EL SUMARIO, EN SU TRAMO FINAL

Ruz blinda el 'caso Gürtel' para evitar nuevas maniobras de los acusados en busca de la nulidad

El juez envía una comisión rogatoria a Suiza para pedir formalmente a la justicia helvética autorización para que los documentos bancarios remitidos por Berna puedan ser utilizados como pruebas de cargo contra los imputados. 

Imagen de archivo del juez Pablo Ruz a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional.
Imagen de archivo del juez Pablo Ruz a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional. EFE

Sin un cabo suelto. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, agota las últimas semanas de instrucción del sumario del 'caso Gürtel' prestando especial atención a los detalles en un intento de no dejar fisuras en la causa que permita a los principales implicados pedir la nulidad de todo el proceso. Para ello, ha remitido una nueva comisión rogatoria a Suiza con una petición muy particular. Esta no vez no pide datos sobre cuentas de algún implicado, sino la autorización de la Justicia del país helvético para poder utilizar la abundante documentación bancaria remitida por las autoridades de Berna y que es clave para sostener las acusaciones contra algunos de los principales acusados, entre ellos Francisco Correa y Luis Bárcenas.

El juez ha enviado a Suiza una comisión rogatoria para que los documentos sobre las cuentas helvéticas de varios implicados puedan ser utilizados como prueba contra ellos en el juicio

La petición venía recogida en el reciente auto en el que ordenaba librar el cuadragésimo primer complemento de la comisión rogatoria a Suiza. En él, además de dar "información adicional" a las autoridades helvéticas sobre los motivos de la petición de determinados datos sobre las cuentas del extesorero del PP y su mujer, Rosalía Iglesias, el magistrado pide a la División de Cooperación Internacional de la Oficina Federal de Justicia permiso "para la utilización de la documentación por ellas remitida a esta causa".

Ruz se remite a los artículos 63 y 67 de la Ley Federal Suiza sobre Asistencia Judicial en Materia Penal que fija como requisito para poder emplear esa información como prueba en un juicio que se haga "en relación a los hechos y delitos para los que fue solicitada". Por ello, en dicho auto el magistrado aclara a las autoridades helvéticas que el fin de tal petición no es otra que permitir "que tales documentos puedan surtir plenos efectos probatorios en la ulterior fase de juicio oral a desarrollar ante el Tribunal enjuiciador". Además les recuerda "la urgencia de la solicitud" dado "el estado de procedimiento", cercano a su conclusión, como ha reiterado en sus últimos escritos.

Los otros intentos de anular la causa

Fuentes jurídicas consultadas por este diario destacan que con esta petición el juez Ruz quiere evitar que las defensas de los principales implicados puedan esgrimir un error formal para pedir la nulidad de unas pruebas que sotienen una parte importante de las acusaciones. "Han intentado anular toda la causa por las escuchas irregulares en la cárcel que le costaron el puesto al juez [Baltasar] Garzón y no lo consiguieron", recuerda un abogado personado en la causa como acusación, que también destaca los esfuerzos que algunos imputados hicieron para sacar del sumariolas grabaciones realizadas por el concejal de Majadahonda José Luis Peñas que dieron origen a toda la investigación. "Van a utilizar cualquier detalle para intentar cargarse toda la causa hasta el momento del juicio", augura.

Recientemente, Ruz citó a declarar a varios de los principales implicados para evitar que en el futuro puedan alegar indefensión

Hasta ahora, Ruz ha esquivado ambas maniobras con el respaldo de los magistrados de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que en sendos autos rechazaron aplicar a la causa la doctrina anglosajona del 'arbol envenenado', según la cual si una prueba es obtenida irregularmente durante la instrucción judicial, el 'fruto' que se pueda haber obtenido posteriormente también estaría contaminado y, por tanto, sería nulo igualmente. En el caso de las escuchas en prisión, los magistrados sólo consideraron que eso había pasado con los registros que se hicieron en las celdas de Correa y su número 2, Pablo Crespo.

Además, el juez Ruz ha estado tomando declaración durante las últimas semanas a los principales implicados en la causa, la mayoría de los cuales no habían vuelto a comparecer para ser interrogados desde poco después de sus detenciones, en 2009. En el auto en el que citaba entre otros a Francisco Correa, Álvaro Pérez, 'El Bigotes', y Pablo Crespo, el magistrado dejaba claro que el objeto de aquella comparecencia era, entre otras, “garantizar el correcto desenvolvimiento del derecho de defensa". En aquel escrito, Ruz reconocía la procedencia de escucharles de nuevo “teniendo en cuenta que alguno de ellos declaró cuando la causa estaba secreta o antes de que llegara la documentación de comisiones rogatorias y que se incorporaran informes policiales y de unidades de auxilio a la causa y que vendrían a corroborar la comisión de los delitos objeto de imputación”.

Una frase con toda la intención, según diversos abogados consultados. "Con esa citación, Ruz no sólo ha querido darles la oportunidad a todos ellos de hablar y defenderse, sino que también ha querido cercenar cualquier intento de sus defensas de alegar indefensión, recalca uno de ellos. Finalmente, la mayoría de los imputados optaron por acogerse a su derecho a no contestar. Ahora, el envío de la última comisión rogatoria a Suiza para pedir autorización para utilizar la documentación bancaria remitida por las autoriades de Berna pretende, precisamente, cerrar otra posible fisura y blindar la causa ante hipotéticas nuevas maniobras de los principales acusados del 'caso Gürtel'.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba