LAS ÚLTIMAS REVELACIONES DEL EXTESORERO

El juez Ruz ordena que le remitan ocho escrituras de Bárcenas firmadas ante cuatro notarios

El magistrado da diez días al Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo del Consejo General del Notariado para que haga llegar a la Audiencia Nacional "las escrituras públicas" rubricadas por el extesorero a nombre de su mercantil Conosur Land SL.

Luis Bárcenas, en una de sus comparecencias en la Audiencia Nacional.
Luis Bárcenas, en una de sus comparecencias en la Audiencia Nacional. EFE

El juez Pablo Ruz quiere saber qué hay exactamente detrás de tantas visitas de Luis Bárcenas a los notarios tras su imputación en el 'caso Gürtel'. Para ello, el pasado viernes dictó un auto en el que, entre otras medidas, da un plazo máximo de diez días al Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo del Consejo General del Notariado para que le haga llegar "las escrituras públicas" levantadas por el extesorero del PP a nombre de la empresa Conosur Land SL, la sociedad que comparte con su mujer, Rosalía Iglesias. En concreto, se trata de ocho documentos distintos elevados a públicos ante cuatro notarios diferentes. Entre ellos, hay dos 'actas de manifestación', documentos utilizados habitualmente para recoger declaraciones de quien los otorga con el fin de presconstituir pruebas que probablemente serán alegados posteriormente en el ámbito judicial.

Un reciente informe del SEPBLAC desvela que una de las enigmáticas actas de manifestación a nombre de Conosur Land SL simplemente constata que esta sociedad es suya y de su mujer

El magistrado ha adoptado la medida después de que la Fiscalía Anticorrupción se lo requiriera tras analizar los listados que había remitido el Consejo General del Notariado y detectar varios movimientos sospechosos en torno a una empresa, Conosur Land SL. Esta sociedad, que hasta hace poco había pasado inadvertida dentro de la investigación porque se pensaba que no había intervenido directamente en las supuestas maniobras de Bárcenas para ocultar su fortuna, ha alcanzado en las últimas semanas un importante protagonismo al detectarse que cuentas abiertas a su nombre habían recibido varias trasferencias sospechosas procedentes de EEUU. Es también con la que pagaba a su propia mujer un sueldo mensual de 3.705 euros.

El juez Ruz pide ahora todas las escrituras elevadas a públicas en nombre de la mercantil, empezando por la que tiene el número de protocolo 928 y que fue firmada el 25 de mayo de 2011 ante el notario Francisco Calderón Álvarez, precisamente uno de los que Bárcenas visitaba regulamente cuando actuaba en nombre del PP. Ese día, el extesorero y su mujer constituyeron la mercantil a la que ahora los investigadores han puesto bajo su lupa. Cinco meses después, Bárcenas acudía a la misma notaríaa para comunicar el cambio de la sede social de la empresa, que dejaba de ser la vivienda del matrimonio en la calle Príncipe de Vergara para figurar domiciliada en el número 20 de la calle Conde de Aranda, sede de una consultoría de la que más tarde adquiriría acciones.

Un día más tarde, el 18 de mayo de 2012, el exsenador acudía de nuevo al notario, aunque en esta ocasión a otro distinto, Jorge Prados López. El objeto de esta visita fue elevar a público un contrato de leasing para la adquisión de un vehículo todoterreno de la marca Land Rover. El extesorero no volvería a acudir a un fedatario público en nombre de su mercantil hasta más de un año después. Fue, en concreto, el 26 de noviembre de 2011. En este caso fue en el despacho de Luis Rueda Esteban y el objeto, otorgar un acta de manifestación, cuyo contenido sigue siendo aún hoy un misterio. Ese mismo día y ante el mismo fedatario, Bárcenas oficializó a nombre de Conosur Land la compra por 20.000 euros de un paquete de acciones de la empresa Netcheck, de la que ya poseía un participación adquirida meses antes a su propio nombre y en cuya sede aparecía domiciliada su sociedad.

Tres documentos en un solo día

Dentro de ese frenesí notarial, Bárcenas volvió al notario semanas después. Así, el 14 de diciembre de 2012 acudía a una cuarta notaría madrileña, la de Andrés Dominguez Nafría, para levantar dos actas de manifestación, una a su nombre y otra como representante de Conosur Land. Esa misma jornada se auto otorgó un poder general en representación de la mercantil que compartía con su mujer. Los documentos que reclama ahora al juez son estos dos últimos, ya que del primero conoce su existencia desde que en marzo pasado un informe de la Unidad de Delincuencia Esconómica y Fiscal (UDEF) desvelase su existencia y, sobre todo, su contenido. En él manifestaba que durante 15 años —entre 1994 y 2009— había llevado una “cuenta analítica” en la que reflejaba “exclusivamente” los “ingresos obtenidos por donativos” al PP y los correspondientes pagos a distintos perceptores.

Del acta de manifestación levantada aquel día a nombre de Conosur Land SL, y cuyo documento reclama ahora el juez, ya se conoce el contenido gracias a un reciente informe del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) sobre las cuentas que Luis Bárcenas y Rosalía Iglesias tenían abiertas en La Caixa. Según el informe de los expertos del Banco de España, en la misma simplemente dejó constancia de que los propietarios "reales" de la mercantil eran él mismo y su mujer. La última ocasión en la que Bárcenas acudió a una notaría en nombre de Conosur Land SL fue el 28 de febrero de este año, cuando el escándalo de sus cuentas corrientes ya había saltado y los 'papeles' que llevan su nombre hacían tambalearse los cimientos de Génova. Entonces, ante el notario Luis Rueda Esteban, se desprendió del paquete de acciones de la consultora que había adquirido sólo tres meses antes. El juez Ruz quiere ahora saber los detalles de ésta y de las otras ocho escrituras.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba