nacional la semana pasada.
Luis Bárcenas, a las puertas de la Audiencia Nacional la semana pasada. EFE

Vuelta a empezar tres meses después. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, ha remitido una nueva comisión rogatoria a las autoridades judiciales de las Islas Bermudas después de que éstas hayan rechazado una primera que el magistrado envió el pasado 24 de octubre para solicitarles el bloqueo de los fondos que Luis Bárcenas supuestamente ocultos en una entidad financiera de este país caribeño. El juez pretendía que sus colegas de Bermudas intervinieran una cuenta abierta en el banco Butterfield Trust Limited que recibió en agosto de 2009 una transferencia de 200.000 dólares (157.880 euros) de otra en Suiza relacionada con el extesorero del PP. Ese dinero está depositado desde entonces en un plan de jubilación gestionado por esta entidad.

Ruz envió la segunda comisión rogatoria a Bermudas el pasado lunes después de que las autoridades de este país hayan puesto objeciones recientemente a la que les remitió hace más de tres meses

Según fuentes de la Audiencia Nacional, las autoridades del país caribeño respondieron hace sólo unas semanas a la petición de octubre reclamando más información sobre el depósito que se quería bloquear y aclaraciones sobre el supuesto origen ilícito del dinero. Ello ha obligado al magistrado español a comenzar el trámite de una nueva comisión rogatoria. El pasado lunes, Ruz recibió el oficio de la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional con los últimos documentos, incluida la traducción al inglés de los mismos, para remitir esta segunda petición de ayuda. Ese mismo día, el juez dictaba una providencia, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, por la que ordenaba entregar el original a la UDEF para que, a su vez, lo hiciera llegar a la Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia y ésta lo remitiera a la Justicia del paraíso fiscal. Ruz también dio instrucciones de remitir "un duplicado" a Interpol.

Bermudas es el último hilo del que ha tirado el juez español para localizar los fondos que supuestamente aún oculta en el extranjero Luis Bárcenas. Lo descubrió el pasado mes de octubre, después de estudiar la información sobre una cuenta abierta en el banco suizo Lombard Odier por Francisco Yáñez, exempleado del PP ya fallecido y padre de Iván Yáñez, 'broker' imputado en la causa por haber ayudado presuntamente al extesorero a ocultar su fortuna a partir de 2009. A dicho depósito, denominado 'Obispado', Bárcenas transfirió los fondos que en febrero de 2009 tenía en otro depósito en la misma entidad a nombre de su mujer, Rosalía Iglesias. Un movimiento que ya se conocía por una "ficha de contacto" de otra de las cuentas investigadas, pero sobre el que la documentación remitida el pasado otoño por Suiza aportó entonces nuevos datos. En concreto, "el destino de las transferencias" que desde la misma se hicieron a terceros países.

'Obispado', la cuenta puente

Así, la comisión rogatoria respondida por las autoridades helvéticas revelaba que el 16 de marzo de 2009 se hicieron dos envíos de dinero desde la cuenta de la mujer de Bárcenas, que era gestionada directamente por el extesorero, hacia la cuenta 'Obispado' por importe de 110.000 euros y 31.704 euros respectivamente. Dos meses después se realizaba una tercera transferencia con idéntico destino, en este caso por 36.268 euros. Una vez el dinero en la cuenta de Francisco Yáñez, el hijo de éste remitió el 3 de agosto de 2009 un correo electrónico a Frederic Mentha, gestor de la misma e imputado en España en la 'Operación Emperador', en el que le indicaba que "según has hablado con nuestro amigo L. [en referencia a Luis Bárcenas], querría transferir 200.000 dólares desde la cuenta de mi padre y de la parte correspondiente a Rosa [Iglesias] a la siguiente cuenta". Esta no era otra que la número 008012695-1370591 del Butterfield Trust Limited, una entidad de Islas Bermudas.

Bárcenas ordenó transferir 200.000 dólares a dicho plan de jubilaciones en Bermudas en agosto de 2009, sólo unos meses después de estallar el 'caso Gürtel'

Dicho movimiento fue confirmado por otros documentos incorporados al sumario gracias a esta última comisión rogatoria, en los que se recogía que un día después, el 4 de agosto de 2009, se verificó la transferencia al país caribeño por los 200.000 dólares indicados, así como que 22 días más tarde se retiraron de la misma 10.000 euros. La información remitida por Suiza detallaba también que la cuenta del banco de Bermudas figuraba a nombre de Sun Secured Advantage, sin que el magistrado detallase en su auto de octubre de qué tipo de entidad jurídica se trataba. No obstante, el juez Ruz ordenaba en el mismo escrito judicial la remisión de una comisión rogatoria a las autoridades del país caribeño para que le facilitase abundante información sobre la misma así como para solicitarle "el bloqueo de todo su saldo efectivo y productos asociados que pudiera existir en la actualidad" como si el enigmático titular se tratara de una persona jurídica.

Pese a lo que inicialmente se interpretó, Sun Secured Advantage no era una sociedad mercantil. Se trataba, en realidad, de un sofisticado plan de inversiones que ofrece hasta 70 opciones, desde fondos hasta renta fija, a través del que Bárcenas pretendía rentabilizar los 200.000 dólares transferidos a la citada cuenta. Este producto financiero es propiedad de la aseguradora canadiense Sun Life Financial, una organización internacional de servicios financieros que presta una amplia gama de productos de servicios de acumulación y protección de patrimonio y atiende a clientes individuales y corporativos de todo el mundo. Sun Secured Advantage es, de hecho, ofertado por entidades internacionales como el americano Citibank, el británico Standard Chartered Bank o la que utilizó el extesorero del PP, el Butterfield Trust Limited, de Bermudas. Fuentes jurídicas consultadas por Vozpopuli apuntan a que, muy posiblemente, las pegas de las autoridades del pais caribeño vengan precisamente por esta confusión. Una confusion que, por ahora, ha retrasado más de tres meses el bloqueo del plan de jubilación 'caribeño' del extesorero.

LOS OTROS 'NO' AL JUEZ

Las pegas de las autoridades de Bermudas a colaborar en el bloqueo de las cuentas de Bárcenas no son el primer contratiempo en el extranjero con el que tropieza el juez Pablo Ruz en su búsqueda de la fortuna oculta del extesorero. Así las autoridades de EEUU se negaron a intervenir varias cuentas bajo sospecha. La primera era, la abierta en el HSBC de Nueva York a nombre de Brixco, una empresa uruguaya a la que se transfirieron 3 millones de euros desde sus cuentas en Ginebra cuando estalló la Gürtel. El posterior rastreo judicial de los movimientos de ésta permitió saber que aquel dinero había saltado supuestamente a otro depósito de una segunda empresa uruguaya, Rumagol, y de ahí a una tercera abierta a nombre de la sociedad TQM Capital. El juez Ruz pidió entonces a las autoridades estadounidenses su bloqueo, pero éstas rechazaron tomar esta medida y se limitaron a facilitar información detallada sobre los movimientos de las mismas. Posteriormente se desubrieron otras cuentas en este país con saldos mucho menores, que tampoco fueron bloqueadas.

El magistrado tampoco tuvo suerte con las autoridades del Reino Unido, a las que Ruz remitió una comisión rogatoria en la que, además de pedirle información, le solicitaba el bloqueo de la cuenta que tenía en una entidad financiera de Londres el presunto testaferro del extesorero, Iván Yáñez, también imputado en la causa. Según fuentes del entorno de éste, tras aquella petición del magistrado de la Audiencia Nacional la justicia británica aún no ha inmovilizado los más de 600.000 euros que llegó a tener de saldo. En Argentina, donde esta asentado el latifundio de limones bajo sospecha de haber sido utilizado también para el lavado de fondos por parte de Barcenas, hace tiempo que un juez cerró la causa al considerar que el tiempo transcurrido desde que se hicieron los movimientos de dinero investigados por Ruz, cinco años, habían hecho prescribir los posibles delitos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba